salud

OMS advierte que los casos de viruela del mono han aumentado un 20 %

El organismo mundial señaló que se han registrado más de 35.000 casos de contagio y 12 personas fallecidas, en 92 países.


Tras la aparición del virus del mono, las autoridades sanitarias del mundo avanzan en la identificación de los casos que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), reportó este miércoles un aumento del 20 % de los contagios.

De acuerdo con el organismo, desde que reapareció el virus este 2022, se han registrado más de 35.000 casos de contagio y 12 personas fallecidas, en 92 países.

La OMS activó su máximo nivel de alerta a finales de julio para tratar de contener el brote de esta enfermedad.

El último país que reportó su primer caso de viruela del mono fue Irán, donde el Ministerio de Sanidad señaló que el virus fue detectado en una mujer de 34 años a partir de la observación de sus lesiones cutáneas, de acuerdo con el portavoz de ese despacho, Pedram Pakaeen.

“La paciente, que vive en Ahvaz (suroeste) ha sido puesta inmediatamente en cuarentena”, añadió, sin precisar cómo se había contagiado.

Los primeros síntomas de la viruela del mono son fiebre alta, ganglios linfáticos hinchados y una erupción cutánea similar a la varicela.

Entre tanto, Estados Unidos declaró una emergencia de salud pública por la epidemia de viruela del mono, lo que le permitirá desembolsar fondos, recopilar datos y movilizar más personal en la lucha contra la enfermedad.

Se tomarán medidas rápidamente para controlar la epidemia y evitar que se extienda más, estimaron los expertos. Por el momento ya se superaron los 6.600 casos en el país, de los cuales alrededor de la cuarta parte en el estado de Nueva York.

“Estamos preparados para elevar la respuesta un nivel más para abordar este virus, e instamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y asuman la responsabilidad de ayudarnos a hacer frente a este virus”, dijo el secretario de Salud, Xavier Becerra.

La declaración, efectiva por 90 días pero que puede renovarse, tiene lugar cuando este jueves se superaron en todo el país los 6.600 casos, aproximadamente la cuarta parte de ellos en el estado de Nueva York.

Manos de un paciente contagiado con la viruela del mono
Los primeros síntomas de la viruela del mono son fiebre alta, ganglios linfáticos hinchados y una erupción cutánea similar a la varicela. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Los expertos creen que podría haber muchos más, porque a veces hay pocos síntomas, que pueden reducirse a simples lesiones similares a las de las enfermedades sexualmente transmisibles, una categoría en la que no entra la viruela símica.

Prevención

Para combatir esta epidemia, el Estado federal ha suministrado unas 600.000 dosis de la vacuna fabricada por el danés Bavarian Nordic y comercializada como Jynneos en Norteamérica (Imvanex en Europa). Se desarrolló inicialmente contra la viruela.

Pero es una cifra baja teniendo en cuenta que unas 1,6 millones de personas se consideran de alto riesgo en el país y la próxima entrega (150.000 dosis) no llegará hasta septiembre debido a problemas de logística, precisó un alto cargo del Departamento de Salud.

Alrededor del 99 % de los casos en Estados Unidos se han registrado en hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres, informó la semana pasada el Departamento de Salud. Esta es la población prioritaria para la vacunación a pesar de los riesgos de estigma.

También son una prioridad para las acciones preventivas organizadas por las autoridades para que se conozcan mejor los síntomas. Les sugieren reducir el número de parejas sexuales hasta que estén vacunados.

Se han entregado unas 14.000 dosis de un antiviral inicialmente desarrollado contra la viruela, el tecovirimat, aunque no se tiene mucha información sobre si es eficaz contra la viruela del mono.

Ahorrar dosis

A diferencia de brotes anteriores en África, el virus ahora se transmite predominantemente a través de la actividad sexual, pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advirtieron que también podría transmitirse durmiendo en la misma cama, compartiendo ropa y a través del contacto cara a cara prolongado.

Un pequeño pero creciente número de mujeres y niños han contraído la enfermedad.

En Estados Unidos no ha habido muertes por su causa, pero algunos pacientes han tenido que ser hospitalizados debido a un dolor agudo.

La agencia estadounidense de los medicamentos, la FDA, afirmó, por su parte, que considera permitir al personal sanitario administrar cinco dosis de vacuna a partir de una sola, modificando la forma en la que se inyecta.

*Con información de AFP.