Historia del nazismo en Ecuador

Historia del nazismo en Ecuador

Según los historiadores Ecuador fue, después de Argentina, el país donde la aceptación a Hitler y al Tercer Reich se manifestó de manera más evidente.

icono-flecha

Fotografía por Fotomontaje Semana

Especiales Semana
Especiales Semana
Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
Especiales Semana

Según los historiadores Ecuador fue, después de Argentina, el país donde la aceptación a Hitler y al Tercer Reich se manifestó de manera más evidente. Sus gobernantes, políticos liberales y conservadores, sectores de la oligarquía y el pueblo en general fueron simpatizantes del nacionalsocialismo. En ese contexto no es extraño que Walter Rauff, inventor de la cámara de gas móvil —que causó la muerte de cientos de miles de judíos— encontrara allí refugio durante una década, después de la guerra.

Especiales Semana

El inventor de la cámara de gas portátil respiró libre en Quito

En 1939 el ministro de Relaciones Exteriores, Julio Tobar Donoso, comunicó a los cónsules ecuatorianos que “como se ha comprobado una sobreabundancia de judíos en el país”, era necesario restringir “el ingreso de elementos semitas al Ecuador”. El ministro también suspendió al cónsul Antonio Muñoz Borrero, que había entregado pasaportes ecuatorianos a centenares de judíos.

Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
Julio Tobar, ministro de Relaciones Exteriores. En 1939 comunicó a todos los cónsules ecuatorianos que ante la sobreabundancia de judíos en el país era necesario restringir “el ingreso de elementos semitas al Ecuador”. - Ilustración: Jorge Restrepo

¿Supo Hitler de esa “sobreabundancia”? Se conoce sí que en 1940 el Tercer Reich confirió a Tobar Donoso la Cruz del Águila Alemana.

Estas revelaciones las hizo Francisco Núñez del Arco en 2013 en su libro El Ecuador y la Alemania Nazi, en el cual afirma: “Ecuador fue tal vez el país latinoamericano donde la aceptación a Hitler y al Tercer Reich se manifestó más evidentemente después de la Argentina”. Según el autor, fueron abiertamente simpatizantes del nacionalsocialismo los políticos conservadores, los nacionalistas, algunos liberales, José María Velasco Ibarra que fue presidente cinco veces, el pueblo en general, y sectores de la oligarquía. El diplomático Rafael Pino Roca fue fervoroso admirador del hitlerismo y fue condecorado por el Führer.

Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
Rafael Pino. Diplomático ecuatoriano que fue ferviente admirador del hitlerismo, al punto que el mismísimo Führer lo condecoró. - Ilustración: Jorge Restrepo

Velasco Ibarra escribió en 1945 a raíz de la muerte de Adolf Hitler: “Es la muerte de un bárbaro sublime. Alemania nuevamente aniquilada, pero de manera brutal, infame. La aplastaron las bombas de fósforo líquido de los ingleses, los altos explosivos yanquis, las hordas mongólicas mandadas por Rusia, los negros senegaleses enviados por Francia. Todo fue quemado, ultrajado, violado por unos y por otros”.

Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
José María Velasco Ibarra, presidente del  Ecuador. - Foto: Eystone-France/Gamma via Getty Images

Durante la guerra Carlos Julio Arosemena Monroy admiró el nacionalsocialismo y se declaró antisionista. Fue presidente del Ecuador de 1961 a 1963.

También fue admirador del nacionalsocialismo el escritor Augusto Jácome. Tal vez fue el primero en América del Sur en negar el Holocausto, ya en 1953: “Inventos para beneficio de la humanidad: los campos de concentración fueron inventados por los ingleses, la bomba atómica por los yanquis, la guillotina por los franceses, el tiro en la nuca por los rusos”. Jácome escribió en 1949: “Hoy sostengo mi tesis de que el Liberalismo, es Masonismo, Judaísmo; el Judaísmo, Bolchevismo; el Bolchevismo, Totalitarismo; el Totalitarismo, Comunismo; el Comunismo, Imperialismo; la Democracia, Imperialismo. Es decir: todo lo mismo. Los dos únicos fuera de estos ISMOS fueron los Nazis y los Fascistas, y por eso el Comunismo y el Capitalismo combatieron al Nazismo; y el Bolchevismo y el Imperialismo, combaten al Fascismo”.

