mundo

Putin dice no estar en contra de la posible adhesión de Ucrania a la Unión Europea

“La UE no es una organización militar, sino un bloque político, a diferencia de la Otan”, dijo.


El presidente de Rusia, Vladimir Putin, reconoció este viernes no tener “nada en contra” de una posible adhesión de Ucrania a la Unión Europea al no ser esta una “organización militar”, como sí lo es la Alianza Atlántica.

La UE no es una organización militar, sino un bloque político, a diferencia de la Otan. Por lo tanto, siempre hemos dicho que nuestra posición aquí es coherente y comprensible”, defendió el mandatario ruso en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

El líder ruso apuntó que cada país está en su derecho de tomar la “decisión soberana” de unirse a asociaciones económicas, y estos grupos tienen también el derecho de decidir si aceptan a qué determinados países, o no.

En este punto, señaló que será por tanto la Unión Europea la que determine si la adhesión de Ucrania –que este viernes obtuvo por parte de la Comisión Europea la recomendación para recibir el estatus de país candidato aunque con condiciones– será un aspecto beneficioso para el grupo.

En la misma línea, invitó al pueblo y a las autoridades ucranianas a valorar si la unión al grupo de los Veintisiete será algo que vaya “en beneficio o detrimento” de su país, respecto al cual considera que corre el riesgo de convertirse en “una semicolonia” de las potencias europeas debido a su fragilidad económica y su dependencia de ayudas económicas.

El presidente Putin se ha mostrado consciente de que su país vecino recibirá, en primera instancia, un apoyo significativo, si bien ha incidido en que es “poco probable” que esto sirva para reactivar algunas “industrias críticas”. En este aspecto, el líder ruso considera que los países europeos no van a crear por sí mismos un competidor dentro de la propia UE.

Armada de Ucrania hunde remolcador ruso que transportaba personal y armas

El Gobierno de Ucrania informó este viernes que la Armada ucraniana hundió un remolcador ruso en el mar Negro con un misil antibuque cuando se dirigía con personal y una carga de armas hacia Isla de las Serpientes.

Según informó el Ministerio de Defensa en su perfil oficial de Twitter, así como el jefe de la oficina de la Presidencia de Ucrania, Andriy Yermak, en su perfil de Telegram, el remolcador “no interfirió con las fuerzas militares ucranianas”.

El barco, el Vasili Bej, construido en el astillero de la ciudad rusa de Astracán (sur), fue incorporado a la flota rusa del mar Negro en 2017, y pesa aproximadamente 1.605 toneladas, tal y como indicó la Armada en su perfil oficial de Facebook.

“El remolcador se ha convertido en un fuego flotante. Según datos preliminares, el 70 % de la tripulación está afectada. Se desconoce el destino del resto. Las naves enemigas están tratando de realizar una operación de búsqueda y rescate”, indicó, por su parte, el Mando Operacional Sur en su perfil oficial de Facebook.

“Spasatel Vasily Bekh, un remolcador de la flota rusa del mar Negro, desmilitarizado con éxito por la armada de Ucrania. El barco transportaba personal, armas y municiones a la Isla de las Serpientes ocupada. Moskva nunca estés solo”, señaló el Ministerio de Defensa.

Isla de las Serpientes se encuentra a pocos kilómetros de la costa ucraniana y ha sido escenario de escaramuzas marítimas entre Rusia y Ucrania.

En los últimos meses, Kiev ha informado de incidentes alrededor del islote. El pasado 6 de mayo, una fragata rusa sufrió un incendio debido, según las autoridades ucranianas, al impacto de un misil, si bien desde Moscú no confirmaron el ataque.

El Ministerio de Defensa ruso informó en abril de que el buque insignia de su Flota del mar Negro, el Moskva, se hundió mientras era remolcado tras sufrir un incendio a consecuencia de un ataque del Ejército ucraniano.

Según informaciones de la agencia Unian, el buque se dirigía con refuerzos materiales hacia Isla de las Serpientes en un ataque que, tal y como trasladaron las autoridades, se produjo por misiles ucranianos. El hundimiento del buque ruso fue simbólico para Ucrania, que incluso creó sellos para conmemorar su naufragio.