Riyadh es la capital de Arabia Saudita, una ciudad que concentra actualmente los principales desarrollos de infraestructura del país.
Riyadh es la capital de Arabia Saudita, una ciudad que concentra actualmente los principales desarrollos de infraestructura del país. - Foto: Getty Images/iStockphoto

El sector turismo redujo sus emisiones de efecto invernadero. Así planea seguir creciendo de manera más sostenible

Durante la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo se lanzó el primer estudio que analizó los datos de 185 países y evidenció que el turismo es responsable del 8,1 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

El sector del turismo está pasando por uno de sus mejores momentos. Para Julia Simpson, presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), en la próxima década la industria crecerá a una tasa promedio anual de 5,8 por ciento, un indicador que evidencia su recuperación y unas perspectivas muy favorables.

El turismo es resiliente y a lo largo de los últimos años hemos salido adelante de la crisis del petróleo y del covid. Ahora, miramos de frente el reto que supone el cambio climático, un tema que analizamos con mucha preocupación, porque a diferencia de otras industrias, nosotros sí dependemos en su totalidad de los recursos naturales para sobrevivir”, señaló la directiva en el marco de la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo del WTTC, que se lleva a cabo en Riyadh, Arabia Saudita.

Hasta ahora medir la huella de carbono del sector turismo no había sido posible por falta de información y cifras. Durante la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo se lanzó el primer estudio que analizó los datos de 185 países y evidenció que el turismo es responsable del 8,1 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, un dato inferior al estimado en un principio, que rondaba el 11 por ciento.

La Cumbre Mundial de Viajes y Turismo del WTTC se lleva a cabo en Riyadh, Arabia Saudita.
Arnold W. Donald, presidente ejecutivo de Carnival Corporation, el mayor operador de cruceros del mundo, y miembro de la WTTC; Julia Simpson, presidenta del WTTC, y Gloria Guevara, ex ministra de Turismo de México y actual asesora de turismo del gobierno saudí, en el lanzamiento de la edición 22 del Congreso Mundial de Viajes y Turismo, que se realizó en Riyadh, Arabia Saudita. - Foto: Liz Margarita Matías Peña

“En 2021, por cada dólar que aportó el sector al Producto Interno Bruto mundial se generaron 0,49 kilogramos de CO2, una cifra considerablemente más baja que la registrada en 2010, cuando fue de 0,63″, indicó Simpson, quien aseguró que ese desempeño está asociado a la adopción de tecnología y a la introducción de medidas de eficiencia energética en toda la cadena de producción.

El estudio, realizado por el Centro Global de Turismo Sostenible (organismo impulsado por el gobierno saudí y encargado de hacer la medición), también entrega con este informe una herramienta para que gobiernos, empresas y viajeros puedan medir su huella, y aprender sobre políticas y prácticas exitosas, entre otras soluciones.

Los árabes quieren ser los líderes del turismo

Un ejemplo de ese interés por potenciar al turismo como una solución para el cambio climático es, precisamente, Arabia Saudita, un país que aunque depende económicamente del petróleo, busca en el turismo una forma de impulsar nuevas fuentes de ingresos más sostenibles. Hoy, la industria contribuye con el 3 por ciento del PIB, pero para 2030 esperan crecer la cifra al 10 por ciento.

La mexicana Gloria Guevara, asesora del Ministerio de Turismo de Arabia, indicó que a pesar de que las metas son muy ambiciosas, el gobierno en pleno trabaja para alcanzarlas. “Para 2030 Arabia Saudita habrá invertido un trillón de dólares en desarrollo, una cifra sin precedentes en el mundo”, precisó Guevara.

Diriyah es uno de los gigaproyectos que desarrolla el gobierno de Arabia Saudita en el corazón de Riyadh, la capital.
Diriyah es uno de los gigaproyectos que desarrolla el gobierno de Arabia Saudita en el corazón de Riyadh, la capital. - Foto: Liz Margarita Matías Peña

Con recursos prácticamente ilimitados para impulsar al sector de viajes y turismo, Arabia vive una revolución muy interesante.

Por ejemplo, el gobierno saudita asumió por completo la formación de unos 100 mil ciudadanos en escuelas de diferentes partes del mundo para que aprendan sobre hospitalidad; está en marcha la construcción de 500 mil habitaciones hoteleras; se anunció la construcción de un nuevo aeropuerto en Riyadh con siete pistas, y se firmaron 400 acuerdos con tour operadores internacionales para promocionar al país.

“A eso se suman los gigaproyectos, los cruceros por el mar Rojo y la habilitación de la visa electrónica para un poco más de 50 países”, agregó Guevara.

Khalid Al-Falid, ministro de Turismo de Arabia, precisa que están apostándole de manera consciente al sector porque buscan abrirse al mundo sin perder su identidad, y de manera sostenible.

“Uno de los proyectos es Diriyah, un megacomplejo ubicado en el corazón de Riyadh que, una vez finalice su construcción, se convertirá en una muestra viva del significado de la cultura y tradición árabe. Restaurantes, espacios al aire libre, artesanías y una zona arqueológica recuperada son, por el momento, los espacios abiertos al público”, señaló.

Actualmente, Arabia está aprendiendo de las experiencias de los demás países para ir más allá y convertirse en el nuevo destino turístico de moda en el mundo.

Lea también: Crece demanda de vuelos hacia destinos con potencial turístico en Colombia