Tendencias
Rod Phillips, ministro en Canadá destituido por irse de vacaciones en pleno coronavirus
Rod Phillips, ministro en Canadá destituido por irse de vacaciones en pleno coronavirus - Foto: Foto de Rod Phillips publicada en Twitter

mundo

Ministro es destituido por irse de vacaciones en plena crisis por coronavirus

El ahora exjefe de esta cartera aceptó su error y presentó la renuncia solicitada luego de regresar de su viaje por el Caribe. El gobierno, por su parte, dijo que la dimisión se pidió para guardar coherencia con las exigencias hechas a los ciudadanos.

El primer ministro de Ontario, Doug Ford, anunció la renuncia de su ministro de Finanzas, Rod Phillips, quien realizó un viaje al Caribe en medio de la crisis que vive su país por cuenta del coronavirus. El saliente jefe de la cartera aceptó su error y, luego de presentar su dimisión, lo calificó como un “error tonto”.

Ford dijo que la partida de Phillips demostró que su gobierno “toma en serio nuestra obligación de mantenernos a un nivel más alto” y de ser coherentes respecto a lo que se les exige a los ciudadanos. Phillips había realizado un viaje personal a St. Barts (San Bartolomé es una isla de habla francesa en el Caribe conocida comúnmente como Saint Barth y famosa por sus playas de arena blanca y las tiendas de moda) el 13 de diciembre y regresó el jueves por la mañana. Antes de la temporada navideña, los funcionarios de salud de Ontario habían instado a los residentes a quedarse en casa, a no viajar, a no salir si no era necesario. Al considerar que no era coherente exigir eso y al tiempo hacerlo, al ministro se le pidió su renuncia.

“Obviamente, cometí un error significativo de juicio y seré responsable de eso”, dijo Phillips. “No pongo ninguna excusa por el hecho de que viajé cuando no deberíamos haber viajado”. Posteriormente, Ford dijo en un comunicado que había aceptado la renuncia de Phillips luego de una conversación con él. Ford le solicitó a Peter Bethlenfalvy, actual presidente de la junta del Tesoro, que asuma el cargo de ministro de Finanzas en forma interina.

Canadá superó el domingo los 600.000 casos de infectados por coronavirus, dos semanas después de superar el medio millón, lo que demuestra la persistencia de la pandemia en el país norteamericano durante la temporada navideña. La tarde del domingo, Canadá sumaba 601.314 contagios desde el inicio de la pandemia y 15.860 muertes, de acuerdo con datos de las provincias y territorios reportados por el canal de televisión pública CBC.

Ontario, la provincia más poblada, registró 2.964 casos en las últimas 24 horas, en tanto Quebec tuvo 2.869, un nuevo récord diario para la provincia francófona que ostenta el mayor número de muertos. Los nuevos decesos registrados el domingo elevan el número total en Ontario a 4.650 y a 8.347 en Quebec.

Canadá, con una población de unos 38 millones, pasó de 500.000 a 600.000 casos en 15 días, si bien no había alcanzado los 100.000 hasta mediados de junio, tres meses después del inicio de la epidemia en su territorio. Algunas provincias, incluidas Ontario y Quebec, han impuesto confinamientos en varias regiones durante la temporada navideña.

En respuesta a las inquietudes expresadas sobre los viajes a destinos soleados a pesar de las recomendaciones oficiales, el Gobierno anunció la semana pasada que exigirá una prueba PCR negativa para todos los viajeros que arriben a Canadá. Las autoridades canadienses desaconsejan enfáticamente los viajes al extranjero que no sean esenciales para evitar la propagación de la enfermedad, una recomendación ignorada por algunos funcionarios electos.

En los últimos días, más de media docena de parlamentarios y políticos han admitido haber pasado tiempo en el extranjero durante la temporada navideña y algunos se han disculpado. Kamal Khera, parlamentaria liberal, anunció que dejará el cargo de secretaria parlamentaria de la ministra de Desarrollo Internacional justo después de anunciar que cruzó la frontera con Seattle para lograr llegar a un funeral privado.

Khera publicó un comunicado en el que dijo que asistió a una reunión de menos de 10 personas para lamentar la pérdida de su tío y su padre. La diputada residente en Brampton-West abandonó Canadá luego de que terminara la sesión parlamentaria más reciente y decidió volver el 31 de diciembre del año pasado.

La parlamentaria señaló que su visita se consideró esencial, pero anunció que dejará su puesto de secretaria parlamentaria para asegurarse de que sus elecciones “no distraigan de la importante labor de nuestro gobierno”. En marzo, Khera se contagió de coronavirus y anteriormente se había ofrecido como enfermera en un centro de atención a largo plazo en Ontario al principio de la pandemia.

Además de debatir esa situación, el comunicado también resaltó que el parlamentario Sameer Zuberi visitó a su abuelo enfermo en Delaware el 18 de diciembre y regresó a Canadá el 31 de diciembre: “El parlamentario del partido Whip no había sido previamente consciente de su requisito de realizar negocios familiares esenciales durante los encierros en sus respectivas jurisdicciones. Ambos parlamentarios siguieron todos los consejos locales de salud y seguridad en todo momento durante su viaje”.

Por otro lado, tres diputados más revelaron que viajaron mientras se aplicaban las medidas de bioseguridad en el país, ya que “necesitaban para completar los asuntos familiares esenciales”. “La diputada Alexandra Mendès fue a Portugal en julio; en agosto, la diputada Lyne Bessette fue a México, deteniéndose brevemente en Massachusetts [y] la diputada Patricia Lattanzio fue a Irlanda en septiembre”, resaltó el comunicado.

Por su parte, el diputado conservador de Calgary-Signal Hill, Ron Liepert, aseguró que había viajado a Palm Desert, California, en dos ocasiones para poder atender los “problemas esenciales de mantenimiento de la casa”.

Un portavoz de la oficina de Liepert informó que una de las visitas del diputado se realizó durante el receso parlamentario que se está implementando actualmente en el país: “No ha habido viajes no esenciales y él ha cumplido con todas las pautas de salud pública, incluido el programa de pruebas fronterizas de Alberta, cada vez que ha viajado”.