Tsunami solar

El astro mayor incrementó violentamente su actividad y tiene previsto para 2013 su pico más alto de acción.


 El científico Pierre Barthélémy publicó en el diario francés Le Monde que la semana pasada una “burbuja solar” del tamaño de Júpiter estalló en el espacio sin afectar la atmósfera. Este hecho, aunque no tuvo mayor impacto en la Tierra, es un indicio de que “debemos prepararnos para una tormenta espacial que no se ve desde hace 1.000 años”, aseguró el experto. Según las condiciones presentadas, el “Tsunami solar” podría producirse en 2013 y consistiría en erupciones permanentes y a gran escala que penetrarían en la magnetosfera, región alrededor del planeta que por su campo magnético desvía la mayor cantidad de viento solar. Este fenómeno causaría daños en las redes eléctricas y en los sistemas GPS, cortaría las comunicaciones, destruiría satélites y demostraría la vulnerabilidad del planeta ante este tipo de desastres.