historia

La increíble historia de una mujer que ha vivido más de 100 años en una misma casa

Elsie Allcock nació en 1918 en el segundo piso de la vivienda y desde ese día hasta hoy sigue habitando el mismo hogar.


Con 104 años, la británica Elsie Allcock sigue viviendo en la misma vivienda que la vio nacer, en 1918.

En el momento en que Allcock nació, la Gran Bretaña era gobernada por el rey Jorge V y la Primera Guerra Mundial estaba a solo unos meses de comenzar.

Ella nació en el segundo piso de su casa, ubicada en Huthwaite, Nottinghamshire, Inglaterra, desde donde ha visto crecer a sus hijos, sus nietos y sus bisnietos.

Allcock vivió inicialmente allí con su madre, su padre y cuatro hermanos, quienes poco a poco fueron dejando la casa. Sin embargo, ella se mantuvo allí y, gracias a reformas que se han hecho con el paso del tiempo, la casa se mantiene intacta.

La mujer ha sido entrevistada por diferentes medios de comunicación locales como The Sun y The Daily Mail, donde ha tenido la oportunidad de contar un poco más de su historia con su casa.

Según cuenta, su padre, Mark Hall, era empleado de una mina de carbón y arrendó la casa para su familia. En tiempos difíciles, aseguró, tuvo que subarrendar una habitación para poder subsistir.

Cuando tenía 14 años, su madre, Eliza Hall, falleció producto de una neumonía, ocasionada por los fuertes inviernos que le pasaban la factura a cientos de personas.

Para 1960, ya Elsie se casó con Bill Allcock y tomaron la decisión de dejar de pagar arriendo y comprar la casa. La propiedad les costó, por esa época, 250 libras, que hoy en día son un poco menos de 26 millones de pesos.

Desde ese momento, ella no ha dejado la vivienda; la única vez que abandonó su hogar por un largo periodo fue cuando tuvieron que hacerle una cirugía de extracción del útero y estuvo hospitalizada. Sin embargo, una vez terminó su recuperación, regresó a su casa.

Desde allí ha podido ver cómo ha cambiado el mundo y su entorno; vivió la Segunda Guerra Mundial, los cambios internos de su país, la llegada de los celulares y del internet y hasta la pandemia de la covid-19.

En cuanto a la vivienda, contó que ha hecho varias remodelaciones, pero que, en esencia, la casa sigue siendo la misma.

Una de las remodelaciones más importantes que ha recibido la casa es la del baño, que inicialmente quedaba afuera. Según contó, el baño exterior funcionaba bien, pero con su esposo decidieron construir uno interno donde pudieran estar más cómodos.

Igualmente, atrás quedó la iluminación con vela y las chimeneas de carbón. Ahora la casa cuenta con conexiones eléctricas, aunque conserva la vieja chimenea.

Bill y Elsie tuvieron en total dos hijos, de quienes partió su descendencia. Ahora, la familia está conformada por seis nietos y 36 bisnietos; la gran mayoría de ellos ha podido vivir en la casa o pasar tiempo en ella.

Hombre mayor, contemplar, en casa
Hombre mayor, contemplar, en casa - Foto: Getty Images

El esposo de Elsie falleció en 1955 debido a un cáncer, pero ella se mantuvo dentro del hogar y en varias entrevistas ha dicho que no dejaría la casa por ninguna razón.

Allí ha visto pasar cuatro reyes y reinas, 25 primeros ministros británicos, y el hogar es ahora un punto de encuentro para su familia.

En varias entrevistas, uno de los hijos de la pareja afirmó que su madre nunca dejará la casa, que es feliz allí y que ha pedido que, una vez ella se vaya, sus hijos mantengan la tradición.

Hoy en día, Elsie se mantiene intacta, goza de buena salud y hace labores de jardinería dentro de su hogar, que para ella no solo han sido cuatro paredes y un techo, sino que va mucho más allá; su casa es parte de su vida y la de toda su familia.