venezuela

Inflación en Venezuela llegó al 183,8 % en lo que va de 2021

Solo en abril, la inflación venezolana fue del 24,6 %, mientras que en marzo había sido de 16,1 %.


El Banco Central de Venezuela (BCV) informó que la inflación del país entre enero y abril de 2021 llegó al 183,8 %.

Por su parte, solo en abril, la inflación se ubicó en 24,6 %, lo que representó un incremento en relación con la cifra registrada en marzo, que fue de 16,1 %.

Es de mencionar que el BCV no publica el cambio de la inflación interanual, el cual compara abril de 2021 con el mismo mes del 2020.

Venezuela vive desde hace ocho años una recesión económica caracterizada por la hiperinflación y la devaluación de su moneda local, el bolívar. Según el BCV, la inflación acumulada en Venezuela terminó el 2020 en 2.959,8 %, mientras que en 2019 fue de 9.585,5 %.

Esta hiperinflación ha hecho que el bolívar pierda casi la totalidad de su poder adquisitivo. Vale la pena destacar que, a inicios de 1983, un dólar de Estados Unidos equivalía a 4,30 bolívares. El auge del chavismo y las medidas económicas tomadas por el Gobierno, sumado a la crisis de los precios internacionales del petróleo, fueron deteriorando cada vez más la economía y el bolívar, tanto así que en la actualidad un dólar es más de 248.000 bolívares.

La devaluación de la moneda ha sido tal, que los propios mercados formales e informales de Venezuela han optado por llevar a cabo una dolarización de la economía: los bienes se transan en la moneda estadounidense y hay sueldos que también se pagan en la divisa norteamericana.

Aumentos del mínimo

A principio de este mes el Gobierno de Venezuela anunció que el salario mínimo de ese país se incrementará en aproximadamente un 300 %, que sin embargo no alcanza para un kilo de carne debido a la hiperinflación que se vive en dicha nación.

“Estuve pariendo recursos... para decretar el aumento del 289 %, que he decretado con beneficios desde abril”, dijo el presidente Nicolás Maduro en una alocución posterior a las movilizaciones que sus seguidores hicieron en Caracas y otras ciudades. “Estamos empeñados en recuperar el ingreso”.

De acuerdo con AFP, el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, precisó que el salario mínimo será de 7 millones de bolívares, que equivale a US$2,5, el cual se complementa con un bono de alimentación de “3 millones de bolívares, para llegar a un “ingreso mínimo de 10 millones de bolívares”.

El gobierno de Maduro había dejado de anunciar los aumentos al salario con bombos como en la era de su predecesor Hugo Chávez. Así las cosas, el último vigente, que fue de 1,8 millones de bolívares, junto a un bono de alimentación de la misma cantidad, no fue ni siquiera publicado en Gaceta Oficial. Estos 10 millones de bolívares son insuficientes para recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos, que sufren la peor crisis en la historia moderna de su país.

El total del nuevo ingreso mínimo se queda corto para comprar un kilo de carne, de 3,75 dólares, en una economía dolarizada, que transita su cuarto año de hiperinflación y octavo en recesión. Un cartón de 30 huevos en ese país, por ejemplo, vale 11 millones de bolívares, lo mismo que un kilo de queso, por encima del ingreso mínimo.

Estos montos pueden aumentar en los comercios de las zonas acomodadas de Caracas, con precios reflejados en dólares, la moneda de facto, manejada no solo por comerciantes formales, sino en la economía informal que se ha disparado por la misma pulverización del poder adquisitivo.

No hay cifras de cuántos en Venezuela ganan un sueldo mínimo -además de unos 4 millones de pensionados-, pero expertos coinciden en que quienes lo reciben se ven forzados a buscar otros ingresos en la llamada economía del “rebusque”.

“Sin confianza no va a haber inversión privada”, dijo por su parte el líder opositor Juan Guaidó en un acto por el 1 de mayo en Barquisimeto.

Con información de AFP.