Home

Mundo

Artículo

El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una reunión en la región de Tver.
El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una reunión en la región de Tver. - Foto: Reuters - Sputnik

mundo

Putin genera fuerte polémica tras firmar una nueva ley anti LGBTI en Rusia

Con esta nueva ley se profundiza en Rusia el aislamiento a las personas homosexuales, bisexuales o, en general, que hacen parte de las minorías LGBTIQ+.

Vladimir Putin, presidente de Rusia, firmó este lunes 5 de diciembre una ley, previamente aprobada por la cámara alta y la cámara baja, que ampliará lo que en el gobierno llaman propaganda LGBT. Con esta nueva medida quedarán prohibidas, por ejemplo, las expresiones de afecto entre personas del mismo sexo, pues serán entendidas como un intento de promover la homosexualidad.

Con esta nueva normativa del gobierno ruso, se profundizará la discriminación para las personas que hacen parte del colectivo LGBTIQ+, que en este país han vivido una fuerte discriminación bajo el gobierno de Putin.

La inclusión de temas que impliquen la presencia de parejas del mismo sexo, por ejemplo, en línea, en películas, en libros o en publicidad, será entendida como una forma de promocionar la homosexualidad y será sancionado.

La ampliación de esta ley es una ampliación de su versión anterior, promulgada en 2013, que estaba principalmente enfocada en impedir que las demostraciones de temas relacionados con comportamientos LGBTIQ+ fueran expuestas frente a los niños.

Las autoridades rusas ya han prohibido las marchas del orgullo gay y distintas actividades relacionadas con activismo de las personas homosexuales, bisexuales o transgénero.

Multas

De acuerdo con CNN en español, la nueva ley implicaría multas para personas naturales, de cerca de 6.370 dólares, es decir cerca de 25 millones de pesos, por actos entendidos como “propaganda LGBT”. De otra parte, las multas serían de hasta 3.185 dólares, cerca de 15 millones de pesos, por actos entendidos como “manifestaciones LGBT e información que fomente un cambio de género entre los adolescentes”.

En el caso de las personas jurídicas, las multas ascienden hasta 80.000 dólares, un valor cercano a los 385 millones de pesos colombianos, para el primer tipo de sanción, “prograganda LGBT”. En el caso de “manifestaciones LGBT e información que fomente un cambio de género entre los adolescentes”, las sanciones económicas podrían ser hasta de 64.000 dólares.

En el año 1993, la homosexualidad fue despenalizada en Rusia; sin embargo, los actos privados y públicos de discriminación son muy comunes en este país.

Tanya Lokshina, directora asociada para Europa y Asia Central de Human Rights Watch, manifestó su condena a la promulgación de esta nueva ley. Según CNN, Lohshina declaró que “la ley de ‘propaganda gay’ de 2013 fue un ejemplo descarado de homofobia política, y el nuevo proyecto de ley extiende eso de maneras más amplias y más duras”.

Putin y sus gestos homofóbicos

Vladimir Putin ha sido presidente de Rusia desde el año 2000, con una pequeña pausa en el periodo entre 2008 a 2012. Su mandato se ha caracterizado por distintos gestos de discriminación frente a las minorías LGBT.

En 2020, por ejemplo, se manifestó con contundencia frente a los matrimonios entre personas del mismo sexo, rechazándolos de tajo: “Mientras yo sea presidente, no habrá matrimonio homosexual”, dijo.

Putin logró que en la legislación de países como España o Italia quedara incluida en los convenios de adopción firmados con Rusia la condición de que los niños rusos que fueran adoptados no podrían resultar en hogares conformados por parejas homosexuales o solteros.

En 2020, la Embajada de Estados Unidos en Moscú izó una bandera del orgullo gay en sus instalaciones, símbolo de la lucha de estas minorías. Putin se burló de ese gesto diciendo: “¿Quién trabaja en este edificio?... Dejémoslos celebrar. Esto dice algo sobre la gente que trabaja allí”.