La caída del pelo se empieza a notar dos meses después de haber superado el virus.
La caída del pelo se empieza a notar dos meses después de haber superado el virus. - Foto: Getty Images

especial salud

Caída del pelo y dermatitis: dos secuelas de la covid-19 que dispararon las consultas dermatológicas en Colombia

El virus, el estrés generado durante el confinamiento y el uso excesivo de productos con alcohol generaron reacciones en la piel que es recomendable tratar a tiempo.

La caída del pelo se ha convertido en una de las secuelas más frecuentes de la covid-19 y hoy en día demanda la atención especializada de los dermatólogos. Generalmente, se empieza a notar dos meses después de haber superado el virus, incluso si los síntomas fueron leves. Así lo explica el médico y dermatólogo Giovanni Bojanini, reconocido como uno de los pioneros de la dermatología cosmética en América Latina por iniciar en Colombia el uso de la toxina botulínica (bótox) para fines estéticos e innovar con sus tratamientos anticalvicie, de regeneración capilar y microinjerto.

Web Salud, Especial Salud, Clínica Dermatológica Bojanini
Web Salud, Especial Salud, Clínica Dermatológica Bojanini - Foto: Alexandra Ruiz

Bojanini asegura que con la pandemia las consultas se incrementaron un 80 por ciento. De hecho, al Centro Dermatológico Giovanni Bojanini de Bogotá comenzaron a llegar, por igual, hombres y mujeres afectados por la alopecia. “Se ven dos formas de pérdida de pelo severa: la alopecia genética y la alopecia areata, que se asocia al estrés y se ha presentado en muchos jóvenes como consecuencia de la incertidumbre y el encierro”, precisa el especialista con más de 30 años de trayectoria.

Además del incremento de consultas y tratamientos por caída del pelo, ahora atiende tipos de dermatitis inusuales antes de la emergencia sanitaria. Debido al uso excesivo de alcohol, jabón antibacterial, mascarillas y tapabocas, las personas comenzaron a presentar problemas de resequedad, envejecimiento de la piel, rosácea y acné. Sin embargo, según explica Bojanini, una de las enseñanzas que dejó la pandemia fue una mayor conciencia de la importancia de los cuidados cosméticos para una buena calidad de vida. “Muchos están empezando a recuperar la autoestima y quieren invertir en salud. Nuestros clientes buscan bienestar, hacer ejercicio, mejorar la alimentación, verse bien y envejecer de una forma adecuada”, explica.

Por esta razón, el Centro Dermatológico Giovanni Bojanini también ha querido enfocarse en ofrecer servicios que contribuyan al bienestar de sus pacientes, como los tratamientos de rejuvenecimiento y antienvejecimiento. Uno de los procedimientos que más interés despierta es la terapia de suplencia hormonal, la cual utiliza hormonas biosimilares derivadas de productos vegetales para devolverle al organismo los niveles fisiológicos de las hormonas que se van disminuyendo con la edad y que afectan la concentración, la pérdida de masa muscular y el desempeño sexual.

Actualmente, Bojanini cuenta con 26 clínicas en diez países. Para este año se ha propuesto expandir su operación a Miami, España, Israel e Italia.

*Contenido elaborado con apoyo del Centro Dermatológico Giovanni Bojanini.

Les también: La otra pandemia: así afectó el covid la salud mental de los colombianos

Le puede interesar: ¿Por qué hay que vacunarse? Una médica intensivista cuenta cómo las vacunas del covid-19 cambiaron la forma de enfrentar la pandemia