criptomonedas

Bitcoin: ¿por qué se desplomó su precio en los últimos días?

Las criptomonedas, lideradas por Bitcoin, siguen sometidas a la decisión que tomará la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) en la que se espera anuncie una nueva alza de los intereses.


El mercado de las criptomonedas no pasa por su mejor momento. Este martes 14 de junio el Bitcoin, la reina de los criptoactivos, amaneció con un valor menor a los 22.500 dólares. Es decir, una caída del 67% respecto a su máximo histórico alcanzado el 10 de noviembre de 2021, cuando llegó a un techo cercano a los 69.000 dólares.

En este escenario, el fundador y CEO de Binance (el exchange de criptos más grande del mundo), Changpeng Zhao, anunció la suspensión de los retiros de Bitcoin. Así las cosas, muchas personas se preguntan por qué se precipita a estos niveles el valor del criptoactivo más robusto del mercado.

Las criptomonedas, lideradas por Bitcoin, siguen sometidas a la decisión que tomará la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) en la que se espera anuncie una nueva alza de los intereses de los fondos federales en el marco de una alta inflación al consumo en mayo.

A esto se debe sumar la decisión de uno de los prestamistas de criptomonedas más grandes del mercado, Celsius Network, el cual suspendió la retirada de fondos frente a una crisis de liquidez el pasado lunes 13 de junio.

“Las subidas de los tipos de interés afectan negativamente a la tecnología, a todos los sectores que tienen que ver con el crecimiento y, por supuesto, a las criptomonedas, que se ven condicionadas de la misma manera”, afirmó el analista de mercados de IG Sergio Ávila en conversación con el diario Ámbito.

Por su parte, Vijay Ayyar, vicepresidente de la plataforma de criptomonedas Luno, aseveró que la noticia de Celsius añade “más gasolina al fuego en cuanto a la incertidumbre en el mercado”.

En la otra orilla, Michael Saylor, CEO de MicroStrategy, una compañía que ofrece software de inteligencia de negocio para empresas, manifestó que las personas no deberían preocuparse tanto por la volatilidad que ha presentado el mercado ya que, según él, Bitcoin siempre prevalece a largo plazo. “Obviamente es mejor que el oro y todo lo que el oro quiere ser. Si Bitcoin valiera lo que vale el oro, costaría 500.000 dólares por moneda”, apuntó Saylor.

En relación al pánico que produjo en algunos inversores novatos el desplome de la criptomoneda más fuerte del mercado, Saylor concluyó en un artículo de Forbes que “luego de eso (una contundente baja en el valor de Bitcoin), siempre batió récords alcanzando nuevos máximos de precios en el siguiente ciclo”.

Continúa la tendencia bajista del mercado a mediano plazo

Andrés Ricci, fundador de CriptoNegocios Academy, le dijo a SEMANA que el desplome de Bitcoin también se puede analizar desde el punto de vista técnico. “En el pasado han habido caídas más abruptas y aún así el mercado se ha recuperado. Dicha recuperación no será al cabo de unos días, probablemente tome un par de meses o incluso años para volver a ver los precios máximos históricos, por ahora el panorama es bajista”.

De otra parte, el Bitcoin presenta cada cuatro años -aproximadamente- algo que se conoce como el proceso de halving, que reduce de manera periódica a la mitad las recompensas por la creación de bloques en el mercado de las criptomonedas, con el objetivo de frenar la emisión. En este momento, según Ricci, el mercado se encuentra en la mitad de este proceso. Históricamente, en estas etapas del halving, el precio del Bitcoin es bajo.

Así las cosas, el mercado sigue con tendencia bajista en un escenario de alto miedo (con base en el Fear and Greed Index), lo que permite deducir que la probabilidad a mediano plazo es que los precios continúen cayendo.

Mercado de osos

En tanto, el experto en criptoactivos y cofundador de Universo Cripto, Santiago Pérez, le explicó a SEMANA que el mercado entró en un bear market (mercado de osos) lo cual se traduce en ciclos correctivos a la baja.

“Estamos en un año que esperábamos fuera bajista y creemos que en el 2023 tendremos una recuperación gradual del precio para enfrentar lo que se llama un mercado de toros (bull market), una subida del mercado”, afirmó Pérez.