Abiertamente antisemita, Augusto Jácome escribió en 1952: “¿Queréis saber cómo el judaísmo internacional manufactura las noticias mundiales? Pues así: Todas las mentiras imaginables vienen a la Oficina Central de Nueva York; allí los ‘comentaristas’, los ‘analistas’, lanzan al mundo la propaganda organizada y judaizante”.

El diplomático Antonio Parra Velasco en 1938 aplaudió la anexión de Austria, el Anschluss, como un hito imitable para Hispanoamérica. Fue embajador en Francia. Para el político Jorge Luna Yepes, Hitler encarnó “la dignidad humana”, la energía de un pueblo que no se deja matar ni se deja morir.

En la dictadura del general Alberto Enríquez Gallo (1937-1938) los judíos fueron expulsados del Ecuador.

Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
Alberto Enríquez, dictador entre 1937 y 1938. - Ilustración: Jorge Restrepo

Esa expulsión fue revocada gracias a un cable de la recitadora argentina Berta Singerman al general Enríquez, cuenta Benno Weiser, un judío austríaco que encontró refugio en Quito y que de 1939 a 1945 fue comentarista de los sucesos de la guerra en la prensa ecuatoriana.

Benno Weiser, que luego fue embajador de Israel, recordó cómo se salvó del exterminio:

”Llegué al Ecuador a fines de 1938. Emigré de Viena porque a otro austríaco no le gustaban los judíos. Hitler aun no pensaba en exterminarlos pero quería una Alemania judenrein, limpia de judíos. Hubo largas colas delante de los consulados. Yo tuve suerte. Cuando tenía 16 años un joven ecuatoriano fue a Viena a estudiar en el mejor colegio. Fui contratado para enseñarle alemán y prepararlo para los exámenes de ingreso. Teníamos la misma edad y nos hicimos amigos. Tuve que aprender español. Nueve años más tarde, Jaime Navarro era el único individuo en el mundo libre al que podía cablegrafiar para que me enviara una visa de inmigración”.

Para algunos políticos ecuatorianos Hitler encarnaba la dignidad humana y la energía de un pueblo que no se deja matar, ni se deja morir. Durante la dictadura del general Alberto Enríquez, (1937-1938) los judíos fueron expulsados del Ecuador
Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
Walter Rauff Inventó una cámara de gas móvil, que dirigía los gases del tubo de escape al interior de una cabina hermética de pasajeros, causando la muerte en 15 o 20 minutos. Se calcula que 250.000 judíos perecieron con su letal invento. - Foto: AP

El inventor de las cámaras de gas móviles, que dirigían los gases del tubo de escape al interior de una cabina hermética de pasajeros, causando la muerte en quince o veinte minutos, vivió en Ecuador de 1949 a 1958. Se llamaba Walter Rauff y fue uno de los muchos criminales de guerra nazis que jamás tuvo que enfrentar la justicia. Los vehículos fueron empleados para asfixiar judíos en la Unión Soviética, Polonia, Yugoslavia, Lituania, Estonia y Latvia. Se cree que unos 250.000 judíos perecieron con el letal invento. Poco se sabe de la década en que vivió en Ecuador este comandante de las SS cuando se marchó a Chile, Rauff fue capataz de una planta de carne de cangrejo enlatada en la sureña Punta Arenas. Murió en Santiago en 1984 de 77 años, poco después de una visita a Chile del director general del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, que solicitó al gobierno de Augusto Pinochet que Rauff fuera expulsado para ser sometido a juicio. El gobierno se negó, afirmando que Rauff había vivido pacíficamente en Chile durante veinte años desde cuando en 1963 la Corte Suprema de Justicia denegó su extradición a Alemania con base en que los delitos estaban prescritos. Rauff dijo entonces ante la Corte Suprema que al finalizar la guerra vivió escondido durante año y medio en conventos de la Santa Sede.

En 1984, a los 77 años, Walter Rauff murió en Santiago de Chile. Aunque el gobierno de Israel solicitó a Augusto Pinochet que lo expulsara para que el criminal fuera sometido a Juicio, el dictador se negó.
Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
Walter Rauff en un automóvil con un policía chileno después de su arresto en Punta Arenas. Rauff supervisó el equipamiento y despacho de camionetas de gas en las que fueron asesinadas al menos 200.000 personas. Sin embargo, nunca fue extraditado. - Foto: Keystone/Getty Images

Un capitán de las SS, Alfons Sassen, condenado en ausencia por un tribunal holandés por crímenes de guerra, también se refugió en Ecuador. Se dedicó a los negocios. Su hermano el periodista Willem Sassen, también holandés y también de las SS, emigró a Argentina, donde fue amigo de Adolf Eichmann y grabó entrevistas con él a lo largo de varios años. Un artículo basado en las entrevistas se publicó en 1960 en la revista Life, después de la captura de Eichmann. Allí Eichmann señaló: “Si hubiéramos matado todos los 10 millones de judíos que calcularon los estadísticos de Himmler en 1933, yo podría decir: ‘Bien, destruimos a un enemigo’”.

Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
Benito Mussolini, dictador fascista que gobernó a Italia desde 1925 hasta 1945. Conocido como Il Duce, se alió con Adolf Hitler, pese a que fue socialista al comienzo de su carrera política. En la foto junto a Walter Rauff.  -  Foto: Farabola/Leemage via AFP
Especiales Semana

Las bases norteamericanas

Una base aeronaval norteamericana empezó a levantarse desde comienzos de 1942 en el Archipiélago de Colón, o Islas Galápagos; concretamente en la isla de Baltra, como resultado del ataque japonés a Pearl Harbor, aunque las primeras tropas llegaron días después del 7 de diciembre de 1941. La base tenía como propósito evitar incursiones contra el canal de Panamá, situado a 1.700 kilómetros por vía aérea. Se construyeron más de 200 edificios para alojar a 3.000 tropas. La pista de aterrizaje de la base militar se usa hoy en el principal aeropuerto de Galápagos. Otra base norteamericana funcionó en Salinas, al sur de Guayaquil.

La autorización para la base hizo parte del cambio de la política exterior ecuatoriana, que de neutral al inicio de la guerra, después de Pearl Harbor pasó a alinearse con los Estados Unidos y a romper relaciones diplomáticas con Alemania.

De 500 alemanes censados en Ecuador en 1937, solamente 58 pertenecían al partido nazi, dirigido por Walter Giese.

Giese fue el principal espía nazi en Ecuador. La inteligencia militar lo contrató desde antes de la invasión a Polonia. Con otro informante, Heinrich Loerchner, enviaba detalles sobre los barcos anglo-americanos que navegaban por la costa del Pacífico y sobre la cooperación militar y naval entre Ecuador y Estados Unidos. Giese consiguió en 1941 una verdadera primicia. Como tenía contactos en el gobierno, obtuvo copia de un memorando secreto del presidente Carlos Arroyo Del Río a su ministro de Relaciones Exteriores, Julio Tobar Donoso, fechado unos días después del ataque a Pearl Harbor, en el que quedaba claro que Ecuador rompería relaciones diplomáticas con Alemania; al finalizar la reunión de cancilleres en Río de Janeiro en enero de 1942, en efecto así ocurrió.

Especiales Semana    
   
                   
                        Historia del nazismo en Ecuador                         Historia del nazismo en Ecuador                      
               
                   
Simon Wiesenthal, el cazador de nazis, muestra fotografías en las que aparece el exjefe de la Gestapo, Walter Rauff, y una ambulancia utilizada para ejecutar judíos. - Foto: Bettmann/Getty Images

Fue una de sus últimas misiones pues el gobierno desde antes lo había declarado persona non grata. En enero de 1942 partió hacia Chile y Argentina y en abril hacia Europa. Su colega siguió enviando información sobre cargamentos de minerales por un tiempo, pero luego fue detenido y enviado junto con otros alemanes a un campo de internamiento en Carolina del Norte por el remanente de la guerra.

Firmado el armisticio, Giese fue detenido e interrogado. Señaló que en general los espías alemanes fueron idóneos, pues hablaban varios idiomas y conocían las costumbres y la psicología de la gente en los países donde operaban. Lo que afectó la eficiencia del espionaje fue la carencia de un sistema de correo confiable. Tuvieron que ocultar documentos en paquetes que eran transportados por personas que no conocían el contenido. También los afectó la escasez de puntos de recepción clandestinos pues generalmente se valían de consulados y embajadas alemanas, los cuales eran vigilados por los servicios de contrainteligencia de los Aliados. Habría sido preferible, según Giese, que los espías alemanes pudieran por ejemplo presentarse ante un dentista, como pacientes comunes y corrientes, y recibir órdenes en el consultorio.

No obstante, Giese indicó que salvo uno, todos los 220 informes secretos que remitió llegaron a Hamburgo.

Especiales Semana
Especiales Semana