Foto de referencia de viajeros
Para 2022, la participación de huéspedes nacionales dentro del segmento aumentó significativamente. - Foto: Getty Images

turismo

El turismo de negocios se reactiva en Colombia y el dólar tiene que ver en esto

El alza del dólar ubica al país en una posición competitiva frente a otros destinos de la región, por los bajos costos que genera la realización de eventos en el país.

El presidente de Cotelco, José Andrés Duarte, destacó la reactivación que ha presentado la industria Mice (turismo de negocios, reuniones, incentivos, conferencias y exposiciones) luego de la pandemia.

Al respecto, aseveró que “Colombia es un país que cuenta con los escenarios necesarios para seguir generando más oportunidades en esta área del turismo”.

A lo que agregó que “es un campo que merece ser tenido en cuenta por el Gobierno nacional y los gobiernos regionales, para que se incentive la realización de más eventos que fortalezcan el segmento, haciendo del turismo empresarial un motor de desarrollo local y nacional”.

Por su parte, el presidente de Fenalco, Jame Alberto Cabal, consideró que “el sector turismo y en especial el dedicado a los eventos y viajes empresariales, que genera más de 2.500 millones de dólares al año, merece incentivos que le permitan no solo mantener su operación, sino continuar creciendo, en beneficio del empleo y la economía del país”.

Colombia se destaca

Es que Colombia ha desarrollado una actividad destacada de turismo Mice, que hoy lo ubica como uno de los principales destinos para el desarrollo de eventos en el mundo, como declaró Henry Salazar, CEO de Plataforma AV.

Al respecto, el ejecutivo destacó que en Colombia, “como ocurre especialmente en América Latina, el 60 % de los eventos se hace en hoteles”, contrario a lo que sucede en regiones como en Europa, donde el 60 % de los eventos se hace en recintos especializados.

Agregó Salazar que lleva más ingresos a un destino el turista de negocios o eventos, en comparación con un turista que va a descansar.

Adicionalmente, la ocupación generada a partir de este tipo de turismo para 2022 es del 68,02 %, según el Sistema de Información Hotelero de Cotelco, versus la ocupación que el segmento marcó en 2019, cuando alcanzó un 59,02 %.

Igualmente, para 2022 la participación de huéspedes nacionales dentro del segmento aumentó significativamente teniendo como referencia 2019, con un aumento de 22 puntos porcentuales, alcanzando un 91 %.

En cuanto a los huéspedes extranjeros, destacaron que la participación de huéspedes extranjeros denota una caída importante de 22 puntos porcentuales, con un 9 %.

El dólar

También hay que tener en cuenta que la variación del dólar se ha instalado en la conversación diaria de los colombianos, que perciben con gran preocupación las variaciones de esta divisa y han generado una gran incertidumbre en el sector turismo.

Así mismo, en el caso de turismo emisivo se comenzó a tomar con cautela la reservas hacia destinos en el exterior, pero el panorama del turismo receptivo es diferente, teniendo en cuenta que con la devaluación del peso colombiano frente al dólar, el país se convierte en un destino más económico para los pasajeros provenientes de países dolarizados, es decir, es posible que, si el dólar vuelva a presentar un incremento, esto incentive la visita de más turistas extranjeros.

En cambio, se puede ver beneficiado el turismo Mice, que está enfocado en la captación de eventos, reuniones, conferencias y exposiciones para realizar en el país.

Laura María González Naranjo, presidente de la Red Nacional de Bureaux, explicó que “si bien el precio del dólar ha afectado significativamente al turismo emisivo, por otro lado, para el receptivo, que es básicamente en donde tiene incidencia la industria, no es de gran afectación el incremento de esta divisa, puesto que se percibe a Colombia como un destino económico para realizar viajes de ocio o negocios”.

Específicamente, en la industria de reuniones, el alza del dólar ubica al país en una posición competitiva frente a otros destinos de la región, por los bajos costos que genera la realización de eventos en el país.