china

Cuerpos de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido emiten alerta conjunta por espionaje chino

Desde Pekín se conoció una respuesta, calificando las denuncias como acciones infundadas para promover el sentimiento ‘antichino’ y desviar la atención pública para evitar que el foco se centre en las acciones desarrolladas por los dos gobiernos denunciantes.


A través de un curioso comunicado conjunto emitido el pasado miércoles, los altos mandos de los cuerpos de inteligencia británico y estadounidense, MI5 y el FBI, elevaron una advertencia frente a la detección de acciones atribuidas al espionaje chino en Occidente, en medio de una serie de acciones que, de acuerdo con los cuerpos de inteligencia, han venido en aumento en los últimos tiempos.

En un mensaje que despierta curiosidad, al ser un mensaje conjunto, desde Londres, los cuerpos de inteligencia advirtieron que si bien las acciones detectadas por parte de cuerpos de inteligencia y espionaje chinos son altas, estas estarían incrementando aún más.

Según precisan medios internacionales, el referido mensaje, atribuido al director general del MI5, Ken McCallum, y al director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Chris Wray, en el que se reporta la alerta conjunta, va dirigido a funcionarios y ejecutivos empresariales, con el objetivo de que se emprendan acciones que puedan poner en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos y el Reino Unido y sus empresas.

En ese sentido, desde el organismo de inteligencia del Reino Unido, McCallum dio a conocer que su organismo ha reforzado sus acciones orientadas a la vigilancia de las acciones por parte del régimen de Xi Jinping, advirtiendo que los esfuerzos que actualmente se despliegan, equivalen a “siete veces más investigaciones que en 2018″.

En ese mismo sentido, el directivo de la MI5 señaló que en los planes de la institución se encuentra seguir creciendo, sin descuidar los esfuerzos ‘significativos’ que ya se han desplegado frente a las eventuales amenazas representadas en China y Rusia.

En su advertencia, el funcionario afirmó que si bien las acciones desplegadas desde el partido Comunista Chino afectan al Reino Unido, lo que realmente es blanco del espionaje son los sectores que encarnan “la experiencia, la tecnología, la investigación y las ventajas comerciales líderes en el mundo, desarrolladas y que están en manos de las personas en esta sala”.

En ese mismo sentido, desde la dirección del FBI, se afirmó que la amenaza de la inteligencia china representa peligros de largo aliento, refiriéndolos como “complejo, duradero y generalizado”, advirtiendo además que Estados Unidos y Reino Unido, no serían los únicos blancos de ellos, sino que también los esfuerzos desplegados por China, apuntan a otros países objetivo.

Según el directivo del FBI, el principal objetivo de China se fundamenta en “robar su tecnología, lo que sea que hace que su industria avance, y usarlo para socavar su negocio y dominar su mercado”, advirtiendo sobre los escenarios que se encontraría en peligro.

Desde la arista comercial, los directivos de los correspondientes cuerpos de inteligencia advirtieron de los peligros que representarían para el comercio o la industria mundial un eventual ataque de China a Taiwán, recordando que aunque el mundo les ve como dos agencias diferentes, para Pekín, esta es considerada una provincia separatista, y que una eventual acción del gobierno de Xi Jinping, acarrearía una sensible perturbación para los sectores referidos.

En su comunicado, según recogen medios internacionales como la Agencia AFP, los directivos del MI5 y el FBI, urgieron a las empresas, el “mantenerse alertas y reportar posibles amenazas”, advirtiendo además que los intereses de China, más allá de copiar desarrollos, va en usar esos desarrollos en su beneficio, haciendo un énfasis en el aspecto del sistema democrático, el cual buscarían permear o debilitar.

Tras la revelación, desde Pekín se han pronunciado para desmentir las aseveraciones, clasificándolas de infundadas, y parte de una persecución.

El pronunciamiento de Pekín se conoció a través de su representación diplomática en Londres a través de un comunicado, en el que se refirieron a intereses por desarrollar “sentimiento antichino y desviar la atención pública para encubrir sus propios hechos infames”.

*Con información de AFP