Home

Mundo

Artículo

Sacerdote
Imagen de referencia - Foto: Getty Images

mundo

Hombre golpeó brutalmente a pastor de iglesia que presuntamente tocó de manera inapropiada a su hijo

El menor ya había alertado a su padre sobre un incidente “incómodo” que tuvo el religioso.

Un hombre en Oklahoma, Estados Unidos, golpeó brutalmente al pastor de una iglesia que presuntamente tocó de manera inadecuada a su hijo menor de edad. El religioso, identificado como Michael Coghill, resultó con el cráneo fracturado y con la cavidad orbital izquierda rota, tras la arremetida del enardecido hombre.

Medios de ese país indicaron que en días pasados el niño de nueve años le había dicho a su padre que en algún momento el religioso se había detenido en la estación del bus y lo había hecho sentir ‘incómodo’.

Para comprobar lo que le había manifestado su hijo, el hombre decidió ir a vigilarlo una vez estaba esperando el transporte y también empezó a grabar desde su vehículo sin que nadie se diera cuenta.

De un momento a otro, apareció el religioso Michael Coghill que solía trotar cerca del paradero de bus y, al ver al pequeño, se acercó nuevamente y le palmoteó la espalda y luego lo tocó de forma inapropiada.

Fue en ese momento en que el hombre, además de haber dejado todo grabado en video, decidió bajarse del vehículo e ir a golpear a Michael Coghill, quien ahora deberá responder ante la justicia por haber cometido “actos lascivos contra un menor de edad”.

Con la prueba y tras la denuncia del padre del menor, el religioso fue llevado hasta un centro de detención de Oklahoma a la espera de que la justicia proceda.

El sacerdote era pastor de la iglesia ‘Cristo de Lakehoma’, la cual a través de un comunicado lamentó lo ocurrido e indicaron que repudiaban lo hecho por el religioso contra el niño de nueve años.

“Nos rompió el corazón enterarnos del incidente que involucró a uno de nuestros ministros adultos y nuestros corazones están con el niño y la familia involucrados. Nos sorprendió esta noticia, ya que tenía una verificación de antecedentes limpia y no hemos recibido informes ni reclamos en su contra durante su mandato. El liderazgo de la Iglesia no tolera ningún tipo de abuso (…) Cooperaremos con las autoridades según sea necesario”, indicaron desde la iglesia ‘Cristo de Lakehoma’.

En lo que respecta a la Iglesia Católica, donde algunos de sus integrantes también se han visto involucrados en casos similares al anterior, el pasado 16 de julio Vaticano publicó un nuevo manual dirigido a obispos y directivas de la Iglesia católica distribuidas alrededor del mundo, en donde están estipulados los procedimientos para actuar ante las acusaciones de abuso sexual en contra de los menores de edad por parte de los servidores de la comunidad y así acabar con una “herida profunda y dolorosa que debe ser curada”.

Según el Vaticano, el vademécum no pretende establecer nuevas reglas o procedimientos, sino que es un instrumento para ayudar a las autoridades en la investigación y documentación de los casos de abuso a niños, niñas y jóvenes “que impliquen a religiosos” en las iglesias católicas de cualquier país. En otras palabras, el documento tiene la intención de simplificar la explicación jurídica de cada proceso.

Además, la Santa Sede subrayó que se tendrán en cuenta numerosos supuestos como relaciones sexuales “consentidas o no consentidas” al contacto físico con intención sexual, masturbación, producción de pornografía o inducción a la prostitución.

Asimismo, ha indicado que al momento de señalar un delito se debe informar la identidad del sacerdote involucrado, la fecha y lugar de los hechos, el nombre de las presuntas víctimas, así como sus diferentes ministerios. Incluso, debe reportarse el nombre del fiscal y los abogados designados en caso de conocerse el procedimiento penal.

De acuerdo con varios expertos, el manual no es del todo diferente puesto que ya existían normas sobre el tema, pero en esta oportunidad la propuesta diferente es que las mismas se presentan de una forma renovada, actual y organizada. Cabe mencionar que el vademécum está sujeto a futuras actualizaciones y eventuales cambios legislativos dependiendo de las peticiones de los clérigos.