mundo

ONU pidió garantizar una transición pacífica del poder en Sri Lanka

“Naciones Unidas Sri Lanka insta a todas las partes interesadas a que garanticen una transición pacífica del poder con pleno respeto a la Constitución”, dijo el organismo.


La coordinadora residente de la ONU en Sri Lanka, Hanaa Singer Hamdy, instó a “todas las partes interesadas” del país a garantizar una transición pacífica del poder “en pleno respeto” de la Constitución.

Naciones Unidas Sri Lanka insta a todas las partes interesadas a que garanticen una transición pacífica del poder con pleno respeto a la Constitución. Es importante que se aborden las causas profundas de la actual inestabilidad y los agravios de la población”, aseguró Singer Hamdy en un comunicado.

La ONU sostuvo que es “imperativo” que la transición de poder vaya acompañada de una “consulta amplia e inclusiva” dentro y fuera del Parlamento, y en la que se aborden las causas profundas de la inestabilidad que atraviesa el país.

“El diálogo con todas las partes interesadas es la mejor manera de abordar las preocupaciones y cumplir las aspiraciones de todos los habitantes de Sri Lanka”, agregó el escrito de Naciones Unidas.

Por otra parte, el organismo pidió a las autoridades ceilandesas que se aseguren de mantener la ley y el orden, aunque subrayó la importancia de que las fuerzas de seguridad lo hagan con moderación y que actúen en “estricto cumplimiento de los principios y las normas de Derechos Humanos”.

“Naciones Unidas está lista para brindar apoyo al Gobierno y al pueblo de Sri Lanka para abordar las necesidades tanto inmediatas como a largo plazo”, detalló la coordinadora residente de la ONU en el país asiático.

Este comunicado tiene lugar después de que el Parlamento del país haya confirmado la dimisión del presidente del país, Gotabaya Rajapaksa, que ha claudicado tras varios meses de protestas por el incremento de los precios, la falta de alimentos, medicamentos y combustible, que ha puesto a la pequeña isla asiática frente a su peor crisis económica desde que se independizó del yugo colonial británico.

En su lugar, el primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, juró este viernes el cargo como presidente interino. Durante su investidura, Wickremesinghe aseguró durante los últimos días que dimitirá una vez se forme un gobierno inclusivo tras la dimisión de Rajapaksa.

La revolución popular en Sri Lanka ha forzado así la caída definitiva de la familia Rajapaksa, después de que Gotabaya forzara a comienzos de mayo a su hermano Mahinda a dejar el cargo de primer ministro en un intento superfluo por aplacar las protestas.

Sri Lanka ya tiene nuevo presidente

El primer ministro de Sri Lanka asumió este viernes 15 de julio como presidente interino en reemplazo del renunciante mandatario Gotabaya Rajapaksa, cuya dimisión fue aceptada por el Parlamento tras huir del país en medio de protestas por la crisis económica que sacude a esta isla al sur de India.

Rajapaksa, cuya residencia oficial fue invadida por manifestantes el sábado, anunció su renuncia el jueves desde Singapur, adonde llegó luego de haber escapado un día antes de Sri Lanka con destino a Maldivas. Es el primer jefe de Estado en dimitir desde que su país optó por un régimen presidencial en 1978. “Gotabaya ha renunciado legalmente” con efecto a partir del jueves, dijo este viernes a periodistas el presidente legislativo Mahinda Yapa Abeywardana.

Tal como lo prevé la Constitución, el primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, asumió este viernes como presidente interino en reemplazo del renunciante mandatario. Wickremesinghe, de 73 años, prestó juramento ante el presidente de la Corte Suprema, Jayantha Jayasuriya, dijo en un comunicado la oficina del primer ministro.

Por su parte, el Parlamento esrilanqués elegirá un nuevo presidente el miércoles 20 de julio para completar el mandato hasta noviembre de 2024, de acuerdo con el jefe legislativo. Según un comunicado de su oficina, podrán presentarse candidaturas hasta el martes y los diputados deberán votar a un nuevo jefe de Estado el miércoles.

La ausencia de un anuncio formal de la renuncia de Rajapaksa había generado cautela entre los manifestantes antigubernamentales, que celebraron la salida del presidente. “Yo me siento, y creo que la multitud aquí lo siente, muy feliz con lo ocurrido”, declaró el activista Vraie Balthaazar. “Pero al mismo tiempo creo que hay un sentido de aprehensión, al menos hasta que veamos la carta”, agregó.

Como presidente, Rajapaksa gozaba de inmunidad y entendió que tendría que salir al exterior antes de renunciar para evitar ser detenido. El expresidente de Maldivas, Mohamed Nasheed, habría participado tras bambalinas en su salida de Sri Lanka, tras advertir que Rajapaksa sería asesinado si permanecía.