Tendencias
Jane Goodall, de 88 años, es conocida gracias a sus seis décadas de trabajo pionero en Tanzania donde estudió a los chimpancés y encontró comportamientos “similares a los humanos”.
La experta Jane Goodall, dijo que se acaba el tiempo para detener los peores efectos del calentamiento global causado por la acción humana. - Foto: AFP

cambio climático

El cambio climático se acerca al “punto de no retorno”, este es el panorama según experta

Jane Goodall, de 88 años, es conocida gracias a sus seis décadas de trabajo pionero en Tanzania donde estudió a los chimpancés y encontró comportamientos “similares a los humanos”.

El clima del planeta cambia a tal velocidad que la humanidad está quedando sin posibilidades de solucionarlo, advirtió la primatóloga Jane Goodall.

Con décadas de activismo ambiental a cuestas, la experta dijo que se acaba el tiempo para detener los peores efectos del calentamiento global causado por la acción humana.

“Estamos literalmente aproximándonos al punto de no retorno”, afirmó en entrevista con AFP.

Añadió que “observa lo que está ocurriendo en el mundo con el cambio climático. Es aterrorizante. Somos parte del mundo natural y dependemos de ecosistemas saludables”.

Goodall, de 88 años, es más conocida gracias a sus seis décadas de trabajo pionero en Tanzania donde estudió a los chimpancés y encontró comportamientos “similares a los humanos” entre ellos, la propensión a la guerra y la capacidad de demostrar emociones.

La británica es una escritora prolífica y ha sido tema de varias películas. También fue inmortalizada como una muñeca Barbie y una figura de Lego.

La experta dijo que su despertar ambiental ocurrió en los años 1980 mientras trabajaba en Mongolia, donde percibió que las laderas habían perdido la cubierta forestal.

“El motivo por el cual la gente está cortando los árboles es para crear más tierra, para cosechar alimentos en tanto que su familia creció, y también para hacer dinero de productos como carbón y madera”, dijo.

Agregó que “si no ayudamos a esta gente a encontrar formas de costearse la vida sin destruir su medioambiente, no podremos salvar los chimpancés, los bosques o el resto”.

Goodall aseguró que ha visto algunos cambios para mejor en las últimas décadas, pero urgió a una acción más rápida.

“Sabemos lo que deberíamos estar haciendo. Tenemos las herramientas. Pero nos encontramos con esta lógica de lucro a corto plazo frente a la de largo plazo de proteger el medioambiente para el futuro”, dijo.

Así mismo, señaló que “no pretendo poder resolver los problemas que esto crea porque hay grandes problemas. Pero si observamos la alternativa, que es continuar destruyendo el medioambiente, estamos condenados”.

FOTO: ESTEBAN VEGA LA-ROTTA
OPERATIVO DE LA POLICIA NACIONAL PARA MITIGAR EL TRAFICO DE MADERA EN BUENAVENTURA
MADERA ILEGAL 
DEFORESTACION
OPERACION ALIANZA PACÍFICO
REVISTA SEMANA
25 DE MAYO 2022
“El motivo por el cual la gente está cortando los árboles es para crear más tierra, para cosechar alimentos en tanto que su familia creció, y también para hacer dinero de productos como carbón y madera”, aseguró la experta Jane Goodall. - Foto: ESTEBAN VEGA LA-ROTTA

La primatóloga habló al margen de la ceremonia en la que recibió en Los Ángeles el Premio Templeton.

Ese galardón dotado de 1,3 millón de dólares, se concede anualmente a personas que aprovechan el conocimiento científico para explorar las interrogantes que confrontan a la humanidad

El dinero fue entregado al Instituto Jane Goodall, una organización dedicada a la conservación global de la vida salvaje y el medioambiente con programas para la juventud en 66 países.

“El mensaje principal del programa es que cada uno de nosotros causa un impacto en el planeta a diario, y nosotros decidimos que tipo de impacto haremos”, dijo Goodall.

La experta puntualizó señalando que “es mi mayor motivo para tener esperanza”.

El aumento de temperaturas globales apunta a sequías generalizadas

Entre tanto, se conoció este miércoles un estudio que advierte que las sequías más frecuentes y duraderas causadas por el aumento de las temperaturas globales deben ser consideradas como un riesgo importante para las personas y los ecosistemas de todo el mundo.

