salud

China confinó a una ciudad de más de 4 millones de personas por rebrotes de covid-19

El país busca evitar que los contagios se sigan expandiendo a unos 100 días de los Juegos Olímpicos de Invierno, que albergará el próximo año.


El aumento de casos de covid-19 en la ciudad Lanzhou, en el centro del país, obligó a las autoridades a poner en cuarentena estricta nuevamente a esta región, para evitar que los contagios se sigan expandiendo a unos 100 días de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en China en febrero del próximo año.

“Todos los vecindarios residenciales deben permanecer cerrados y los desplazamientos estrictamente controlados”, indicó la ciudad en un comunicado de prensa esta semana, luego de que se registraran 29 casos este martes.

La Comisión Nacional de Sanidad del país asiático notificó también seis nuevos casos el pasado lunes, por lo que esta situación ha prendido las alarmas entre las autoridades sanitarias, pues esta región ya suma más de 50 casos activos del virus, que aunque es una cifra relativamente baja, puede generar un nuevo pico de contagios, el cual podría extenderse debido a la llegada del invierno.

Cabe mencionar que además hay 33.307 personas bajo observación médica en todo el país. “La situación de control y prevención epidémicos en Lanzhou es grave y compleja”, explicó el Gobierno en el comunicado de este martes, en el que agregó que tomará las medidas necesarias para evitar que se siga expandiendo el coronavirus.

Dentro de las medidas, la ciudad empezará a realizar pruebas de ácido nucleico para detectar casos, mientras que al mismo tiempo confinará los complejos residenciales, de los cuales solo se podrá salir para comprar víveres, recibir tratamiento médico o participar en las tareas de control y prevención contra el coronavirus, tal como ocurrió al principio de la pandemia en marzo del año pasado.

Aumento de casos en el mundo

En el mundo ya se han aplicado más de 6.825 millones de dosis de las vacunas contra el coronavirus, pero aún así los contagios siguen subiendo en algunas partes como Rusia, China, el Reino Unido, Alemania e Italia.

De acuerdo con expertos, las variantes del coronavirus y la reticencia a la vacuna en algunas partes de Europa han sido las causas de que los contagios vengan subiendo durante las últimas semanas.

Otro factor que ha influido en la subida de casos es la eliminación de medidas de bioseguridad (como el uso del tapabocas) y el regreso gradual a la “normalidad” de eventos sociales y culturales que generan magnitudes (fiestas y conciertos).

Recientemente, en Rusia se registraron 37.930 casos en 24 horas, marcando así un nuevo récord diarios de contagios desde el inicio de la pandemia. Además, las autoridades rusas están registrando entre 800 y 1.100 muertes diarias por el coronavirus, razón por la cual se tuvieron que volver a implementar medidas restrictivas a la movilidad.

Ante el incremento de los contagios y fallecidos, el alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, decretó diez días festivos entre el 28 de octubre y el 7 de noviembre, en un intento por frenar el avance del virus. Así, apoyó la propuesta del presidente, Vladimir Putin, que ha abogado por adoptar medidas similares en todo el país.

Coronavirus en Rusia
Trabajadores médicos trasladan a un posible paciente de coronavirus en un hospital en Kommunarka, a las afueras de Moscú, Rusia. - Foto: AP

Hasta la fecha, cerca de un tercio de la población rusa cuenta con la pauta completa, mientras que varios sondeos muestran que más de la mitad de los rusos no planean vacunarse, una situación que ha sido achacada por las autoridades como una de las causas de la propagación del virus.

Por su parte, en Alemania el promedio de casos diarios se ubica en 100 por cada 100.000 habitantes, cifras tan altas que no se veían desde mayo pasado. Esta subida en los casos prendió las alarmas en las autoridades alemanas, tanto así que están considerando revivir medidas de restricción con el fin de evitar que el pico se haga mayor.

En Reino Unido se han venido presentando más de 50.000 casos nuevos de coronavirus en las últimas jornadas, lo que ha hecho que el primer ministro británico, Boris Johnson, envíe repetidos y constantes mensajes a la población para que se coloquen las vacunas de refuerzo contra el coronavirus, las cuales son más efectivas contra las variantes del coronavirus.