Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Para atender los casos de abuso sexual llegarán 6 fiscales y el mismo número de investigadores. Foto: Getty images.
Denuncian caso de abuso sexual en Ecuador. Ciudadanía salvó a niña de ser, presuntamente, violada por un desconocido. - Foto: Foto: Getty images.

ecuador

A la cárcel, hombre que presuntamente intentó violar a una niña de 7 años en un baño público

El hecho se presentó en Ecuador y fue denunciado por la comunidad que, antes de entregar el señalado a las autoridades, le propinó una golpiza.

Autoridades judiciales de Ecuador, más precisamente su Fiscalía General, confirmaron este miércoles 5 de octubre el repudiable caso de un hombre que fue enviado tras las rejas, en medio de una medida de prisión preventiva.

Esto, luego de ser señalado como el presunto responsable de un caso de intento de abuso sexual en contra de una menor de edad, en hechos ocurridos en la provincia de Morona Santiago, en el centro oriente del país.

De acuerdo con el ente investigativo, el presunto abusador fue identificado como Carlos Daniel N., en contra de quien fue dictada la medida de prevención preventiva, en el marco de una investigación en la que actualmente se encuentra imputado por la presunta autoría de un intento de abuso sexual en contra de una niña de tan solo siete años.

En la reconstrucción de los hechos, la Fiscalía de Ecuador apuntó que, además de la medida carcelaria que ahora pesa sobre este hombre mientras avanza la investigación, las autoridades determinaron la pertinencia de que fuera establecida una serie de medidas de protección, en favor de la menor presuntamente vulnerada y su señora madre.

De acuerdo con la Fiscalía de Ecuador, los hechos por los que es señalado el presunto violador ocurrieron el pasado jueves 29 de septiembre, pasado el mediodía, en una zona identificada como el cantón Sucúa.

Allí, el presunto agresor fue observado adelantando conductas inusuales, que prendieron la alerta de algunos miembros de la comunidad, quienes decidieron seguir al hombre para determinar sus posibles intenciones, luego de evidenciar que, tras andar merodeando a las afueras de un colegio, el hombre abordó a una menor, quien posteriormente fue identificada como su presunta víctima.

La Fiscalía de Ecuador, en medio de su investigación, señala que, basada en las declaraciones testimoniales de las personas que denunciaron los hechos delictivos, el señalado intentó ‘comprar’ la voluntad de la menor víctima con el ofrecimiento de golosinas, logrando convencerla de irse con él.

Evidenciando que algo no estaba bien, algunas personas que apreciaron la conducta anómala decidieron seguir al señalado y a la menor, quienes habrían ingresado, según recoge la Fiscalía, hasta una heladería cercana, donde el hombre compró varias paletas para la niña. Ella salió del lugar, llevando consigo una bolsa llena de estas.

Siendo aún más rara la conducta evidenciada, dos de los vecinos del sector siguieron a la víctima y su presunto victimario, quienes ingresaron posteriormente a un templo católico; sin embargo, no lo hicieron para atender una ceremonia litúrgica, sino que, por el contrario, se dirigieron directamente a un baño público.

No obstante, al ingresar al baño, la menor no lo hizo sola, pese a que ya se encontraba en una edad en la que puede acudir por sí sola a ese lugar; por el contrario, el hombre ingresó con ella en el mismo cubículo, como denuncian los testigos.

Al evidenciar que en efecto habían presenciado una cadena o seguidilla de acciones irregulares, los dos ciudadanos que siguieron al presunto victimario decidieron abordarlo, estando aún dentro del baño público.

Pese a que la puerta del baño donde se encontraba encerrado el presunto violador y la niña se encontraba con seguro, los dos ciudadanos arremetieron con violenciaconsiguiendo que esta se abriera.

Según recoge la Fiscalía, al interior del cubículo del baño encontraron a la niña sin las prendas inferiores, sosteniendo aún en sus manos las paletas, y con ella al presunto agresor.

Al evidenciar este escenario, los ciudadanos alertaron a más personas sobre lo ocurrido y un grupo de estos acudió al lugar, que emprendió a golpes en contra del hoy detenido.

Tras ser alertadas las autoridades de lo ocurrido, acudieron al sitio, donde la comunidad entregó al presunto agresor.

Pese a que este podría ampararse en argumentos referentes a tratarse eventualmente de un familiar de la niña que la había ido a recoger al colegio y la había llevado al baño para que esta hiciera sus necesidades, la investigación policial permitió comprobar que no se trataba de alguien cercano a la niña.

Lo anterior, gracias a la recolección de testimonios de la misma víctima y de su madre.

Actualmente, hace curso la investigación, para la que se fijó un plazo de 30 días, y que también comprende un informe psicológico tras una entrevista con la menor víctima y un reconocimiento del punto de los hechos.

Según detalla la Fiscalía de Ecuador, “el abuso sexual está tipificado en el artículo 170 del Código Orgánico Integral Penal” y allí se establece que cuando la víctima es menor de 14 años, la pena de la persona responsable corresponde a la privación de la libertad por un tiempo entre siete y diez años.