ciencia

La misteriosa imagen que la Nasa capturó desde Marte, ¿de qué se trata?

Los especialistas lanzan varias hipótesis.


¿Es una planta rodadora, un trozo de hilo de pescar o un plato de espaguetis? El Perseverance, el robot de la NASA que explora Marte, descubrió un objeto que ha intrigado a los observadores del espacio e incluso ha llevado a algunos a reflexionar con ironía sobre la calidad de este plato italiano en el planeta rojo.

Más allá de estas suposiciones, la explicación más plausible es que se trate de restos de un componente utilizado para bajar el explorador robótico a la superficie marciana en febrero de 2021.

“Hemos estado discutiendo de dónde proviene, pero se cree que es un trozo de cuerda del paracaídas o del sistema de aterrizaje que baja el robot al suelo”, dijo a un portavoz de un laboratorio de la NASA. “Hay que tener en cuenta que no está confirmado que sea una cosa u otra”, añadió.

Los escombros se detectaron por primera vez el 12 de julio a través de la cámara de prevención de riesgos de la parte delantera izquierda del astromóvil. Cuatro días más tarde, cuando el Perseverance volvió al mismo lugar, ya no estaban.

Probablemente el viento arrastró el objeto, como ya pasó con un trozo de manta térmica visto el mes pasado, que podría haber salido del sistema de aterrizaje propulsado por cohetes. La acumulación de basura del Perseverance se considera un pequeño precio a pagar a cambio de los objetivos científicos del robot de buscar señales biológicas de antiguas formas de vida microbiana.

Estos objetos pueden convertirse, algún día, en valiosos artefactos para los futuros colonos de Marte. “Dentro de cien años, más o menos, los marcianos recogerán con entusiasmo todo este material y lo expondrán en museos o lo convertirán en ‘joyas históricas’”, trinó el astrónomo aficionado Stuart Atkinson.

Nasa anuncia su regreso a la Luna

Artemis 1, la primera misión no tripulada del programa estadounidense de retorno a la Luna, despegaría tan pronto como el 29 de agosto, anunció la agencia espacial NASA

La nave hará así el primero de una serie de vuelos con los que Estados Unidos pretende volver a la Luna con tripulación humana, establecer allí una presencia sostenida y utilizar las experiencias obtenidas para planificar un viaje a Marte en algún momento de la década de 2030.

El directivo de la NASA, Jim Free, declaró a periodistas que la primera ventana de posibles fechas de lanzamiento para el gigantesco Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) y la cápsula acoplada Orion son el 29 de agosto, el 2 de septiembre y el 5 de septiembre.

Las últimas pruebas realizadas en junio alcanzaron el 90 % de los objetivos y el miércoles Cliff Lanham, responsable de la división de vehículos espaciales, dijo que los ingenieros solucionaron fallas que causaban pérdida de hidrógeno en el sistema de lanzamiento.

Artemis 1 viajará alrededor de la cara oculta de la Luna en una misión que durará entre cuatro y seis semanas, más tiempo del que cualquier nave tripulada haya hecho sin acoplarse. Luego, volverá a la Tierra más rápido y con más calor que todas las naves anteriores.

También desplegará pequeños satélites denominados CubeSats, destinados a desarrollar experimentos espaciales. “Nuestro primer y principal objetivo es exponer el escudo térmico de Orion a las condiciones de recuperación lunar”, dijo Mike Sarafin, jefe de la misión.

A su regreso, la cápsula viajará a unos 39.400 km/h y experimentará temperaturas la mitad de calientes que las del Sol. El segundo objetivo es verificar la solvencia del vuelo del cohete y de la cápsula durante la misión. Finalmente, la NASA buscará recuperar a Orion tras su amerizaje para luego revisarla a fondo.

Con información de AFP