Tendencias
Iryna Shulimova, de 59 años, llora al ver la destrucción de varios edificios de apartamentos por un cohete ruso, el domingo 10 de julio de 2022, en Chasiv Yar, región de Donetsk, en el este de Ucrania. Foto: AP/Nariman El-Mofty.
Este viernes también se registró un bombardeo en una cárcel en el Donbás. - Foto: Foto: AP/Nariman El-Mofty.

mundo

A plena luz del día, bombardeo ruso deja al menos cinco muertos en parada de bus en Ucrania

Al menos ocho personas han fallecido y otras 19 han resultado heridas en las últimas 24 horas en la región de Donetsk, en el este de Ucrania.

Al menos cinco personas murieron y siete resultaron heridas luego de un bombardeo de Rusia que golpeó una parada de bus en la región de Mikolaiv, en el sur de Ucrania, aseguró este viernes el gobernador regional.

“Bombardearon (...) al lado de una parada de transporte público. Doce personas están en el suelo”, dijo Vitaly Kim a través de Telegram.

El gobernador mencionó inicialmente cuatro muertos, pero luego indicó que el saldo fue de cinco muertos y siete heridos. Además, acusó a las fuerzas rusas de “bombardear la ciudad durante el día, cuando todos están comenzando sus ocupaciones”.

Al menos ocho personas han muerto y otras 19 han resultado heridas en las últimas 24 horas en la región de Donetsk, en el este de Ucrania, según informes de la Presidencia de Ucrania.

Este viernes también se registró un bombardeo en una cárcel en el Donbás, la zona del este de Ucrania controlada en parte por separatistas prorussos, causando la muerte de 40 prisioneros de guerra ucranianos. El ejército ruso acusó a las tropas de Kiev de ser los responsables.

El Ministerio de Defensa ruso afirmó en un comunicado que los tiros de un sistema de artillería Himars, entregado a Ucrania por Estados Unidos, golpearon una prisión en la región de Donetsk, donde estaban encarcelados soldados ucranianos.

Según el ministerio, la prisión está cerca de la localidad de Olenivka (denominada Elenovka en ruso) a cerca de unos 30 kilómetros al sudoeste de Donetsk, la capital de una de la región separatista del mismo nombre. “Esta provocación escandalosa tiene como objetivo asustar a los soldados ucranianos y a disuadirlos de rendirse”, afirmó.

La televisión pública rusa difundió imágenes de barracas calcinadas, sin mostrar ninguna víctima. La AFP no pudo verificar de forma independiente estas declaraciones.

El ministerio precisó que la prisión albergaba, entre otros, a miembros del batallón de Azov, una división que ganó notoriedad por su defensa de la ciudad de Mariúpol frente al avance de las tropas rusas y que Moscú afirma que se trata de una formación neonazi.

Después de semanas de asedio y resistencia en la planta siderúrgica de Azovstal en Mariúpol, cerca de 2.500 combatientes ucranianos se rindieron en mayo. Las autoridades rusas habían indicado que iban a ser encarcelados en Olenivka.

Fotos de la semana 15 julio
Ocho personas han muerto y otras 19 han resultado heridas en las últimas 24 horas en la región de Donetsk. - Foto: AP

Cohetes rusos destruyen parte de una base militar cerca de Kiev, capital de Ucrania

El jueves varios cohetes destruyeron parcialmente una base militar cerca de Kiev, la capital de Ucrania, anunció el jefe de operaciones del Estado Mayor General del Ejército, Oleksii Gromov. “Alrededor de las 05:00 (hora local) el enemigo lanzó un ataque disparando seis misiles de crucero Kalibr contra una unidad militar en Lioutij, región de Kiev”, declaró.

Un edificio de la base fue destruido y otros dos dañados, mientras que uno de los seis misiles fue derribado por la defensa antiaérea ucraniana. Los cohetes fueron lanzados desde Crimea, península anexada en 2014 por Moscú.

Más bombardeos con lanzacohetes múltiples tuvieron como objetivo la región de Cherniguiv en el norte de Ucrania, disparados desde la vecina Bielorrusia, un aliado de Moscú, agregó Gromov, que citó varias “bajas” en el ejército ucraniano.

Consecuencias del bombardeo ruso en Chasiv Yar, Ucrania.
Un edificio de la base miliar fue destruido y otros dos dañados. - Foto: Anadolu Agency via Getty Images

Las fuerzas rusas continúan su avance cerca de Síversk y Bajmut, en el Donbás, región industrial que Moscú desea conquistar. La situación es “difícil, pero está totalmente bajo control”, aseguró Gromov. En la región ocupada de Jersón, en el sur del país, donde las tropas ucranianas llevan a cabo una contraofensiva, tres aldeas fueron recuperadas de manos rusas estas dos últimas semanas, agregó.

Este jueves, otros responsables ucranianos informaron de bombardeos rusos en varias áreas. “Es una mañana agitada. Una vez más, tenemos el terror de los misiles”, señaló en Telegram el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, asegurando que Kiev “no se rendirá y no bajará los brazos”.

Al menos una persona murió y dos resultaron heridas en un ataque en la región de Dnipropetrovsk, anunció el gobernador Valentin Reznichenko, también en Telegram.

Así mismo, el máximo dirigente de la región de Mikolaiv, en el sur del país, comunicó un bombardeo “masivo” con misiles que destruyó una escuela e hirió al menos a un ciudadano. Por su parte, el alcalde de Járkov, la segunda ciudad del país en el noreste, mencionó dos ataques con misiles S-300 que provocaron incendios.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania es de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.