crédito

Pilas: en octubre vence el plazo para acogerse a la ‘Ley de Borrón y Cuenta Nueva’

Este fue un mecanismo creado para que los colombianos puedan salir rápido de las centrales de riesgo.


El próximo 22 de octubre vence el plazo para que los colombianos que tengan cuentas pendientes con los bancos en el país y estén reportados ante las centrales de riesgo; busquen un acuerdo que les permita normalizar esta situación y recuperar su vida crediticia, aprovechando la ley de borrón y cuenta nueva.

Esta iniciativa, de autoría de los senadores Luis Fernando Velasco y David Barguil, entró en vigencia desde el pasado 21 de septiembre y establece una amnistía, por única vez, para al menos 10 millones de colombianos enlistados en la temible base de datos –que les quita el acceso a la vida crediticia a las personas.

Cabe resaltar que luego de que venza este año de gracia que se establece en la ley, todas las personas que tengan reporte negativo en las centrales de riesgo y se pongan al día, deberán esperar al menos 4 años con una “mancha” en su historial crediticio, que básicamente le sepulta cualquier oportunidad de préstamo o crédito, para cualquier destinación.

Muchos de los que entraron en los reportes de las centrales de riesgo llegaron ahí por alguna dificultad económica que les impidió cumplir sus obligaciones. Otros fueron reportados por deudas menores que, sin saberlo (no siempre se piden los paz y salvos para verificar que la deuda está saldada en su totalidad), se fueron agrandando y los sorprendieron. Y, definitivamente, hay unos que fueron reportados, simplemente, por ser mala paga.

Pobreza / Sin dinero
El Dane compartió las cifras, en términos monetarios, de la cantidad de dinero que una persona recibe y entraría al grupo de pobreza en Colombia. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Estos son los beneficios que tiene la norma

1. Salir rápido de la lista.

Recuerde que la ley aplica solo por 12 meses y, según lo establecido en ella, las personas que tienen deudas morosas y que, por ello, fueron reportadas a las centrales de riesgo, podrán salir de la lista en máximo seis meses, de manera que puedan volver a retomar su vida crediticia.

2. Si se es deudor del Icetex saldrá de inmediato.

Como un beneficio para los jóvenes colombianos, principales usuarios de los créditos educativos del Icetex, las centrales de riesgo tendrán que sacarlos de la lista negativa de inmediato. En ese grupo de beneficiados también están los pequeños productores y las mujeres rurales.

3. Ojo: por una deuda pequeña no lo podrán reportan sin aviso previo.

Pese a que la ley es breve y sencilla, tiene un amplio paquete de medidas que beneficiarán a los ciudadanos. Una de ellas es que a las personas no las podrán reportan tan rápidamente por una deuda menor. Antes de pasar a la lista en la que nadie quiere estar, tendrán que enviarle al menos dos comunicaciones, de manera que sea alertado de lo que puede pasar si no cancela la deuda. En la ley, se especifica que esa advertencia debe hacerse, cuando la acreencia no supere el 15 % de un salario mínimo.

4. Víctimas del conflicto tienen prioridad.

Otro de los grupos beneficiados con la expedición de la Ley de borrón y cuenta nueva, son las víctimas del conflicto armado. Estas personas tendrán que salir de inmediato, al igual que los jóvenes, de las filas de los morosos que reportan las centrales de riesgo.

5. Consultar la información crediticia será gratis, a través del canal digital.

Un parágrafo dentro de los artículos de la ley, señala que la consulta de la información financiera, crediticia, comercial, y la proveniente de terceros países, por parte del titular, será gratuita.

6. Si se quedó debiendo una deuda por la pandemia derivada de la covid-19, pero se intentó negociar la deuda, el deudor tendrá que ser eliminado de la lista.

Un punto clave de la ley es que tiene en cuenta las deudas que se adquirieron por cuenta de la crisis en pandemia. Es así como, las obligaciones que fueron reportadas durante la emergencia sanitaria, hasta el 31 de diciembre del 2020, no serán reportadas en los bancos de datos en este mismo período.

Claro está, la condición para ello es que los titulares hayan mostrado interés, ante las entidades crediticias, de pagar la deuda: es decir, que hayan solicitado refinanciación de la obligación.

¿Cómo acceder a este beneficio?

Las personas interesadas en acogerse a esta iniciativa, que estará vigente hasta dentro de un mes, tan solo deben acercarse a la entidad financiera en la que tienen pendientes sus obligaciones y cancelar o llegar a un acuerdo para saldar la deuda. En caso de que la deuda esté en manos de una oficina de cobranza, se puede valer de un abogado experto en estos temas para lograr una rebaja en los intereses o el monto a pagar.

Esta iniciativa busca contribuir a la reactivación económica del país, debido a que los ciudadanos que regularizarán su situación financiera podrán acceder nuevamente a créditos de entidades bancarias, lo cual, además, ayudará a combatir los llamados “gota a gota”, que tienen tasas de interés muy por encima de la tasa de usura y que es un negocio en el cual tienen lugar bandas criminales.