Garantizar la salud de la población en medio de una pandemia es un reto doble, por la atención que demandan los pacientes con covid-19 y los más de 45 millones de colombianos que requieren otros servicios.
Garantizar la salud de la población en medio de una pandemia es un reto doble, por la atención que demandan los pacientes con covid-19 y los más de 45 millones de colombianos que requieren otros servicios. - Foto: Getty Images

especial salud

Aprendizajes: así le fue al sistema de salud colombiano atendiendo enfermedades no covid durante la pandemia

Por: Paula Acosta*

El sistema de salud y seguridad social colombiano logró garantizar la atención de otras enfermedades apoyándose en las nuevas tecnologías. La crisis fortaleció al sector, que hoy busca atender nuevas necesidades de la población como la salud mental.

Los dos últimos años no pasarán al olvido. No solo por la sensación de angustia, pérdida y zozobra que vivimos como un trauma colectivo de escala mundial, sino de manera especial por las lecciones aprendidas. El sector salud se puso en la primera fila en defensa de la sociedad. Aseguradoras, personal de salud, prestadores y Gobierno trabajamos como un solo equipo con el objetivo de proteger a los colombianos. La pandemia, en muchos sentidos, puso a prueba el Sistema de Seguridad Social en Salud y, como suele suceder con las crisis, hoy con un poco más de perspectiva pero aún en medio de lo que podría ser la fase final, podemos decir que saldremos fortalecidos.

El reto de garantizar la salud de la población en medio de una pandemia es doble: atender a un alto número de pacientes con covid-19 y no descuidar a los más de 45 millones de colombianos asegurados que demandan otros servicios. El sistema de salud tuvo que reorganizarse para continuar con la atención de enfermedades como cáncer, diabetes o hipertensión en medio de múltiples restricciones.

Durante estos 23 meses, las personas con mayor vulnerabilidad y riesgo de complicación por covid-19 recibieron más de 120 millones de atenciones. Adicionalmente, se realizaron más de 30 millones de atenciones relacionadas con el virus, sin que esto generara a las familias un gasto catastrófico, como sucedió en otros países de la región o como hubiese sucedido en Colombia en ausencia de un sistema de aseguramiento. Por otra parte, el programa de vacunación que al año aplicaba 17 millones de dosis se quintuplicó, alcanzando más de 82 millones solo en 2021.

Una buena parte de estos resultados ha sido posible gracias a las innovaciones que incorporó el sector salud y que constituyen uno de los grandes aprendizajes. La telemedicina creció por encima de cualquier proyección. En menos de dos años, las diez EPS que hacen parte de Acemi efectuaron, en el marco del Plan Prioridad Mayor, 33 millones de prestaciones virtuales, 400 por ciento más que en la prepandemia.

Los 31 millones de afiliados a las EPS de Acemi se han beneficiado de la innovación en modelos de atención domiciliaria, el fortalecimiento de mecanismos diferenciales, la capacidad de pruebas y servicios hospitalarios y la creación de canales prioritarios que permitieron realizar 6,7 millones de atenciones a domicilio y enviar 12,3 millones de medicamentos a las casas.

La vuelta a la “normalidad” supone grandes desafíos, tanto por las prestaciones que hay que realizar desde la prevención y detección temprana, además de mitigar el impacto de la pandemia, como por las nuevas necesidades de la población, entre ellas la salud mental.

En cifras

  • 31 millones de afiliados a las EPS de Acemi se han beneficiado de la innovación en modelos de atención domiciliaria.
  • 400 por ciento crecieron las prestaciones virtuales de servicios de salud en las diez EPS que hacen parte de Acemi.

*Presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi).