mundo

Las cosas que la NASA prohíbe hacer en el espacio

Hay normas que se deben respetar dadas las condiciones en las que se encuentran los astronautas.


La NASA tiene ciertos protocolos antes de elegir a las personas que serán los tripulantes de sus diferentes misiones, pues quienes han logrado hacer parte de ellas, son personas altamente calificadas. De igual manera, para estar allí en el espacio, hay normas que se deben respetar dadas las condiciones en las que se encuentran los astronautas.

En medio de las misiones, hay ciertas circunstancias que dificultan algunas conductas o comportamientos que sí se pueden hacer en la tierra, pues no hay el tipo de “impedimentos” que sí hay en la estratosfera, puntualmente respecto a la gravedad.

Una de las cosas que no se pueden hacer es tener relaciones sexuales, principalmente porque la falta de gravedad no lo permite, ya que no se podrían mover y ni siquiera podrían estar unidos. Además, tampoco se permite la masturbación, específicamente en los hombres.

Asimismo, no tienen permitido discutir sobre temas diferentes a la misión, así quedó estipulado entre las reglas que se establecieron para la misión denominada Artemis, que es el viaje con el que la NASA planea y proyecta volver a la Luna. Por lo que no tienen permitido discutir cosas personales.

Esto, según quedó registrado en el Tratado del Espacio Exterior de 1967, países como Japón, Australia, Luxemburgo, Estados Unidos, Canadá, Emiratos Árabes Unidos e Italia, firmaron dicho documento.

Otra de las cosas que no les está permitido hacer, es consumir pan dentro de la nave, ya que las boronas podrían causar daños, estorbando entre el mismo control. Por lo que las comidas de los astronautas, en su reemplazo, incluyen tortillas, por ejemplo. Este tipo de alimentos, no se llevan desde 1980, informó FayerWayer.

En esta imagen cortesía de la NASA tomada el 26 de octubre de 2021, el astronauta de la NASA Raja Chari (2a R) habla con miembros de los medios de comunicación después de llegar de Houston a la Instalación de Lanzamiento y Aterrizaje en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, con otros astronautas de la NASA. Tom Marshburn, (2do L) y Kayla Barron (R) y el astronauta de la ESA (Agencia Espacial Europea) Matthias Maurer (L), antes de la misión Crew-3 de SpaceX. - La misión SpaceX Crew-3 de la NASA es la tercera misión de rotación de la tripulación de la nave espacial SpaceX Crew Dragon y el cohete Falcon 9 a la Estación Espacial Internacional como parte del Programa de Tripulación Comercial de la agencia. El lanzamiento de Chari, Marshburn, Barron, Maurer está programado para el 31 de octubre a las 2:21 a.m. ET, desde el Complejo de Lanzamiento 39A en el Centro Espacial Kennedy. (Foto de Joel KOWSKY / NASA / AFP) / RESTRINGIDO AL USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO "AFP PHOTO / NASA / Joel Kowsky" - SIN MARKETING - SIN CAMPAÑAS DE PUBLICIDAD - DISTRIBUIDO COMO SERVICIO A LOS CLIENTES
En esta imagen cortesía de la NASA tomada el 26 de octubre de 2021, el astronauta de la NASA Raja Chari (2a R) habla con miembros de los (Foto de Joel KOWSKY / NASA / AFP) / - "AFP PHOTO / NASA / Joel Kowsky" - Foto: AFP

El tema del aseo personal (baño diario) es raro en algunas culturas del mundo, debido al alto costo del agua, pero en Colombia, por ejemplo, es algo de todos los días, sin embargo, para los tripulantes de la NASA, aunque no es propiamente una prohibición, llevar agua representa un total problema, porque es demasiado pesada para trasladarla hasta el espacio, por lo que “deben usar esponjas con agua destilada de la humedad o la orina”, según Los Replicantes.

Siguiendo por la línea de la limpieza, está prohibido botar basura, esto dado que podría llegar a alterar el contenido y la composición de la superficie en La Luna, por lo que aún sin salir de la Tierra, deben ser muy cuidadosos con el tema, incluso de los residuos de sus almuerzos.

Además, tienen la obligación de dar toda la información necesaria que pueda llegar a afectar la misión, esto, debido a que no hacerlo podría comprometer la seguridad de los tripulantes.

Otra de las cosas que es difícil hacer, es defecar, pues los astronautas, “deben ‘apuntar’ a un pequeño agujero. Todo termina en una bolsa que debe ser llevada con el resto de desechos espaciales, una vez esta se llena”, registra LR.

Dormir, también podría presentar dificultades, pues en la Tierra, mientras el sol sale o se pone, los seres humanos, duermen o se levantan, pero en el espacio, podrían llegar a ser testigos de hasta 16 veces en que el sol salga o se oculte, por lo que conciliar el sueño, es uno de los retos más complejos a afrontar.