Home

Gente

Artículo

Creativo
Cuando su abuela multimillonaria murió el mes pasado, la joven heredera Marlene Engelhorn de 29 años decidió quién quería que fuera el beneficiario final de la enorme fortuna que recibiría: la hacienda pública. - Foto: Getty Images

gente

Joven austriaca se niega a recibir una millonaria herencia, esta es la razón

Se trata de Marlene Engelhorn de 29 años, quien legalmente es beneficiaria de esa fortuna que forma parte de los dineros amasados por su familia por más de 200 años.

Una joven austriaca que ha sido epicentro de numerosos comentarios por promover un cambio estructural en la forma en que se gravan las grandes fortunas como la suya, se ha negado a recibir los 4.000 millones de dólares que le corresponden por ley.

Se trata de Marlene Engelhorn de 29 años, quien legalmente es beneficiara de esa fortuna que hace parte de los dineros amasados por su familia por más de 200 años.

“No es que no quiera ser rica, es que no quiero serlo tanto”, dijo la mujer, que ha insistido que quiere renunciar al 90 % de su herencia porque, según agregó, perpetúa las dinámicas de poder existentes.

Cuando su abuela multimillonaria murió el mes pasado, la joven heredera decidió quién quería que fuera el beneficiario final de la enorme fortuna que recibiría: la hacienda pública.

Y aunque Engelhorn, quien es estudiante de Lengua y Literatura en la Universidad de Viena y es descendiente de Friedrich Engelhorn, fundador de la compañía química Badische Anilin-und Soda-Fabrik, más conocida por sus siglas BAFS, una de las más grandes del mundo, consideró que no ha hecho “nada” para merecer los millones de dólares de su familia, por lo que propuso que el Estado se haga cargo del dinero.

La mujer hace parte de un movimiento de millonarios jóvenes de izquierda que afirman que quieren que el gobierno tome una porción mucho mayor de sus riquezas heredadas, con el argumento de que esas fortunas que no se ganaron deberían ser distribuidas democráticamente por el Estado.

De hecho, desde hace más de un año la joven heredera ha expresado que es partidaria de políticas hacendarias que redistribuyan su fortuna

“Soy producto de una sociedad desigual”, dijo durante un discurso en un evento organizado a fines de agosto por Millonarios por la Humanidad en Ámsterdam, y en el que los activistas pedían que se gravara la riqueza.

“Porque de lo contrario, yo no habría nacido entre multimillonarios. Solo habría nacido. Nada más”, dijo.

Y en otros escenarios ha insistido en que “no puedo seguir sentada y esperando que alguien, en algún lugar, haga algo. Hemos llegado al final del camino cuando otras 250 millones de personas se verán empujadas a la pobreza extrema este año”.

Creativo
Marlene Engelhorn hace parte del movimiento “Tax me now” (cóbrame impuestos ahora) una iniciativa que consiste en que herederos de grandes fortunas renuncien a ellas en pro de una mayor tasa impositiva para los ricos. - Foto: Getty Images

Redistribuir la riqueza

Para Engelhorn, las actuales leyes tributarias en vigor significan que no solo se heredan enormes cantidades de riqueza, sino que estas vienen acompañadas de poder, que se distribuye de manera dinástica.

Por eso, ha insistido en que gravar la riqueza tendría dos propósitos: aumentar los recursos públicos y despojar de influencia política a quienes no se la han ganado de manera democrática.

“No creo que deba estar en el poder o encargada de algo si simplemente uso mi riqueza para esos fines”, dijo.

Y así lo ha planteado al interior del movimiento “Tax me now” (cóbrame impuestos ahora) una iniciativa que consiste en que herederos de grandes fortunas renuncien a ellas en pro de una mayor tasa impositiva para los ricos.

El movimiento consideró que los cambios que promueven están relacionados con una redistribución de la riqueza, impuestos a millonarios e importantes modificaciones estructurales en los altos cargos, tras considerar que, de esta manera, se lograría una mayor equidad social.

Así mismo, Engelhorn, hace parte de la iniciativa “Millionares for Humanity”, una organización que impulsa el aumento o la creación de tasas para los millonarios.

Y trabaja para “Guerrilla Foundation” que busca cambiar sistemas de opresión y desigualdad (como el hetero patriarcado, colonialismo, supremacía blanca), además de la filantropía que soporta el status quo.

Pero lo que si ha dejado claro la joven es que se compromete a entregar, al menos, el 90 por % de su herencia al Estado, pero solo en forma de impuesto, no de donación.

“Un gobierno que no aplique impuestos sobre la riqueza no recibirá ese regalo”, puntualizó.