Tendencias
Las aletas incautadas en Hong Kong pertenecían a tiburones zorros y sedosos. Foto: Pixabay.

actualidad

Récord: incautan 26 toneladas de aletas de tiburón

Para obtener esta cantidad se tuvieron que haber sacrificado por lo menos 38.500 escualos. El material fue hallado en dos contenedores procedentes de Ecuador. Hay indicios de que en Colombia existe un tráfico ilegal de aletas que sale por territorio ecuatoriano.

Los funcionarios de los servicios aduaneros de Hong Kong se declararon sorprendidos al encontrar un cargamento de contrabando de 26 toneladas de aletas pertenecientes a unos 38.500 tiburones. 

Según las autoridades se trata de una incautación récord que ilustra la demanda todavía muy fuerte que tiene este producto en la antigua colonia británica.

Las aletas se encontraban en dos contenedores procedentes de Ecuador. "Había 13 toneladas en cada contenedor, mientras que el anterior récord fue una incautación de 3,8 toneladas en 2019", señaló Danny Cheung, un oficial de aduanas local.


Cargamento de contrabando de 26 toneladas de aletas de tiburón incatadas en Hong Kong. Foto: AFP PHOTO / HONG KONG CUSTOMS Y EXCISE DEPARTAMENT


La mayoría de las aletas pertenecían a tiburones zorro (Alopias superciliosus) o sedosos (Carcharhinus falciformis),
dos especies vulnerables, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Un hombre de 57 años fue detenido y puesto en libertad bajo fianza por esta situación. 

Las poblaciones de tiburones fueron diezmadas en las últimas décadas, sobre todo por la pesca para el consumo. La recuperación de aletas suele consistir en la pesca de peces, el corte de las mismas y la liberación de los peces mutilados al agua.

Las aletas secas se venden a precios altos para ser utilizadas en sopas muy populares en el sur de China. La venta y el consumo de aletas de tiburón no son ilegales en Hong Kong, pero los comercios deben tener una licencia.

¿Habría aportes del mercado ilegal colombiano?

La exportación de aletas de tiburón se encuentra prohibida en Colombia desde septiembre de 2017. Sin embargo, existen indicios sobre la existencia de tráfico ilegal hacia mercados asiáticos por territorio ecuatoriano o panameño.  

"A través de Tumaco sale mucho producto ilegal hacia Ecuador. Es posible que por ahí también esté saliendo aleta de tiburón", dijo Nicolás del Castillo, director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), durante una rueda de prensa realizada el 30 de octubre de 2019.   

Le sugerimos: Demandan a acuario francés por la muerte de 30 tiburones martillo

El funcionario sostuvo en su momento no saber con certeza si se estaba dando o no un contrabando de aletas, pero indicó que, de ser así, serían los mismos pescadores colombianos los que estarían "haciendo la trampa". "No es que vengan extranjeros a pescar acá y luego se lleven el producido", aclaró. 

Del Castillo informó que las aletas de los tiburones que son capturados incidentalmente por los cerca de 65.000 pescadores artesanales que existen en el país en las costas Pacífica y del Caribe, son consumidas en el mercado interno. 

 


El consumo de aleta de tiburón en China es sinónimo de lujo y poder. Foto: Oceana.


El director de la Aunap aseguró que las aletas son principalmente comercializadas en Asia, donde -según él- un kilo puede estar oscilando en los 25 dólares, "aunque cuando escasea puede llegar a costar más de 300 dólares, mientras que un kilo de carne de tiburón puede estar solo en dos dólares", dijo. 

Le recomendamos: Las verdaderas razones por las que los tiburones atacan a los humanos

Para algunos asiáticos las aletas de tiburón tienen poderes afrodisíacos, mientras que para otros son un símbolo de lujo y poder, al punto que pueden llegar a pagar hasta 1.000 euros. Se estima que en el mundo cada año se comercializan cerca de 50 millones de aletas, pese a que diferentes estudios han advertido que estas partes pueden llegar a contener altas tasas de mercurio. 

"Nosotros tenemos en el país 37 especies de tiburón, que son recursos pesqueros susceptibles de explotación comercial. De esos 37, cinco están en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna (Cites), de la cual hace parte Colombia desde 1981. Para poder aprovechar esas especies se debe contar con el permiso Cites que expide el Ministerio de Ambiente y en la actualidad no se están tramitando", resaltó Del Castillo. 

Con información de AFP.