mundo

Por ultraje a símbolos patrios, Cuba condena a dos artistas a 5 y 9 años de cárcel

Ambos artistas y otras tres personas fueron juzgados a puertas cerradas los días 30 y 31 de mayo por el Tribunal Municipal Popular de Centro Habana.


El artista de performance Luis Manuel Otero Alcántara fue condenado a cinco años de prisión y el rapero Maykel Osorbo, coautor del polémico tema Patria y Vida, recibió una pena de nueve años, informó el viernes la Fiscalía General de Cuba.

“Como resultado de los hechos probados y la participación de los acusados” un tribunal de La Habana “sancionó a 5 años de privación de libertad a Luis Manuel Otero Alcántara, como autor de los delitos de ultraje a los símbolos de la patria, desacato y desórdenes públicos”, dijo la dependencia en un comunicado.

En tanto, impuso “nueve años de privación de libertad a Maikel Castillo Pérez”, cuyo nombre artístico es Maykel Osorbo, por los delitos de desacato y atentado, entre otros, agregó.

Ambos artistas y otras tres personas fueron juzgados a puertas cerradas los días 30 y 31 de mayo por el Tribunal Municipal Popular de Centro Habana.

Los jueces llegaron a la conclusión de que Otero Alcántara, de 34 años, tuvo el “ánimo expreso, sostenido en el tiempo, de ofender a la bandera nacional, mediante la publicación de fotos en redes sociales donde se le utiliza en actos denigrantes, acompañados de expresiones notoriamente ofensivas e irrespetuosas”.

Y que “(menospreció) los sentimientos de nacionalidad y orgullo que le profesa el pueblo cubano a nuestra enseña patria”.

Otero Alcántara, detenido el 11 de julio de 2021 cuando salía de su casa para unirse a las históricas manifestaciones de ese día, fue acusado por fotos difundidas en redes de Le Drapeau de 2019, un espectáculo en el que se cubrió con la bandera cuando estaba en el baño y se acostó junto a ella en la arena.

Durante el juicio, la defensa y un testigo argumentaron que se trató de un trabajo artístico, utilizando el performance como una herramienta expresiva de las artes visuales.

“No se le juzga por su condición de artista ni ideas políticas, sino por el rechazo e indignación manifiesta de los testigos”, que consideraron irrespetuosas sus fotos, indicó de su lado el tribunal, según información del noticiero estatal, que transmitió por primera vez el viernes imágenes de lo que sucedió en el juicio.

Los dos artistas, declarados presos de conciencia por Amnistía Internacional, aparecieron vestidos con uniformes grises, con la cabeza rapada y custodiados por varios oficiales de verde oliva.

“Aglomeración” e “insultos”

En tanto, el tribunal consideró que con el “propósito manifiesto de ultrajar, afectar el honor y la dignidad de las máximas autoridades del país”, Maykel Osorbo “utilizó imágenes falsas (...) manipuladas digitalmente, que hizo públicas en las redes sociales”.

Y, junto con otros dos acusados, realizó “acciones violentas” contra dos policía, “a uno de los cuales golpearon, frustrando” su detención el 4 de abril de 2021.

Allegados de Maykel Osorbo ―también condenado por delitos de desordenes públicos y difamación de instituciones, héroes y mártires― habían denunciado que su abogada fue removida del caso dos días antes del juicio y que el nuevo defensor no llevó testigos.

Ambos artistas, líderes del contestatario Movimiento San Isidro, fueron condenados también por provocar “una aglomeración de personas que ocuparon la vía pública e insultaron a las autoridades”, señala el comunicado, refiriéndose a una manifestación encabezada por los dos ese 4 de abril.

Esa tarde, decenas de vecinos de San Isidro salieron a la calle a entonar con ellos el tema Patria y Vida, una expresión de protesta muy inusual en Cuba. La canción, ganadora del Grammy Latino, ha sido censurada en la isla.

“Muy lamentables”

Recluido desde el 18 de mayo de 2021, el rapero de 39 años, tenía un pedido de 10 años de prisión, mientras que para Otero Alcántara la fiscalía había solicitado siete años de cárcel.

Los dos artistas aún cuentan con el derecho de apelación al Tribunal Supremo.

Anamely Ramos, activista cubana y amiga cercana de los dos, consideró las sentencias “como un burdo circo” y “muy lamentables”.

“Cuba una vez más se aparta de todo el mundo, no escucha absolutamente nada, ni de la comunidad cubana ni de la comunidad internacional y actúa como una dictadura”, sin instituciones independientes, dijo a AFP la activista, desde Estados Unidos, donde radica.

Washington ha pedido en reiteradas ocasiones la liberación de los artistas, así como de los manifestantes detenidos por las protestas del 11 de julio, cuando miles de personas se lanzaron a la calle en unas 50 ciudades al grito de “Libertad” y “Tenemos hambre”.

Sin embargo, las autoridades cubanas consideran que estas protestas fueron orquestadas desde Estados Unidos y hasta esta semana habían condenado con sentencias definitivas a 488 personas, de 790 encausados por haber participado en las manifestaciones, según cifras oficiales.

*Con información de AFP.