Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/2005 12:00:00 AM

El plan prepago

'Pague antes y disfrute después' es el eslogan de la prostitución entre algunas universitarias, una actividad que se trasladó de las esquinas hacia las páginas de Internet.

El plan prepago El plan prepago
"Hola, ¿dónde estás? ¿En el norte? Dame la dirección y ya te caigo. El servicio es a 100.000 pesos la hora. Incluye sexo oral. Si quieres que vaya con una amiga tienes que darme una hora para coordinar con ella. La amanecida te sale un poco más cara". Así contestó Daniela una llamada al celular que le hizo uno de sus clientes. "Si eres bueno en la cama me quedo el tiempo que quieras sin cobrarte más", le dijo al interesado.

Daniela, de 19 años, es una de las muchas jóvenes universitarias que anuncia sus servicios sexuales por Internet. En su aviso admite que le gusta el sexo en todas sus dimensiones. "No puedo ni martes ni jueves porque estudio por la noche", le advierte.

Nicolle, la amiga de Daniela, tiene 21 años, cursa tercer semestre de derecho en una reconocida universidad bogotana y es "complaciente y cariñosa" con quien esté a su lado. Por una hora cobra 60.000 pesos. La amanecida vale 240.000 y si es con su amiga Daniela el precio sube a 400.000.

Ellas dos hacen parte de la prostitución de estrato alto, un fenómeno que parece nuevo debido a la gran visibilidad que le ha dado Internet, en el que se encuentran cientos de páginas de estas mujeres de clases media y alta que ofrecen su cuerpo por dinero. Pero sigue siendo el mismo oficio milenario, solo que ahora se presenta con ciertos matices y se disimula bajo otros nombres. El más conocido es el de 'prepagos', pues los clientes deben cancelar antes de recibir el servicio.

El auge de estos anuncios en la red aumenta día a día. Las ofertas, avisos publicitarios y catálogos de estas jóvenes entre 18 y 25 años, de estratos medio y alto se renuevan constantemente. También hay prepagos hombres, algunos son jóvenes, estudiantes de los mejores colegios que se prostituyen para estar con otros hombres o con mujeres de cualquier edad.

Son atractivos, con cuerpos seductores se pasean por los mejores bares de la ciudad. Dependiendo de los atributos físicos pueden cobrar mucho más, como sucede con aquellas que han logrado ingresar a la farándula y cosechar cierta fama. "Tres modelos de pasarela fueron contratadas no hace mucho para pasar un fin de semana en una finca cerca de Bogotá. Los clientes pagaron 25 millones por el trío", dijo a SEMANA un periodista que adelanta una investigación sobre el tema. Cada uno escogió a su pareja. Todo lo que ellas debían hacer era aparentar ser novias de sus clientes lo cual incluía desde manifestaciones de cariño hasta sexo triple X.

Buena parte de los jóvenes prepagos no se ajusta al perfil de las putas tristes con historias de maltrato, abuso sexual y abandono. Vienen de hogares estables cuyos miembros no sospechan que tienen este oficio para ganar ingresos adicionales. No se consideran a sí mismas como prostitutas porque su trabajo no siempre es sexual. A veces se les paga sólo por servir de compañía, ir a bailar y se les consiente con regalos. Además se pueden dar el lujo de escoger al cliente y establecer una relación con él en la que ellas también disfrutan. "Se pasa bien y me pagan por eso", dijo una de las prepagos en una investigación que hizo la Universidad Minuto de Dios.

Muchas lo hacen para costear sus estudios en las mejores universidades. "Esto nadie lo hace por placer", dijo a SEMANA una prepago con título en finanzas. Pero la económica no es la única motivación. Los estudios revelan que muchas se venden por satisfacer sus necesidades de afecto, soledad o su sexualidad. En otros casos la aventura genera el interés . "El vértigo que produce no saber a quién te puedes encontrar y pensar que ese alguien te va a ver completamente desnudo cuando apenas lleva un par de horas de conocerte, es algo que me gusta mucho", relata Ángela en el trabajo del Minuto de Dios.

Sería errado llamarlas mujeres de la calle porque no usan la ropa ni los ademanes típicos de las prostitutas, ni tampoco están buscando clientes en cualquier esquina. "Hay un cambio de territorio", afima Misael Tirado, sociólogo de la Universidad Nacional y una de las personas que más ha estudiado el fenómeno de la prostitución de élite en hombres. Estos jóvenes utilizan nuevas redes de comunicación subterránea con sus amigos a través del teléfono celular. Establecen una clientela cerrada y exclusiva. "Los encuentros o contactos ya no se hacen en cualquier esquina de la ciudad sino en medios virtuales, en 'spas', gimnasios y centros comerciales, lo cual hace a este tipo de prostitucion más invisible", afirma Tirado.

Los clientes son altos ejecutivos, extranjeros, políticos o personajes de la farándula que tienen el dinero suficiente para hacer este tipo de gastos. Un hombre que pagó por este servicio lo califica como sexo seguro y no precisamente porque usen condón. "Con otra mujer normal uno debe hacer una inversión de tiempo y dinero en salidas, llamadas, cenas a restaurante y esto aún no garantiza que la va a poder llevar a la cama. Con las prepago sí hay esa seguridad y con ellas también se puede hablar de la política mundial, de música, de Borges?", explica. Y aunque obtienen el afecto y el sexo que necesitan, luego del encuentro no se genera un compromiso sentimental pues la relación es comercial y eso ambos lo tienen muy claro.

Para muchos el fenómeno es una moda que se ha acentuado por la pérdida de los valores y la presión de la sociedad de consumo. Para Tirado es más una adaptación a nuevos valores y roles. "Nos estamos ajustando a una mentalidad dual", dice. A los jóvenes les gusta vivir la vida con intensidad, probar y errar, la ambigüedad, pasar de un extremo a otro sin problemas. Es el esquema perfecto para que estas mujeres universitarias, consideradas 'niñas bien', tengan una doble vida y puedan ejercer con discreción la profesión más antigua del planeta.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
  • "Los procesos judiciales no han refutado mis pruebas sino que las han enriquecido": Petro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.