macroeconomía

Biden culpó a Rusia y a los republicanos por la elevada inflación en EE. UU.

El costo de vida en este país incrementó exponencialmente.


El presidente estadounidense Joe Biden achacó este martes a la oposición republicana y a la invasión rusa de Ucrania, la inflación récord reinante en Estados Unidos.

Hablando ante sindicatos en Filadelfia, un día antes del anuncio de la Reserva Federal (Fed, Banco Central) sobre la magnitud del aumento de sus tasas de interés de referencia, el mandatario sostuvo que la inflación perjudica a “muchas familias”.

Biden volvió a rechazar la idea de que los gastos masivos del Estado federal durante la pandemia de covid-19 sean responsables de la disparada de precios y prefirió explicar el fenómeno por los coletazos de la guerra en Ucrania y una obstrucción del Partido Republicano a sus planes económicos.

Según Biden, la invasión de Rusia –que produce hidrocarburos– a Ucrania –uno de los principales productores de trigo del mundo, provocó los aumentos de precios de carburantes y alimentos.

A la vez, dijo que “los republicanos en el Congreso hacen todo lo que pueden” para impedirle implementar su programa para “reducir los costos para las familias comunes” y agregó que “es por eso que mi plan no está concretado y los resultados tampoco”.

El mandatario también sostuvo que la inflación eclipsa una exitosa salida de Estados Unidos de la pandemia, con salarios en alza, cifras récord de formación de pequeñas empresas y la más vigorosa creación de empleos “de la historia” del país.

“Los empleos volvieron. Pero los precios siguen altos. La covid baja, pero los precios de la gasolina suben. Nuestro trabajo no está terminado”, remató el presidente.

La inflación estadounidense alcanzó un nuevo récord en mayo, con un 8,6 % interanual, muy por encima de las expectativas de los analistas. El aumento de los precios al consumo volvió a acelerarse el mes pasado.

La Fed busca controlar la inflación con una sucesión de alzas de tasas de interés para frenar el consumo, luego de mantenerlas casi en cero para alentar la demanda y la inversión durante la pandemia. El mercado da por hecho un nuevo incremento de tipos de interés el miércoles.

La mala noticia para el costo de vida corrió por cuenta de los precios de la energía que impulsaron los precios mayoristas en mayo en Estados Unidos, en la comparación con abril, aunque en relación con el mismo mes, pero del año pasado, se nota una ligera baja, según el índice de precios al productor (PPI) publicado el martes.

Este índice, que ofrece datos para la inflación desde la óptica de los fabricantes y vendedores, muestra que los precios al productor aumentaron 0,8 % en mayo con relación a abril, cuando a su vez habían subido 0,4 % sobre marzo. En la comparación interanual, la subida es de 10,8 %, ligeramente por debajo del 10,9 % anotado en abril con relación a igual mes de 2021.

La inflación pareció ceder tímidamente en abril e hizo pensar que tal vez lo peor había pasado. No obstante, uno de los índices de inflación para mayo, publicado el viernes pasado, fue un brutal baño de realidad, con un nuevo récord en 40 años para el incremento de precios al consumo a 12 meses, que se ubicó en 8,6 % en la medición del índice CPI.

La Fed, sin embargo, privilegia el índice PCE, que se publica más entrado el mes siguiente a la medición, y que también tuvo un descenso en los datos a 12 meses en abril para colocarse en 6,3 %, muy por encima todavía del 2 % que el Banco Central considera sano para la economía.

*Con información de la AFP.