inversionistas

Wall Street termina con leve baja en un mercado afectado por la inflación

La atención este día se centró en los anuncios de Biden y la FED en el Congreso.


La Bolsa de Nueva York perdió al final de la jornada el poco impulso que tuvo durante el día, y cerró en ligera baja este miércoles, arrastrada por el sector energético en un día en que las miradas se posaron sobre las participaciones del presidente Joe Biden y la FED en el Congreso de Estados Unidos, donde fueron consultados sobre la crisis económica.

Al cierre de operaciones en esta jornada, el Dow Jones perdió 0,16 %, el tecnológico Nasdaq 0,15 % y el S&P 500 0,13 %. Estos resultados dejan ver que sigue la preocupación en los mercados por la pérdida del poder adquisitivo y la recesión que cada vez se hace más inevitable.

Entre tanto, la Casa Blanca y la Reserva Federal buscan alternativas para frenar la escalada en el costo de vida en Estados Unidos, que actualmente se ubica en sus máximos históricos de los últimos 40 años.

Una baja en los combustibles

El presidente Joe Biden defendió este miércoles su estrategia ante los precios récord de la gasolina, que implica suspender por tres meses un impuesto federal sobre los precios del carburante, que se han disparado y molestan a los estadounidenses, a pocos meses de las elecciones legislativas de mitad de mandato.

“Suspendiendo durante 90 días el impuesto federal sobre la gasolina, de 18 centavos (por galón, 3,78 litros), podemos hacer bajar el precio y aliviar un poco a las familias”, dijo el presidente el miércoles en la Casa Blanca, al pedirle al Congreso que adopte esta medida fiscal, cuya eficacia es puesta en duda.

El mandatario demócrata también llamó a los gigantes productores de hidrocarburos, con los cuales tiene relaciones tensas, a que aumenten su capacidad de refinado y a seguir las fluctuaciones de los precios del crudo también a la baja y no solo cuando suben.

El precio promedio del galón de gasolina alcanzó el nivel récord de cinco dólares, frente a unos tres dólares hace un año.

El repunte está repercutiendo en la economía nacional, arrastrando el índice de aprobación del presidente estadounidense, que se ubica por debajo del 40 %.

La suspensión de este impuesto federal de 18 centavos, junto con el impuesto sobre el diésel de 24 centavos por galón durante la temporada de viajes de verano boreal, costaría unos 10.000 millones de dólares al fondo de infraestructuras de carreteras, normalmente financiado por estos gravámenes.

La inflación dará más sorpresas

El presidente de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos, Jerome Powell, reconoció este miércoles que la inflación “sorprendió” a las autoridades monetarias y advirtió que puede haber “otras sorpresas”.

En un discurso ante el Congreso, Powell aseguró asimismo que la economía estadounidense es lo suficientemente sólida “para enfrentarse a un endurecimiento monetario” o ajuste al alza de las tasas de interés.

“Obviamente, la inflación ha sorprendido (...) durante el último año, y podrían esperarse más sorpresas”, dijo Powell ante una comisión del Senado, cuando la subida de los precios alcanzó un pico en 40 años en Estados Unidos con 8,6 % interanual a mayo, según el índice CPI de precios al consumo.

Recordó que la FED subió sus tasas de referencia en las últimas tres reuniones, un total de 1,5 puntos porcentuales. El comité monetario “cuenta con que las tasas sigan subiendo”, advirtió, y el ritmo “dependerá de los datos económicos”.

“Francamente, los eventos de los últimos meses en el mundo hacen más difícil para nosotros lograr lo que queremos hacer, (que es) alcanzar una inflación de 2 % conservando un sólido mercado laboral”, indicó Powell, quien destacó además el “desajuste” en el mercado de trabajo, “con más ofertas de empleos que candidatos”.

*Con información de la AFP.