mundo

Presidente de México le propondrá a Joe Biden un plan conjunto para contrarrestar inflación

Andrés Manuel López Obrador se reunirá el próximo mes con su igual estadounidense.


El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, adelantó este 24 de junio que en su visita a Washington en julio le propondrá a su par estadounidense, Joe Biden, un programa conjunto para combatir la inflación.

En su habitual conferencia de prensa matutina, el mandatario izquierdista sostuvo que el alza de precios en México, aunque está en niveles récord en dos décadas, es menor frente a los índices de Estados Unidos o Europa

“Ahora que voy a tener una entrevista con el presidente Biden, le quiero hacer una propuesta para que conjuntamente (...) podamos llevar a cabo un plan antiinflacionario conjunto”, dijo López Obrador, quien, sin embargo, declinó dar detalles de la iniciativa.

No obstante, evocó el programa contra la inflación lanzado por su gobierno en mayo pasado, que se fundamenta en un subsidio a los combustibles y en un acuerdo voluntario con productores y comercios para mantener estables los precios de algunos productos y alimentos básicos.

“Estoy seguro de que va a haber buenos resultados, porque el presidente Biden está preocupado por esta situación”, añadió el gobernante mexicano, quien viajará a Washington por invitación de su par estadounidense.

El mandatario pidió, de otro lado, que se busquen opciones distintas para controlar la inflación luego de que el jueves el Banco de México (Banxico, central) subiera 75 puntos base la tasa de interés de referencia, la mayor alza histórica, en consonancia con el aumento de 0,75 decidido por la FED en Estados Unidos días atrás.

“Como que ya deberían pensar los técnicos en otra fórmula. No son solo los de Banxico, son todos los bancos centrales del mundo; cuando hay inflación, la fórmula es aumentar las tasas de interés, en todos lados”, criticó.

La inflación en la primera quincena de junio en México alcanzó 7,88 %, la mayor desde 2001. De su lado, en Estados Unidos, el índice inflacionario estaba en 8,6 % a mayo pasado en el periodo de 12 meses, su máximo nivel en 40 años.

El Banxico ha advertido que la inflación se puede ver aún más impactada por el aumento en los precios de productos agropecuarios y bienes energéticos por la guerra en Ucrania tras la invasión rusa, la pandemia del coronavirus y una depreciación del peso mexicano frente al dólar estadounidense.

La inflación podría aumentar

Cabe recordar que el presidente de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos, Jerome Powell, reconoció el pasado 22 de junio que la inflación “sorprendió” a las autoridades monetarias y advirtió que puede haber “otras sorpresas”.

En un discurso ante el Congreso, Powell aseguró asimismo que la economía estadounidense es lo suficientemente sólida “para enfrentarse a un endurecimiento monetario” o ajuste al alza de las tasas de interés.

“Obviamente, la inflación ha sorprendido (...) durante el último año y podrían esperarse más sorpresas”, dijo Powell ante una comisión del Senado.

Recordó que la FED subió sus tasas de referencia en las últimas tres reuniones, un total de 1,5 puntos porcentuales. El comité monetario “cuenta con que las tasas sigan subiendo”, advirtió, y el ritmo “dependerá de los datos económicos”.

“Francamente, los eventos de los últimos meses en el mundo hacen más difícil para nosotros lograr lo que queremos hacer, (que es) alcanzar una inflación de 2 % conservando un sólido mercado laboral”, indicó Powell, quien destacó además el “desajuste” en el mercado de trabajo, “con más ofertas de empleos que candidatos”.

“Saber si lograremos” controlar la inflación sin caer en recesión “dependerá en cierta medida de factores que no controlamos”, añadió. Sostuvo, sin embargo, que existen todavía “caminos para bajar la inflación a 2 % sin provocar consecuencias tan problemáticas”.

Powell aseguró que la comunicación del banco central será “lo más clara posible”. En su última reunión a mediados de junio, el comité monetario subió las tasas en 0,75 puntos porcentuales, un aumento inédito en casi 28 años.

“Nos esforzaremos por evitar agregar incertidumbre a un periodo que ya es extraordinariamente difícil e incierto”, prometió. Pero “en un entorno económico que cambia rápidamente, nuestra política se ha adaptado y seguirá haciéndolo”.

*Con información de AFP.