Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Entierro reina Isabel II
Queen Elizabeth

Funeral
El secretario de Estado de Comercio Internacional de Reino Unido, Conor Burns, fue destituido por la primera ministra Liz Truss, "tras una denuncia de mala conducta grave". - Foto: AP

mundo

Primera ministra del Reino Unido expulsó a un miembro de su Gobierno por “conducta inapropiada”

El funcionario despedido dijo a través de su cuenta en Twitter que cooperará “plenamente” con la investigación en su contra y que espera “limpiar su nombre”.

El secretario de Estado de Comercio Internacional de Reino Unido, Conor Burns, fue destituido este viernes tras una investigación en su contra por “comportamiento inapropiado”, según informó la sede de Gobierno en el número 10 de Downing Street.

“Tras una denuncia de mala conducta grave, la primera ministra, (Liz Truss), ha pedido al diputado Conor Burns que abandone el gobierno con efecto inmediato”, se indicó en un documento que fue publicado por el diario The Guardian, en el que se indicó que “todos los secretarios deben mantener altos estándares de comportamiento”.

Por su parte, un portavoz líder de la mayoría conservadora del parlamento señaló, según Telegraph que “nos tomamos todas estas acusaciones extremadamente en serio. La primera ministra ha dejado claro que se deben mantener los más altos estándares en la vida pública”,

El parlamentario británico, que también fue suspendido del Partido Conservador debido a su conducta durante un encuentro de la formación política en el hotel Hyatt, en Birmingham, dijo tras la decisión que cooperará “plenamente” con la investigación en su contra y que espera “limpiar su nombre”.

Sin embargo, horas más tarde, en una serie de mensajes en su perfil de Twitter, criticó que cuando la jefa de la mayoría conservadora, Wendy Morton, le comunicó la noticia, no le dio “ninguna información” sobre dicha denuncia.

“Recibí una llamada de la jefa Whip Wendy Morton. La Sra. Morton me informó que se había recibido una queja sobre mí y que la había pasado a la Sede de la Campaña Conservadora para que investigara. No me dieron ninguna información sobre la denuncia ni me pidieron que proporcionan cualquier información”, señaló.

Añadió que “sobre la base de esta queja, la Sra. Morton me dijo que se retiraría el Whip y que yo dejaría el cargo de ministro de Comercio. Cooperaré plenamente con la investigación del Partido y espero limpiar mi nombre”.

“Espero que el partido sea tan rápido en realizar su investigación como lo fue en apresurarse a dictar sentencia”, puntualizó.

Burns ya había presentado su dimisión durante la etapa de Boris Johnson tras una investigación parlamentaria que concluyó que se había aprovechado de su posición de diputado para interceder en favor de su padre y amenazar a una empresa. Sin embargo, fue designado otra vez para el mismo cargo con la llegada de Truss a Downing Street.

El hecho estaba relacionado con una carta que escribió con el membrete del Parlamento a una empresa con la que su padre estaba negociando el pago de un préstamo. Utilizó “amenazas veladas”, según la comisión, que recomendó apartarlo de su cargo de diputado durante siete días.

Pese a que se disculpó públicamente por la carta, esgrimió que la disputa estaba afectando a la salud de su padre, y finalmente dimitió “con gran pesar”.

“Boris Johnson tendrá todo mi apoyo desde el escaño”, escribió por aquel entonces en Twitter, dejando claro que seguiría en la Cámara de los Comunes.

El secretario de Estado expulsado, que se suma a la lista negra del Partido Conservador, es considerado un estrecho aliado del ex primer ministro británico Boris Johnson, a quien ayudó en la campaña para hacerse con el liderazgo del Partido Conservador en 2019.

Su despido se produce después de una serie de escándalos relacionados con el comportamiento de varios parlamentarios conservadores, como el diputado Neil Parish, quien presentó su dimisión después de que se supiera que consumía pornografía desde su teléfono móvil mientras se encontraba en la Cámara de los Comunes.

El también conservador, David Warburton se encuentra bajo investigación después de que fuera acusado de acoso sexual por tres mujeres, así como de consumir cocaína en Westminster, mientras que a mediados de abril, el Partido Conservador también expulsó de sus filas a Imran Ahmad Jan después de que fuera declarado culpable de agredir sexualmente en 2008 a un adolescente de quince años.

Asimismo, a mediados de mayo, un diputado conservador, cuya identidad permanece sin revelar, fue arrestado por ser sospechoso de un supuesto delito de violación y otro de agresión sexual ocurrido entre 2002 y 2009, aunque más tarde fue puesto en libertad bajo fianza sin cargos.

* Con información de Europa Press