Home

Mundo

Artículo

En imágenes : Celebraciones de Semana Santa en todo el mundo
Papa Francisco comparó guerra en Ucrania con genocidio en Ruanda en 1994 Foto REUTERS/Guglielmo Mangiapane - Foto: REUTERS

el vaticano

Papa Francisco reitera llamado de paz y se manifiesta dispuesto a reunirse con Putin en Moscú

El religioso comparó la guerra que se libra en Ucrania con lo vivido en Ruanda en 1994.

“¿Cómo es posible que no se detenga esta brutalidad?”, cuestionó este martes el papa Francisco, haciendo referencia a la cruenta guerra que se viven en Ucrania por cuenta de la ocupación del Ejército ruso desde el pasado 24 de febrero, y la férrea resistencia que han adelantado grupos ucranianos en defensa de la soberanía de su país.

Para el papa Francisco, esta guerra debería terminar ya mismo, refiriendo la gravedad de los hechos que a diario se conocen sobre esa confrontación, y señalando que él estaría dispuesto incluso a reunirse con el líder ruso, con el objetivo de conseguir un cese a las hostilidades y al daño que afecta a millones de personas que se ven afectadas de forma directa e indirecta por lo allí acaecido, consciente del impacto que tiene esta guerra para los distintos puntos del orbe.

“Tengo que ir a Moscú primero, tengo que encontrarme con Putin primero”, señaló el papa en declaraciones entregadas al diario local italiano Il Corriere della Sera, durante una entrevista.

En su intervención, el pontífice de 85 años comparó lo que actualmente ocurre en Ucrania con lo vivido en 1994 en Ruanda, donde el gobierno de la etnia hutu adelantó una serie de asesinatos selectivos en contra de la población tutsi, buscando su exterminio, en un acto que fue reconocido como genocidio, y que dejó cerca de 800.000 personas muertas, según el balance oficial de la Organización de Naciones Unidas.

El llamado a la paz en Ucrania ha sido una constante del papa Francisco desde el inicio de la denominada ‘operación especial’ el pasado 24 de febrero, y según el referido medio de comunicación italiano, al religioso se le evidencia el desconsuelo, al ver como, pese a que avanza el tiempo, y el llamado al cese de las hostilidades es cada vez más generalizado y reiterativo, “no pasa nada”.

Según recoge el referido medio italiano, Francisco admitió que el día en que comenzó la ocupación rusa, tuvo la oportunidad de hablar con el líder ucraniano, Volodimir Zelenski, a quien le manifestó su preocupación, y se mostró en repetidas ocasiones dispuesto a viajar a Rusia con el objetivo de que ese país detuviera las balas.

En las declaraciones entregadas al medio italiano, y recogidas por distintos medios internacionales, el papa Francisco reconoció que si bien en el mes de diciembre pasado tuvo la oportunidad de hablar con Putin, con ocasión del cumpleaños del mandatario ruso, recientemente decidió volver a comunicarse con él, pero no a través de una llamada privada, sino a través de su embajador, ante quien abogó por el fin de la confrontación bélica.

En ese mismo sentido, Francisco advirtió que, a través del cardenal Pietro Parolin, uno de sus más cercanos colaboradores, envió un mensaje a Putin, en el que le manifestaba su deseo de diálogo, señalando que incluso el religioso podría ir a Moscú. Frente al particular, el papa añadió que “todavía no hemos recibido respuesta y seguimos insistiendo”, manifestando que es consciente que quizás, en este momento, el líder ruso no pudiese atender su visita.

En cuanto a la reacción que han adoptado la mayoría de países occidentales en respaldo a Ucrania, llevando incluso a que las grandes potencias se comprometieran con la entrega de armas a Ucrania, el pontífice cuestionó la acción, señalando que es un hecho que ‘divide’.

“No sé responder a la pregunta de si es correcto abastecer a los ucranianos, lo que está claro es que en esa tierra se están probando las armas. Los rusos saben ahora que los tanques son poco útiles y están pensando en otras cosas. Las guerras se libran por eso: para probar las armas que hemos fabricado”, dijo el papa, quien el pasado 25 de marzo, en una ceremonia simultánea en el Vaticano y en Fátima, consagró a Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María, en un hecho que fue visto, por un sector del catolicismo como el cumplimiento de una de las peticiones de la virgen a los tres pastorcitos a comienzo del siglo pasado.

El papa también habló de su salud

En la entrevista concedida al diario italiano Il Corriere della Sera, el pontífice también se refirió a sus recientes dolencias físicas, revelando que se someterá pronto a un procedimiento médico en su rodilla, con el objeto de aliviar el dolor que padece, y que le ha obligado a cancelar varios de sus eventos y reuniones programados.

En su intervención, el papa de origen argentino reveló que tiene un ligamento roto en su rodilla, y que por ello necesita ser sometido a “una infiltración”.

“Estoy así desde hace tiempo, no puedo caminar”, dijo el máximo jerarca de la iglesia de Roma.

Medios como AFP han precisado que, pese a que el Vaticano ha confirmado que una de las dolencias que aquejan al papa está relacionada con su artrósis y la forma en que le ha repercutido en la rodilla derecha, la intervención a la que se someterá solo se trata de una infiltración, descartando que vaya a ir al quirófano.

El procedimiento al que se someterá el papa es el de la inyección directa en la articulación de medicamentos antiinflamatorios, analgésicos y sustancias regenerativas.

Las dolencias de Francisco, quien completa diez años de pontificado, se han hecho evidentes en recientes apariciones, en las que le ha sido imposible oficiar de pie, recurriendo a hacerlo sentado.

Según recoge AFP, dentro de las otras dolencias que padece el papa están la ciática, el colón (del que fue intervenido a mitad del año pasado), y el problema pulmonar.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.