mundo

Insólito: chavismo cambiará la bandera, el escudo y el himno de Caracas

Activistas políticos de oposición denuncian que la medida es un ataque a la identidad histórica de la capital de Venezuela y una violación a la Constitución del vecino país.


Ya es un hecho. Sin realizar una consulta pública a los ciudadanos de la capital de Venezuela, la alcaldesa de Caracas, Carmen Meléndez, firmó este miércoles 13 de abril la promulgación de la ordenanza que cambiará los símbolos de la ciudad: su bandera, escudo e himno.

Esta medida fue aprobada por los concejales chavistas, del régimen de Nicolás Maduro, en sesión especial por el Concejo Municipal Bolivariano Libertador, de Caracas.

“Así se presenta el escudo de Caracas, con las imágenes de nuestro Libertador Simón Bolívar, de una mujer afrodescendiente y un hombre indígena sobre el Warairarepano. Entre los elementos: la espada del Padre de la Patria, una lanza y la estrella roja de la revolución bolivariana”, detalló Meléndez desde su cuenta Twitter.

Por otra parte, detalló la alcaldesa que la bandera de Caracas muestra al cerro Warairarepano, así como a la estrella blanca que, según los concejales chavistas, simboliza la luz, rebeldía y brillo, junto al color rojo, que representa la pasión y la sangre de los patriotas, además de los colores verde, blanco y azul, presentes en los paisajes caraqueños.

Según el texto de la ordenanza municipal, se fortalecerá el sentido de pertenencia, el gentilicio y la identidad. Sin embargo, agregaron referencias a la llamada revolución bolivariana, ideología del fallecido presidente Hugo Chávez.

El Concejo Municipal señaló en la exposición de motivos que la simbología fue pensada y diseñada a “imagen y semejanza” de los caraqueños para “romper radicalmente con el vasallaje colonial” y para que se reconozca el pasado de los pueblos originarios, reseñó el diario El Nacional, de Caracas, en su página web.

Siguiendo una línea marcada por Nicolás Maduro, los concejales del chavismo argumentaron que la nueva propuesta es “una simbología y expresión del proceso de descolonización de la memoria histórica colectiva del pueblo de Caracas”. El documento describe cómo quedaron diseñados la bandera y el escudo, además de la composición del himno.

“La bandera del municipio es un estandarte de forma rectangular que representa la identidad caraqueña mediante la combinación de elementos simbólicos expresados en colores y formas, que condensan el devenir histórico y cultural de la ciudad de Caracas”, señala la ordenanza.

Ante el sorpresivo anuncio, realizado en plena Semana Santa y temporada de vacaciones para los venezolanos, las reacciones de líderes de la oposición no se hicieron esperar.

Mayerling Occhino, concejal por la Alianza del Lápiz, rechazó que el chavismo acabe con los símbolos de la capital venezolana, incluido el emblemático león. “Protestamos ante este ataque a nuestra identidad violando la ley y la Constitución”, manifestó en su cuenta de Twitter.

“¡Zarpazo a los símbolos de Caracas! Como primera fuerza opositora de la capital del país condenamos rotundamente esta violación a la idiosincrasia de todos los caraqueños”, agregó la concejal.

Desde la organización política cultural Caracas Ciudadana rechazaron contundentemente los cambios realizados a los símbolos de ciudad capital. “La bandera y el escudo son parte de nuestra cultura e historia como ciudadanos. El Concejo Municipal con mayoría del Partido Socialista Unido de Venezuela decide, sin consulta a la sociedad caraqueña”, denunciaron.

Alertaron que el régimen de Nicolás Maduro quiere eliminar y sepultar la historia de Venezuela. “Seguiremos apostando por una ciudad que reivindique la cultura, la historia y la ciudadanía para cada caraqueño”, dijeron.

“Miércoles Santo. Mientras los caraqueños asistimos a las iglesias a orar para que llegue el agua, cese la inseguridad, recojan la basura, se acaben los apagones, que nos llegue el gas, etc., el chavismo aprueba reforma de la ordenanza cambiando símbolos de la ciudad de Caracas, municipio Libertador”, se quejó Oswaldo Herrera, jefe de la división de activismo del partido Acción Democrática.