mundo

Por no entregarles su lonchera, estudiantes golpean brutalmente a un niño en el Perú

La víctima quedó con heridas graves en el apéndice y afectaciones en el hígado.


Un menor de edad fue enviado al hospital con graves heridas, luego de que un grupo de estudiantes en un colegio de Perú le pegaran para que este les entregara su lonchera. Según medios locales, el joven afectado habría terminado con daños en el apéndice.

Los hechos tuvieron lugar en una institución educativa de Lima, ubicada en el distrito La Victoria, y conocida como colegio José del Carmen Marín Arista, según informa El Comercio de Perú. Aunque no se tienen detalles sobre la pelea, si se ha establecido que el menor de edad afectado fue golpeado por sus compañeros al oponerse a entregar su lonchera.

Al parecer, la víctima estaría hospitalizado luego de la golpiza, que además de dejarle daños en el apéndice, también tendría afectaciones en el hígado y ya habría soportado una operación, según contó el padre del menor, el señor Kevin Quevedo, para el noticiero 24 Horas.

“Ha quedado con el hígado inflamado al igual que el bazo. Incluso, fue operado y tiene una herida donde le sale líquido, tengo que llevarlo continuamente al hospital”, fueron las palabras del padre acerca del estado de salud del menor.

Entre tanto, agregó que estos casos de bullying ya se habían presentado en el colegio, indicando que el menor ya había sido testigo de otras peleas con otros de sus compañeros, pero que esta vez habría sido el joven el afectado; sin embargo, denunció que las autoridades del plantel educativo tampoco lo han citado para arreglar o mediar la situación.

Mi hijo vio otros casos en que estos niños le pegaban a otros compañeros, pero esta vez le tocó a él. Hasta ahora las autoridades no se pronuncian, los directores ni siquiera se han acercado ni citado a los padres”, afirmó para el medio citado.

Y concluyó: “No permiten el ingreso a las personas para conversar, ni citan a los padres de los niños agresores, que ya parecen ser otra cosa en lugar de niños”, sobre la situación en el colegio mencionado.

Diane y Micaela, las niñas ‘raptadas’ en Perú, volvieron a casa

La justicia divina hizo que estemos juntas”, fue la frase con la que, sumada a palabras de agradecimiento, la fotógrafa peruana Ximena Vidaurre anunció que ‘la horrible noche terminó’ en el caso de la desaparición de sus dos hijas; Diane y Micaela, quienes habían sido presuntamente raptadas en días pasados por su padre, en un hecho que centró la atención de Perú durante la reciente semana.

A través de sus redes sociales, la joven confirmó que, gracias a las autoridades de su país, el Ministerio del Interior y los medios de comunicación, sus hijas, de tres y cuatro años, volvieron a estar en su poder tras días de intensa búsqueda y preocupación, luego de que las menores fueran separadas de ella, con engaños, en la ciudad de Lima el martes anterior.

En su momento, la mujer denunció que su principal temor era que el señalado captor, el padre de las niñas, un empresario identificado como Pedro José Labarthe, pudiere intentar sacarlas del país, afirmando a su vez que el individuo, padecía de problemas de consumo de sustancias alucinógenas, y que tenía problemas de comportamiento, evidenciados en órdenes de alejamiento de su expareja y de las niñas, por casos precedentes de agresión.

Según detallan medios locales, aunque el rapto fue perpetrado en la ciudad de Lima, el rescate tuvo lugar en la localidad de Piura, sitio al que se había movilizado la madre de las menores desaparecidas, luego de que habitantes de esa ciudad, denunciaron haber visto al hombre en compañía de las dos niñas.