españa

Los escalofriantes delitos por los que acusan de asesinato a un colombiano en España

En los alegatos del juicio en su contra, Jorge Ignacio Palma confesó haber descuartizado a su víctima, Marta Calvo.


El colombiano Jorge Ignacio Palma es acusado del asesinato de una mujer llamada Marta Calvo y de dos muertes más en Valencia, España.

En las audiencias que se llevan a cabo en su juicio, Palma confesó haber desmembrado el cuerpo de Calvo pero no reconoce ser el autor de crimen de las otras dos muertes; incluso dijo que antes de este caso nunca se le había acusado de un delito similar.

Palma no solo está acusado de tres asesinatos, sino también de haber abusado sexualmente de ocho mujeres con el agravante de haber causado vejámenes a sus víctimas como introducir cocaína en sus partes íntimas.

Sin embargo, Palma ha asegurado que si bien fue el encargado de descuartizar a Marta Calvo, él no la habría asesinado.

Según confesó, en la noche de su cumpleaños no quería pasarlo solo así que decidió contratar a Calvo como dama de compañía.

Afirmó que bebieron algo, tuvieron relaciones y luego durmieron. Sin embargo, según contó en el juicio y narraron los medios locales, se despertó porque la víctima hizo un “ruido raro”, al tomarle el pulso notó que no respiraba.

Según añadió, en ese momento entró en pánico, incluso pensó en suicidarse pero decidió desmembrar el cuerpo de la mujer y arrojar los restos en dos contenedores; afirmó que decidió contar todo para que la familia pudiera encontrar los restos.

El colombiano ha sido tajante en señalar que él no la asesinó, pero que sí hizo “algo terrible”.

Los relatos que Palma ha dado a las autoridades presentan más inconsistencias que realidades; afirmó que cuando la madre de la fallecida fue a buscarla a su vivienda, él le negó su paradero ya que pensó que era una “madame” del lugar donde ella trabajaba, pero también afirmó que se entregó para darle paz a su familia.

A la policía también le pareció extraño que el colombiano utilizara más de seis celulares desechables para comunicarse con sus familiares y amigos y luego los arrojara a la basura.

Finalmente, Palma añadió que tanto él como Palma consumieron cocaína la noche de su muerte, pero negó introducirles drogas a otras prostitutas, así como negó los otros crímenes de los cuales se le acusa.

Palma se enfrenta a una pena de hasta 130 años de cárcel si es hallado culpable de los delitos cometidos.

Colombiano es señalado de cometer varios crímenes en España contra comunidad LGBTI+

Ante las autoridades españolas se entregó Nelson David, un colombiano de 25 años, que presuntamente sería el responsable de drogar y asesinar a varios hombres en ese país.

La Policía de Bilbao, municipio situado en el norte de España, indicó que existen hasta ocho muertes con características similares. Al parecer, el ciudadano colombiano contactaba a sus víctimas a través de una red social gay y, tras ganarse su confianza, los invitaba a bares.

Afirman que, posteriormente, Nelson David “se hacía invitar a la casa de sus víctimas, donde al parecer les suministraba éxtasis líquido”, para causarles cuadros de sobredosis y asesinarlos.

Pero antes de perpetrar los crímenes, el ciudadano “les pedía información sobre sus cuentas bancarias y las desocupaba”, así lo dieron a conocer las autoridades.

Información preliminar señala que cuatro hombres murieron entre septiembre y diciembre del año pasado con ese mismo modus operandi, pero hay otras muertes similares que son investigadas por las autoridades españolas.

“Al haberse considerado inicialmente muertes naturales, algunos de los cuerpos han sido incinerados, las autopsias no son completas y no existen inspecciones oculares”, indicaron fuentes de la Policía al diario El País, de España.

Aseguran que en uno de los casos, el presunto asesino dejó un morral donde la Policía halló documentos y éxtasis líquido, elementos que se convirtieron en materiales probatorios claves de la investigación.

Aunque el ciudadano se entregó a las autoridades que estaban en su búsqueda, negó ser responsable de estas muertes que han generado, durante varios meses, conmoción en España.

Medios locales señalan que Nelson David fue detenido en otras ocasiones por la Policía: en 2019 por estafa, en 2020 fue investigado por utilización fraudulenta de visa y también, presuntamente, estuvo en los calabozos en 2021 por el consumo de licor en vía pública.