consumo inteligente

Seis recomendaciones indispensables para manejar las finanzas en pareja

Una buena salud financiera se puede lograr siempre y cuando se priorice el ahorro sobre el gasto y previendo contingencias.


Si mantener el control de las finanzas personales puede llegar a ser abrumador, en pareja puede llegar a serlo aun más, pero por fortuna existen pautas para que unir dos economías no se convierta en un dolor de cabeza cuando se decide compartir la vida con alguien más.

De acuerdo con Cristina Arrastía, vicepresidenta de Negocios de Bancolombia, “cada persona, más allá de su realidad económica o sus limitaciones, puede lograr bienestar financiero si está dispuesta a seguir algunas pautas que le permitan planear priorizando el ahorro sobre el gasto y previendo contingencias”.

Planeación, comunicación, respeto de los acuerdos, control al endeudamiento y prevención, son las claves para que las parejas y familias logren una armonía en sus finanzas, según Bancolombia, que además, comparte siete recomendaciones que se deben tener en cuenta.

Presupuestar

Fijar un presupuesto es esencial, controlando los gastos mensuales y asegurando los recursos para el sostenimiento general del hogar. El presupuesto permitirá saber qué puede destinarse para ahorro (debe ser prioridad antes de los gastos) y las metas trazadas en periodos cortos, medianos y largos.

Planear

La planeación no es un asunto exclusivo de grandes empresas. Se dice que en pareja se logran metas más grandes, y por eso planear se hace indispensable para una buena salud financiera. La pareja debe ponerse de acuerdo en los planes y proyectos que quieren adelantar, así como en los tiempos en que quieren desarrollarlos, para reflejarlos luego en su presupuesto.

Adquirir buenos hábitos

Es importante asumir buenos hábitos financieros, fijándose en el cumplimiento de responsabilidades y el manejo del flujo de caja diario, semanal, mensual y anual. Esto permite identificar, por ejemplo, fugas y gastos innecesarios. Es decir, si en la pareja uno es ahorrador y otro es comprador, se deben crear hábitos equilibrados que permitan las dos cosas.

El Congreso recientemente elegido, que quedó fragmentado casi en partes iguales, en cuanto a participación de tendencias políticas, promete ser un escenario de feroz oposición para las aprobaciones de los proyectos de ley que el próximo Gobierno lleve al Legislativo.
Para tener una buena salud financiera el ahorro debe ser prioridad antes que los gastos. - Foto: león darío peláez-semana

Fondo de emergencia

Tener un fondo de recursos para atender las emergencias del hogar, de entre el 5 % y el 10 % de los ingresos mensuales, es indispensable. Estos recursos no deben destinarse para otro fin.

Ojo al endeudamiento

Para garantizar un sano manejo de las finanzas, el endeudamiento que se asume familiarmente nunca debe superar en pago de cuotas el ingreso total del año, a no ser que sean proyectos que generen ingresos posteriores, como por ejemplo, una inversión inmobiliaria, en activos productivos o de renta variable o fija.

Patrimonio seguro

Se debe tener presente que las metas de planeación deben generar una meta de alcance patrimonial. No solamente los ingresos son importantes. Hay que capitalizar los mismos para generar un patrimonio sólido que respalde cualquier percance económico. Como algunas veces se menciona: “No es tener por tener, es tener por estabilidad y crecimiento”.

Joven esposo y esposa usando calculadora computadora portátil administrar finanzas calcular facturas hablar de impuestos hacer papeleo juntos sentarse en casa mesa discutir presupuesto de planificación de pago de dinero de préstamo hipotecario familiar
El endeudamiento nunca debe superar en pago de cuotas el ingreso total del año. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Cómo planificar las vacaciones de mitad de año y generar un ahorro para el bolsillo?

A mitad de año, tradicionalmente estudiantes y trabajadores tienen una temporada de descanso. Las vacaciones de junio y julio suponen un gasto extra para muchas familias colombianas, sin embargo, planificar los viajes y consumos pueden representar un ahorro para el bolsillo.

En Colombia, como en otros países del mundo, se ha presentado un fenómeno inflacionario que ha subido los precios de bienes y servicios, lo cual afecta las finanzas de las personas, pero en la economía colombiana la reactivación y el consumo están vigentes.

Es por esto que, si una persona tiene planeado viajar en estas vacaciones, la principal recomendación del equipo de salud financiera de BBVA en Colombia es elaborar un presupuesto y procurar cumplirlo según los recursos con los que cuenta.

Es importante tener en cuenta que hay valores de gastos que se pueden conocer previamente, como el costo de los tiquetes, alojamiento, transporte público y las entradas a museos o sitios turísticos.

Pero, también hay costos variables como la alimentación y demás actividades que se llevarán a cabo durante el viaje y que pueden salir de imprevistos. Para este tipo de situaciones, se aconseja tener un promedio de gasto que puede estar determinado por la experiencia que tenga en los consumos anteriores.

Bajo ese contexto, reservar los tiquetes y el alojamiento con tiempo resulta muy útil, pues entre más días de anticipación se tengan en cuenta para hacer las reservas, mayor será la oferta que se pueda encontrar. Además, es posible acceder a promociones y descuentos relacionados con medios de pago, como son las tarjetas de crédito.