Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Imagen de referencia - submarino ruso.
Imagen de referencia - submarino ruso. - Foto: Getty Images

mundo

¿Por qué se le llama el ‘arma del Apocalipsis’ al misil nuclear que Rusia está moviendo por el océano?

La tensión en el mundo por los movimientos de Putin y sus armas nucleares es cada vez mayor; la Otan está en máxima alerta.

La invasión de Rusia a Ucrania atraviesa por uno de sus puntos más álgidos desde que Vladímir Putin ordenó el primer ataque militar al país de Volodímir Zelenski el 24 de febrero de este año.

Han sido varios los intentos fallidos de la comunidad internacional por intentar mediar en un conflicto al que Rusia parece no querer ponerle fin, pues con el paso de los días, los actos de provocación ordenados por el Kremlin alimentan la tensión internacional.

Lo más reciente está relacionado con la movilización del submarino nuclear ruso ‘K-329 Belgorod’, portador del misil nuclear ‘Poseidón’, también conocido como ‘el Arma del Apocalipsis’.

El despliegue de esta nave por el océano Ártico y la posibilidad de que Rusia intente probar este torpedo tiene con los nervios de punta a los países de la Otan, organización que alertó a sus miembros sobre el desplazamiento de este submarino

La Otan teme que su misión sea ahora realizar una prueba del supertorpedo ‘Poseidón’, un proyectil con capacidad para desplazarse hasta 10.000 kilómetros bajo el agua y luego hacer explosión cerca de la costa para causar un tsunami radiactivo.

¿Qué hace tan llamativo al misil nuclear Poseidón, el arma del Apocalipsis?

El submarino Belgorod, que transporta este misil nuclear, tiene dimensiones asombrosas; mide 184 metros de eslora y 15 de manga, puede viajar a unos 60 kilómetros por hora bajo el agua y, algo de lo más sorprendente, es que pueden pasar 120 días sin que tenga que salir a la superficie.

Uno de los datos que preocupa a los expertos, es que Poseidón tiene la capacidad de provocar tsunamis nucleares, si llegase a ser detonado cerca a las costas, una amenaza mayor para Estados Unidos y el resto de países de la Otan.

El supertorpedo atómico fue presentado por el Kremlin en 2018 y mide 20 metros de longitud, 2 metros de diámetro y cuenta un motor de propulsión nuclear que le permite superar velocidades de 150 kilómetros por hora, características que lo han llevado a ser denominado como el ‘Arma del Apocalipsis’.

Aunque se habla de que es un torpedo, realmente Poseidón es un dron que se puede manejar de forma remota con una distancia de 10.000 kilómetros y con una precisión única que lo convierte en una arma mucho más letal.

Tiene capacidad de detonar su carga nuclear bajo el agua, provocando olas de gran tamaño y lanzando al aire todo este material si es detonado cerca a cualquier costa; algunos expertos hablan de que podría genera una lluvia radioactiva que contaminaría grandes superficies de agua y tierra y mataría a millones de personas a corto plazo.

Otro de los aspectos por lo que los ejércitos del mundo han demostrado su preocupación, es que Poseidón es muy difícil de rastrear y casi imposible de detener. La capacidad de poder navegar por entre los 50 y mil metros de profundidad lo convierte en todo un desafío para los sistemas de defensa de otros países que no tendrían cómo protegerse.

Por estas y otras características, Poseidón no es un arma de uso masivo; ha sido pensada y diseñada para dar un golpe letal, por lo que si Rusia decide activarlo, el mundo entero sufrirá consecuencias irremediables.

Ante la amenaza que representa que el submarino Belgorod esté navegando por el Ártico con el ‘Arma del Apocalipsis’, Estados Unidos ha activado sus satélites en esta zona del planeta para estar atento a cualquier movimiento de esta poderosa y peligrosa nave rusa.

La Otan también mantiene todas sus capacidades en máxima alerta tras las constantes amenazas de Rusia de forzar la invasión a Ucrania a un conflicto nuclear de alcance global.