gente

Quino: hasta siempre

El padre de Mafalda, murió a los 88 años en Argentina. Fue uno de los historietistas más reconocidos de su país.


Este martes, a las 9:21 de la mañana, el editor argentino Daniel Divinsky dio a través de Twitter una de las noticias más tristes de su vida: “Se murió Quino”, escribió. “Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará”.

Divinsky había trabajado con Quino desde 1970, cuando Mafalda apareció por primera vez en un libro que llevaba el sello de Ediciones de la Flor. Durante todos esos años, no solo fue un editor sino también un amigo. Por eso sabía muchas cosas sobre Quino. Por ejemplo, que el dibujante vivía en Mendoza, su ciudad natal, desde 2017. Ese año decidió irse a vivir a los Andes cuando su esposa, Alicia Colombo, falleció en Buenos Aires.

También sabía que, en los últimos años, Quino había dejado de dibujar. “No ve nada y se desplaza con dificultad”, le dijo Divinsky a El Clarín a finales de 2019. “Cuando empezó con su tema de la vista compró unos lápices de punta gruesa para probar, pero no le gustó ni medio lo que estaba saliendo”.