Tendencias
Informe Especial: HAMBRE

Hambre: la otra pandemia que azota a Colombia

Miles de colombianos están aguantando hambre. Los hogares donde solo se consume una comida al día pasaron de 55.915 a 287.473. Además, 3,2 millones de familias solo están comiendo dos veces al día. Hay que detener esta crisis.

icono-flecha

Foto: Gustavo Mejía, John Estrada, JUAN CARLOS SIERRA PARDO

CONTENIDO EXCLUSIVO

Durante 35 años ha cultivado papa en un terreno montañoso. Hoy, la caída en el precio del producto, la ha llevado a privarse de las frutas y cambiar la carne por el hueso. Reportaje sobre el hambre en el país.

Camilo Ernesto Pirela Soto, de 50 años, relató a Semana cómo ha hecho para sobrevivir a los efectos de la pandemia y su lucha diaria para mantener a su familia pidiendo alimentos vencidos en los supermercados.

Camilo Pirela, de 50 años, relató a Semana cómo hace para mantener a su familia pidiendo alimentos vencidos en los supermercados.
Foto: Gustavo Mejía

Fabián Maldonado, un reconocido payaso del sur de Barranquilla, tuvo que colgar los coloridos trajes para rebuscarse en la calle y darle de comer a su hija de 2 años y el resto de la familia.

Fabián Maldonado, conocido como Carcajadas.
Foto: John Estrada /Semana

Muchos culpan a los TLC y a las importaciones de la gran paradoja: en un país con el potencial agropecuario de Colombia hasta los campesinos y muchos ciudadanos pasen hambre. ¿Cuál es la razón?

Campesinos cultivadores de papa. Ventaquemada Boyacá Noviembre 4 de 2020.
Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana.
Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

A los problemas de nutrición en la primera infancia que se registra en hogares vulnerables del país se sumó este año la pandemia, que ha agravado la situación para muchos niños y niñas.

La primera infancia ha sido duramente afectada por el hambre durante la pandemia
Foto: José Guarnizo / SEMANA

El fenómeno de la pobreza no solo afecta a las personas de estratos bajos. En segmentos de alto ingreso, hay vulnerabilidad frente a choques como el desempleo. A veces no alcanza ni para el mercado.

La barranquillera Glidis De Armas comparte un cuarto de 12 metros cuadrados con 4 hijos y 6 nietos. Como en miles de hogares del país, en este el hambre es un habitante más.

Glidis De Armas Torres, junto a un de sus hijos y uno de sus nietos.
Foto: John Estrada /Semana


Compartir:

Otros especiales

Exportaciones

De Colombia para el mundo: el aguardiente tolimense consolida su camino de expansión