gente

Brad Pitt impuso una demanda en contra de Angelina Jolie | ¿Cuál fue el motivo?

El proceso de divorcio de esta pareja está abierto desde 2016 y no hay señales de que acabe pronto.


Una de las parejas que fue aclamada y querida por muchos, Angelina Jolie y Brad Pitt, continúan sus pleitos luego de comenzar el proceso de divorcio desde 2016, por lo que se ha convertido en uno de los procesos de separación más largos de las estrellas de Hollywood, esto pasando desde la custodia de sus hijos, hasta la repartición de sus propiedades.

En las recientes horas, sorprendió al mundo una nueva acción impuesta por el ganador del Óscar, Brad Pitt, quien emitió una demanda contra Jolie por un terreno que la pareja había comprado en 2008, mismo en el que se casaron y en el cual esperaban pasar sus días luego del retiro de las pantallas.

Se trata del Château Miraval, una finca en la que además de viñedos, la pareja tiene una mansión. Está ubicada en Correns, un pueblo en la región de Provenza Alpes Costa Azul, al sureste de Francia. Todo el terreno lo compraron en 2008 en unos 28,4 millones de dólares, momento en el que Jolie habría puesto alrededor del 40 % de la casa. Sin embargo, en la actualidad estaría valorado en más de 158 millones de dólares.

En esta misma mansión la pareja pretendía avanzar con un negocio familiar de vinos, además de cuidar a sus hijos; sin embargo, luego de 2016, cuando comenzó el divorcio entre Pitt y Jolie, estos planes se habrían venido abajo y ahora continúa la pugna por quién se queda con la finca en Francia o la venta y repartición definitiva de esta, disputa que Pitt busca ganar.

Según el actor, él habría invertido dineros para continuar con la rentabilidad del viñedo hasta 2013, y aunque según alegó frente a los tribunales, Jolie no habría igualado sus esfuerzos, afirmó que está dispuesto a comprar la parte que tiene la actriz en la propiedad, pero Jolie se mostró en desacuerdo. De ese modo, se había establecido ante el tribunal que no venderían sus partes de la finca sin el consentimiento del otro.

Sin embargo, desde octubre de 2021, Pitt se habría dado cuenta que su exesposa ya había cedido su parte del Château Miraval al empresario ruso Yuri Shefler, esto sin anunciarle su decisión o pedir su consentimiento, por lo que ahora él decidió demandarla por la venta de su participación en la propiedad.

Al hacerlo, ha violado los derechos de la única persona que vertió dinero y sudor en el éxito del negocio al pretender vender tanto el negocio como la casa de la familia a un competidor tercero”, dijo un portavoz de Pitt para el medio TMZ, haciendo referencia a las obligaciones que, supuestamente, había desatendido Jolie al vender su parte sin comentarle a Pitt.

Y agregó: “Pretende recuperar una inversión que no ha hecho y unos beneficios que no ha obtenido”, resaltando que la actriz no habría invertido los suficiente en la mansión como para tomarse las libertades que sí habían afectado a Pitt.

Es de resaltar que el Château Miraval cuenta con una mansión con unas 35 habitaciones, una capilla, un estanque, tiene su propio acueducto, diferentes fuentes alrededor del terreno, un foso y varios jardines exóticos.

Hasta mediados de 2021, los dos actores se habían gastado, cada uno, un millón de dólares en el proceso de divorcio, según Daily Mail. Además, la abogada de divorcios Kelly Chang confirmó al mismo medio que las estrellas de Hollywood pagan unos 10 mil dólares diarios al juez que lleva el caso.