Se trata de un análisis de la Universidad de East Anglia (UEA), publicado en la revista Climatic Change, en la que se muestra que incluso un modesto aumento de la temperatura de 1,5ºC tendrá graves consecuencias en India, China, Etiopía, Ghana, Brasil y Egipto.

Estos seis países fueron seleccionados para el estudio del proyecto de la UEA porque ofrecen una gama de tamaños contrastados y diferentes niveles de desarrollo en tres continentes que abarcan biomas tropicales y templados, y contienen hábitats de bosques, praderas y desiertos.

Francia, España y Portugal, los países más afectados por incendios forestales en medio de ola de calor en Europa
Francia, España y Portugal, los países más afectados por incendios forestales en medio de ola de calor en Europa - Foto: SDIS 33 via AP

El grupo de expertos, dirigido por el doctor Jeff Price y sus colegas del Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático de la UEA, cuantificó los efectos previstos de niveles alternativos de calentamiento global sobre la probabilidad y la duración de las sequías graves en los seis países.

Price, catedrático asociado de Biodiversidad y Cambio Climático, explicó que “los compromisos actuales de mitigación del cambio climático, que según las proyecciones seguirán dando lugar a niveles de calentamiento global de 3 °C o más, afectarían a todos los países de este estudio”.

Explicó que “por ejemplo, con un calentamiento de 3 °C, se prevé que más del 50 % de la superficie agrícola de cada país esté expuesta a sequías graves de más de un año de duración en un periodo de 30 años”

“Utilizando proyecciones de población estándar, se estima que entre el 80 % y el 100 % de la población de Brasil, China, Egipto, Etiopía y Ghana (y casi el 50 % de la población de la India) estará expuesta a una sequía grave de un año o más en un período de 30 años”, indicó.

Añadió que “por el contrario, encontramos que el cumplimiento del objetivo de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París, es decir, limitar el calentamiento a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales, se proyecta que beneficiará en gran medida a todos los países en este estudio, reduciendo en gran medida la exposición a la sequía severa para grandes porcentajes de la población y en todas las clases principales de cobertura de la tierra, con Egipto potencialmente beneficiado”.

En el escenario de calentamiento de 1,5 °C, se prevé que la probabilidad de sequía se triplique en Brasil y China, casi se duplique en Etiopía y Ghana, aumente ligeramente en la India y aumente sustancialmente en Egipto.

En un escenario de calentamiento de 2 °C, se prevé que la probabilidad de sequía se cuadruplique en Brasil y China; se duplique en Etiopía y Ghana; alcance una probabilidad superior al 90 % en Egipto; y casi se duplique en la India. Mientras que en un escenario de calentamiento de 3 °C, la probabilidad de sequía prevista en Brasil y China es del 30-40 %; del 20-23 % en Etiopía y Ghana; del 14 % en la India, pero de casi el 100 % en Egipto.

Por último, en un escenario de calentamiento de 4 °C, la probabilidad de sequía prevista en Brasil y China es de casi el 50 %; del 27 al 30 % en Etiopía y Ghana; de casi el 20 % en la India; y del 100 % en Egipto.

En la mayoría de los países, el incremento previsto de la probabilidad de sequía aumenta de forma aproximadamente lineal con el aumento de la temperatura. La excepción es Egipto, donde incluso pequeñas cantidades de calentamiento global pueden provocar un gran aumento de la probabilidad de sequía.

La profesora Rachel Warren, directora del estudio global del que este documento es uno de los resultados, advierte de que “no sólo aumenta la superficie expuesta a la sequía con el calentamiento global, sino que también aumenta la duración de las sequías. Se prevé que en Brasil, China, Etiopía y Ghana se produzcan sequías de más de dos años incluso en un escenario de calentamiento de 1,5 °C”.

En un escenario de calentamiento de 2 °C, se prevé que la duración de las sequías en todos los países (excepto en la India) supere los tres años. En un escenario de calentamiento de 3 °C, se prevé que las sequías se acerquen a los 4-5 años de duración y en un escenario de calentamiento de 4 °C, se prevén sequías graves de más de cinco años para Brasil y China, siendo la sequía grave la nueva condición de referencia.

Asimismo, se prevé que el porcentaje de tierras que se prevé que estén expuestas a una sequía grave de más de 12 meses en un periodo de 30 años aumente rápidamente en el escenario de calentamiento de 1,5 °C en Brasil, China y Egipto, y en las zonas de nieve y hielo permanentes en la India.

Con información de AFP y Europa Press