educación

¿Cuántos años se debe trabajar para recuperar lo invertido en educación superior?

Los préstamos son una de las formas más comunes de acceder a la educación superior, pero no la única, pues también existen ahorros como las cesantías.


La educación superior se configura como el camino principal hacia el desarrollo profesional de las personas, lo cual permite el incremento de las posibilidades de obtener un buen empleo y, con ello, mejorar la calidad de vida. Sin embargo, estudiar un pregrado o un posgrado requiere de una inversión financiera que desafortunadamente no está al alcance de todos.

Es por eso que las universidades ofrecen variedad de alternativas de financiación a través de créditos educativos propios, así como de entidades aliadas, privadas o del Gobierno nacional. Los préstamos son una de las formas más comunes de acceder a la educación superior, pero no la única, ya que el uso inteligente de los ahorros, como las cesantías, es una excelente opción.

Las cesantías son un tipo de ahorro obligatorio que los trabajadores tienen y que es aportado por el empleador, comúnmente utilizado por los colombianos para la compra de vivienda y pagos de educación superior propios o de su familia.

Por eso, Roger Cabarcas, director financiero de la Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB), menciona cinco pasos que son importantes de tener en cuenta para invertir los ahorros de las cesantías de manera adecuada en la educación superior.

El retorno financiero de la educación superior

Teniendo en cuenta que los ahorros son recursos económicos valiosos que ninguna persona desea poner en riesgo, debe existir la convicción de que la educación superior transforma vidas y que estudiar es una inversión con retorno infinito de beneficios.

Un egresado que recibe en promedio un salario mensual de $ 2 millones, y que invirtió en educación superior una suma aproximada de $ 96 millones, recuperará su inversión en aproximadamente 4,5 años, suponiendo que el enganche laboral sea a partir del segundo año como profesional.

La educación superior genera, aproximadamente, un retorno sobre la inversión del 27 % anual, en un escenario de proyección de diez años. Después de cuatro años trabajando, todos los ingresos que el profesional reciba serán beneficios económicos que le permitirán constituir su patrimonio y mejorar su calidad de vida y la de su familia.

.
El retorno de la inversión en educación superior se logra en un plazo inferior a cinco años. - Foto: Getty Images

Escoger el pregrado o posgrado que se desee realizar

Este paso es fundamental, ya que equivocarse en la elección del programa de estudio podría significar un mayor incremento en la inversión. Entonces, se recomienda que el futuro estudiante realice un taller de orientación vocacional que le permita conocer sus mayores fortalezas cognitivas de acuerdo con el área de conocimiento, sobre todo en un país como Colombia, que necesita personal altamente calificado para lograr la productividad de las regiones.

Elegir de forma correcta la institución de educación superior

Este es un paso tan importante como escoger el programa académico que se desea estudiar. Elegir la universidad es crucial, ya que las instituciones cuentan con diferentes características. Lo primero es hacer una investigación para determinar cuáles son aquellas que ofertan la carrera de interés para luego analizar la calidad de la educación ofrecida, la cual tiene en cuenta factores como cualificación de los docentes, investigación, internacionalización, posición de los egresados, entre otros.

Es valioso resaltar que, al momento de acudir a los rankings universitarios, se debe analizar con detenimiento si estos tienen en cuenta el indicador de calidad, ya que no siempre dichas clasificaciones cuentan con este criterio tan fundamental. Es decir, prestigio no es igual a calidad educativa.

.
Elegir la universidad es crucial y es muy importante analizar la calidad de la educación ofrecida. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Invertir los ahorros de manera inteligente

En este punto, las personas deben reafirmar su decisión de invertir sus ahorros en educación superior, para lo cual es importante recordar que el retorno de la inversión en educación superior se logra en un plazo inferior a cinco años, tasa de retorno que muy pocos proyectos de inversión podrían generar en ese tiempo.

Además, si se trata de una persona que se encuentra laboralmente activa, conforme al paso de los meses laborados, nuevamente podrá seguir generando ahorros. El ahorro de las cesantías se convierte en un fondo rotativo, porque, así como se invierte el dinero, se recupera.

Realizar el trámite de pago de la matrícula

Hacerlo es muy sencillo, ya que los fondos de cesantías han implementado mecanismos de retiro de estos ahorros de forma virtual con autorizaciones y desembolsos en tiempos cortos. La persona interesada en hacer el trámite solo necesita diligenciar el formulario dispuesto por el fondo de cesantías y adjuntar algunos documentos, como, por ejemplo, el comprobante de matrícula expedido por la universidad.