medioambiente

El 40% de las especies del mundo habitan en los humedales, ecosistemas que están bajo amenaza

En Colombia hay más de 48.000 humedales registrados, lo que corresponde el 26 por ciento del territorio nacional, pero su permanencia está siendo amenazada. Hoy cuando se celebra el Día Mundial de estos ecosistemas, este es el panorama.


Alrededor del 40 por ciento de las especies del mundo vive en humedales, razón por la cual hoy en el Día Mundial de estos ecosistemas, el llamado es a protegerlos pues son clave en la conservación de la biodioversidad. 

En Colombia existen cerca de 25.941.510 hectáreas de humedales permanentes y temporales de acuerdo con el mapa nacional de humedales, elaborado con el aporte de los Institutos de investigación y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), según dio a conocer el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. 

Según el informe Transiciones Socioecológicas hacia la Sostenibilidad efectuado por el Instituto Humboldt, el 26 por ciento del territorio continental nacional está cubierto por humedales, siendo la Orinoquía la región del país donde se registra el mayor número de hectáreas, con 14.725.346, mientras que la Amazonia cuenta con 6.240.455 ha; Magdalena y Cauca con 5.701.101 ha; Caribe con 2.657.571 ha, y Pacífico con 1.456.676 ha. 

Del mencionado porcentaje, cerca del 8 por ciento (1.991.536 hectáreas) se encuentra en los designados humedales de importancia internacional Ramsar (convenio internacional de protección de estos ecosistemas), de los cuales el país tiene 12. De acuerdo con el Ministerio de Ambiente esta lista la componen el Sistema Delta Estuarino del Río Magdalena, Ciénaga Grande de Santa Marta, la Laguna de Cocha en Nariño, Delta del río San Juan y delta del río Baudó, Complejo de Laguna del Otún, Sistema Lacustre Chingaza, Complejo de Humedales Estrella Fluvial de Inírida, Complejo de humedales asociados a la Laguna de Sonso y ampliación de la Laguna del Otún. 

Adicionalmente, está Lagos de Tarapoto (primer humedal Ramsar de la Amazonía colombiana), Ciénaga de Ayapel, Complejo cenagoso de la Ciénaga de Zapatosa, Complejo humedales del río Bita el Complejo Humedales Urbanos de Bogotá.  

El inventario nacional actual, que cuenta con 48.473 registros de humedales, incluye información reunida hasta octubre de 2015. Según el Instituto Humboldt, el número considerable de estos ecosistemas evidencia que Colombia es un territorio anfibio. 

Le recomendamos: Humedales de Colombia continúan en ‘cuidados intensivos‘

Solo en Bogotá, existen 15 humedales y 11 de estos son Ramsar, el tratado intergubernamental cuya misión es la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo.

Los 11 hudedales Ramsar de la capital del país son: Humedal Torca – Guaymaral, La Conejera, Córdoba, Tibabuyes o Juan Amarillo, Jaboque, Santa María del Lago, El Burro, La Vaca, Capellanía, Tibanica y El Tunjo; y adicionalmente están La Isla, Techo, El Salitre y Meandro del Say, de acuerdo con datos de la Secretaría de Ambiente de Bogotá. 

La conservación de este tipo de ecosistemas resulta de gran relevancia y vital para la supervivencia de especies y ecosistemas, pues dentro de las muchas funciones que cumplen está la del suministro de agua, mitigación de cambio climático, son reservorios de biodiversidad porque brinda alimento, refugio y sitios de reproducción a numerosas especies, son zonas de nidificación y un gran paso de aves migratorias, logran el control de inundaciones y el deslizamiento de tierras y son un foco de atracción por su belleza y diversidad, lo cual lo convierten en espacios para el turismo.

Humedal La Conejera. Foto: Secretaría de Ambiente de Bogotá

El convenio internacional de Ramsar fue convocado en 1971 ante la alarmante desaparición de miles de hectáreas de humedales en todo el mundo, y el consecuente peligro de extinción de las especies que los habitan.

En Colombia, el río Bita es el más grande de los 11 sitios Ramsar y uno de los pocos en todo el mundo que protegen un río entero que fluye libremente. Con más de 660 kilómetros de longitud, el Bita es el hogar de una amplia variedad de especies que comprenden al menos 1.474 de plantas, 254 de peces, 201 de aves, 63 de mamíferos y 30 de anfibios, según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Entre ellos se incluyen animales tan emblemáticos como los delfines de río, la arawana azul, las tortugas charapa y los jaguares.

Bajo amenaza

Las zonas urbanas del mundo dependen de los humedales para su abastecimiento de agua y para mitigar el impacto de las inundaciones y tormentas cada vez más extremas relacionadas con el cambio climático. Es por ello que las ciudades sostenibles y resistentes necesitan humedales saludables.

Le sugerimos: Plantas exóticas amenazan a los humedales de Bogotá

A pesar de sus importancia, según WWF, estas áreas siguen siendo degradadas y destruidas: ríos y arrecifes, pantanos y manglares, praderas de pastos marinos y con ello las esperanzas de un futuro sostenible. "Si la tendencia actual continúa, no habrá mucho que celebrar en 2021".

Dentro de las principales amenazas para estos ecosistemas se encuentran los procesos de desecación para la ampliación de la frontera agrícola y ganadera, así como los vertimientos de aguas residuales por causa de conexiones fraudulentas, principalmente. 

Hay expertos que señalan que en el país no se ha tomado conciencia de que buena parte del territorio nacional corresponde a humedales, por lo que la planificación del desarrollo del país debe incorporar esta visión en cualquier iniciativa gubernamental.

Ante esta difícil realidad y en su tarea de proteger estos importantes ecosistemas y promover la participación de las comunidades locales en el manejo de humedales y en las labores de seguimiento o monitoreo de sus características ecológicas, el Minambiente creó el Comité Nacional de Humedales, que se encarga de apoyar las acciones a nivel nacional para la implementación de la Política Nacional de Humedales y las recomendaciones aprobadas en las Conferencias de las Partes contratantes de la Convención Ramsar y su Plan Estratégico.

Este Comité sirve de espacio de discusión para analizar aspectos específicos que puedan afectar los humedales, a la vez que propone mecanismos de aplicación de lineamientos, recomendaciones y resoluciones emitidos por la Convención Ramsar, con el fin de salvaguardar estos ecosistemas y evotar que se sigan degrandando.