bolivia

Impactante: hombre dice que salió a fiesta tradicional en Bolivia y despertó enterrado vivo en un ataúd

El joven afirma que fue usado como una ofrenda para la Pachamama. Policía inicialmente no le recibió la denuncia afirmando que se encontraba borracho.


Esta mañana me levanté a orinar y no podía moverme, amanecí dentro de un ataúd y bajo tierra”, son algunas de las palabras con las que Víctor Hugo Mica Álvarez, un ciudadano boliviano de 30 años, explicó a medios locales de su país la vivencia de la que fue objeto este fin de semana, cuando, según él, un grupo de personas se aprovechó de su estado de ebriedad, y pretendió convertirlo en una suerte de tributo u ofrenda a Pachamama.

“Me han querido meter de sullu”, afirmó el joven, aún afectado por lo ocurrido, a medios de comunicación de su país, explicando que el hecho ocurrió en medio de una celebración tradicional de su país, luego de que un amigo le convidara a tomar unas cervezas y a disfrutar de la celebración; no obstante, los tragos hicieron estragos en su cabeza, haciéndolo perder la conciencia, por lo que no recuerda con exactitud el momento, ni las razones por las que terminó convertido en un ‘muerto viviente’ que, afortunadamente, logró retomar el sentido para huir de la tumba en la que había sido depositado.

Según el joven, en medio de su estado de alicoramiento, despertó, pensando que estaba en su cama, con el objetivo de poder acudir a un baño a satisfacer sus necesidades básicas, encontrándose con que se hallaba al interior de un ataúd, del cual logró escapar tras romper el vidrio, y poder emerger de entre la tierra.

Aunque confiesa que sintió que no podía moverse, nunca perdió la calma y logró actuar del modo correcto para recomponerse, y encontrar la mejor solución a su situación.

Tras regresar a la superficie, el joven comenta que se encontró con una estructura a “medio construir”, por lo que presume que hizo parte de alguna suerte de rito y ofrenda, momento en el que pidió ayuda de algunas personas que lo condujeron hasta una estación policial para poner el correspondiente denuncio.

No obstante, debido a su condición, pues aparentemente aún mostraba signos de alicoramiento, las autoridades no le dieron credibilidad a su narración, y optaron por pedirle que, si realmente iba a poner un denuncio, este debía ser radicado en sano juicio.

De acuerdo con medios como Página SIete y La Opinión, en Bolivia, el joven se encontraba, al momento de ser encontrado, cubierto de restos o escombros de cemento, y algunas heridas propias de las maniobras que habría tenido que adelantar para evitar morir enterrado.

Según explican medios locales, los hechos ocurrieron en una localidad conocida como Achacachi, y tras ser divulgada su historia, esta ha despertado toda clase de opiniones, pues mientras que algunos se indignan con su historia, otros han optado por reírse del joven, advirtiendo que quizá su narración es objeto de la imaginación, dando descrédito a esta, basados en el estado de alicoramiento.

A través de las redes sociales circulan videos del hombre, visiblemente herido, entregando declaraciones a medios de comunicación bolivianos.

Me he encontrado a un amigo, y ese amigo me ha invitado un paquete de cervezas”, advierte el joven como inició de su conspicua narración, en la que confesó que lo enterraron vivo, y sobre la que manifiesta, no sabe cómo le han llevado hasta los terrenos baldíos en los que ‘resucitó'.

El hombre además denunció que fue despojado de sus objetos de valor.

A través de las redes sociales, también circula un video en el que autoridades policiales admiten haber conocido el caso del joven, y estar ya en desarrollo de una investigación de oficio, no obstante, el vocero de las autoridades también confirma que, de momento, el joven no se ha vuelto a acercar para poner el correspondiente denuncio.