Home

Mundo

Artículo

Apodado por las autoridades estadounidenses “el mercader de la muerte”, Bout fue acusado de intentar vender a agentes encubiertos de este país misiles tierra-aire
Apodado por las autoridades estadounidenses “el mercader de la muerte”, Bout fue acusado de intentar vender a agentes encubiertos misiles tierra-aire - Foto: REUTERS/Damir Sagolj//File Photo

mundo

Habló el traficante de armas ruso liberado en canje con EE. UU. y acusó a Occidente de buscar “destruir” a Rusia

Viktor Bout fue acusado de intentar vender, a agentes encubiertos de este país, misiles tierra-aire y otras armas para que supuestamente las usara la guerrilla colombiana de las Farc.

Un traficante de armas ruso, que también ha sido llamado en varias ocasiones como el “mercader de la muerte”, fue la persona por la que Moscú decidió canjear a la basquetbolista estadounidense Brittney Griner, encarcelada en Rusia por tráfico de cannabis.

Viktor Bout fue piloto y traductor de las fuerzas armadas soviéticas y fue detenido en el 2008, en Tailandia. Tras una larga batalla judicial por su extradición, fue trasladado a Estados Unidos, lo que provocó tensiones entre Washington y Moscú.

En una entrevista concedida al canal estatal RT, antes conocido como Russia Today, el exprisionero ruso aseguró que “Occidente cree que no acabaron con nosotros en 1990, cuando la Unión Soviética empezó a desintegrarse”.

Washington aceptó después de unas largas conversaciones, entregar a Moscú a este hombre de 55 años a cambio de la basquetbolista estadounidense Brittney Griner, que fue detenida en febrero de este año.

Según un informe de la ONU, Viktor Bout nació en 1967 en Dusambé, capital de la exrepública soviética de Tayikistán, y estudió en el Instituto militar de lenguas extranjeras de Moscú. Más tarde, se incorporó a la fuerza aérea.

En la entrevista a RT, Bout aseguró que la independencia de Rusia ante otros estados en el mundo ha hecho que Estados Unidos quiera destruirlos de nuevo: “El hecho de que intentemos vivir, no estar gobernados por nadie ni depender de nadie, ser una verdadera potencia independiente (...) está claro que, para ellos, es una novedad sorprendente. Piensan que pueden destruirnos de nuevo y dividir a Rusia”.

Apodado por las autoridades estadounidenses como “el mercader de la muerte”, Bout fue acusado de intentar vender a agentes encubiertos misiles tierra-aire y otras armas para que supuestamente las usara la guerrilla colombiana de las Farc contra miembros de la lucha antinarcóticos de Estados Unidos.

Su vida inspiró la película El señor de la guerra, en la que Nicolas Cage interpreta a un cínico traficante de armas.

En su entrevista con RT, publicada este viernes, Bout habló sobre esa fama que le dio Hollywood: “Si hubieran venido a verme y me hubieran hecho preguntas, quizá hubieran imaginado una historia más interesante. Para mí, actualmente, Hollywood es simplemente un órgano de propaganda de Washington”, señaló.

El propio Bout dio las gracias a todos los implicados en su liberación después de llegar a territorio ruso. “Muchas gracias a todos los que han participado, que han ayudado. Estoy increíblemente feliz”, dijo, antes de relatar que su excarcelación fue una sorpresa, ya que no fue avisado por adelantado.

La televisión rusa publicó las imágenes del momento exacto del intercambio en el que se ve a Griner abandonar la prisión y escoltada por guardias de seguridad rusos y el momento en el que aborda el avión con destino a Abu Dabi.

También se puede observar al ruso Viktor Bout bajar del avión y encontrarse con otras personas en el aeropuerto tras su llegada al país. Según autoridades rusas, se llevaba tiempo negociando la liberación de Bout, aunque “Washington rechazaba categóricamente el diálogo sobre la inclusión del ruso en el esquema de intercambio”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia.

Después de que pasara un día del intercambio, el gobierno ruso ha descartado que el acuerdo con Estados Unidos para un intercambio de presos suponga un paso en la normalización de las relaciones bilaterales,

“Las negociaciones tratan exclusivamente sobre el asunto del intercambio”, comentó el portavoz de la presidencia rusa, Dimitri Peskov, que hizo hincapié en que “es erróneo sacar conclusiones hipotéticas sobre si podría ser un paso para superar la crisis bilateral”, según ha recogido el diario ruso Izvestia.

Con información de AFP y Europa Press*