tendencias

Fotos | Mujer olvidó por cinco años una hamburguesa en su carro y se sorprendió al desempacarla

Tras lo sucedido, prometió no volver a comer en McDonald’s e incluso abandonar la comida rápida por completo.


Megan Condry, una mujer residente de Washington, Estados Unidos, conservó durante cinco años una hamburguesa comprada en McDonald’s luego de dejarla algunos días en su carro y ver que no empezaba su proceso de descomposición.

La mujer afirmó al Daily Mail que en noviembre de 2017 compró dos hamburguesas con queso y algunas papas fritas en un autoservicio pero, después de terminar una hamburguesa, arrojó la otra en la parte trasera de su automóvil y planeó comérsela más tarde.

La mujer de 41 años dice que cuando encontró la hamburguesa, cinco días después, se dio cuenta de que aún no había comenzado a podrirse por lo que decidió llevar a cabo un experimento para ver cuánto duraría sin cambios. Fue hasta el mes de enero de 2022 que Condry revisó qué había sucedido con esta comida.

“Estaba en el armario clasificando mis cosas navideñas y tiré la bolsa y la hamburguesa salió rodando. Lo había olvidado. Era duro como una roca, tan duro como un disco de hockey. Probablemente podría romper una ventana con él. Todo está completamente seco y podría empezar a desmoronarse”, señaló la mujer.

Además, una de las cosas más curiosas del descubrimiento fue que el empaque no emitía ningún olor. El panecillo, la hamburguesa de ternera y el queso permanecen intactos sin signos de moho o podredumbre.

Megan dice que se inspiró para llevar a cabo el experimento después de ver una hamburguesa vieja exhibida en el consultorio de su médico.

“Me gustan las cosas de ciencia. Un par de años atrás fui al médico y tenía un puesto de pasteles con una hamburguesa que había guardado durante 20 años. La habría tirado de no ser porque vi la del consultorio del médico”, dijo la mujer al diario local.

Asimismo señaló que ha intentado separar el pan y desarmar la hamburguesa pero tema que se rompa. “Quiero saber cómo es por dentro, pero no puedo verlo. No se ha reducido de tamaño ni se ha evaporado. Supongo que no tiene bacterias, me enferma. Creo que tiene tantos conservantes [en él] o ¿de qué otra manera habría durado tanto tiempo?”, afirmó Megan Condry.

Después de ver los resultados de su experimento, la mujer prometió no volver a comer McDonald’s e incluso abandonó la comida rápida por completo en un intento por perder peso. Además, planea continuar con su experimento, por lo que volvió a envolver la hamburguesa y la volvió a colocar en el armario donde la dejará durante otros cinco años. “La gente piensa que es tan asqueroso. No me sorprende que no se pudriera. ¿Será por eso que nos sentimos mal después de comer comida rápida?”, cuestionó ante el medio Condry.

“Cada vez que lo comía, mi estómago no se sentía bien. No me puedo imaginar envolviendo mi mano alrededor de eso y comiéndolo ahora”, finalizó.

Por su parte, un portavoz de McDonald’s USA dijo: “Nuestras hamburguesas están hechas solo con carne de res 100 % inspeccionada por el USDA. No hay conservantes ni rellenos en nuestras empanadas y lo único que se agrega es un toque de sal y pimienta en la parrilla”.