mundo

DirecTV aclara si regresará a Venezuela tras confusión en el país vecino

Luego de que varios usuarios en redes sociales anunciaran un posible regreso de la señal a Venezuela, la compañía aseguró cuál es la verdad.


DirecTV lamentó la confusión generada en varios suscriptores venezolanos, quienes reportaron que sus decodificadores estaban recibiendo una actualización de software que permitió que dos de los canales estuvieran activos.

Varios publicaron a través de sus redes sociales que la señal que había sido retirada desde el pasado mes de mayo, estaría retornado al país.

Sin embargo, la compañía se pronunció al respecto. “Lamentamos la confusión, esto no indica que el servicio este de vuelta. Por favor seguir la cuenta de @DIRECTVVE en Twitter e Instagram donde próximamente se publicará información sobre las acciones que la compañía tomará respecto a quienes tenían una suscripción con DIRECTV”, escribió DirecTV para Latinoamérica en su cuenta de Twitter.

Así mismo explicaron a un usuario las razones por las que “se vieron obligados a cerrar las operaciones de TV paga en Venezuela”.

“Nuestro servicio no ha retornado, lamentamos la situación; ante la imposibilidad para la unidad de AT&T, DIRECTV de cumplir con los requisitos legales de Estados Unidos y Venezuela”, explicaron.

Es preciso recordar que el pasado mes de junio, tres directivos de la compañía de televisión que fueron detenidos en Venezuela fueron acusados por "estafa", entre otros delitos, algo que sucedió después del cese de operaciones de la compañía en el país.

La firma estadounidense AT&T, propietaria de DirecTV, tildó de "sorprendente e inexplicable" el arresto de los "exejecutivos", al afirmar que "no estuvieron involucrados en la decisión de cerrar las operaciones de la compañía".

"Esta decisión fue tomada por ejecutivos de AT&T en Estados Unidos, sin el conocimiento o la participación de estas personas o cualquier otro exempleado venezolano", indicó la empresa en un comunicado en ese momento.

La compañía explicó que las sanciones económicas de la administración de Donald Trump contra Venezuela, que buscan asfixiar al presidente socialista Nicolás Maduro, prohíben transmitir las señales de la televisora privada Globovisión y el canal de la estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA TV.

Con cerca de 2 millones de suscripciones, según cifras de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), el cese de operaciones afectó a unos 6,5 millones de venezolanos.