mundo

‘Run run’, el zorro andino que confundieron con un perro y acaparó la prensa de todo un país

El animal, que hace parte de la fauna silvestre de Perú, se escapó de la casa en la que fue criado con humanos y cometió una que otra fechoría en las calles de su ciudad, lo que lo hizo famoso.


Un zorro andino, que mantenía en vilo a los habitantes de Lima, Perú, fue atrapado una semana después de que escapara de la casa donde había sido criado por una familia que creía que era un perro.

“Luego de un paciente seguimiento, el Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) logró recuperar al zorro andino, llamado Run Run, mientras deambulaba en inmediaciones del distrito de Comas”, en el norte de Lima, indicó el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego en un comunicado.

El animal, de unos ocho meses de edad y aspecto fino y delicado, se encuentra en buen estado de salud y fue enviado a un zoológico de la capital peruana, donde guardará cuarentena y permanecerá en cautela.

La búsqueda del zorro, de tamaño mediano, devino en un acontecimiento en Lima, pues los medios de comunicación se sumaron a la aventura y las redes sociales estallaron en furor con imaginativos memes.

Los funcionarios del Serfor le dispararon un dardo tranquilizador para poder atraparlo, tras arrojarle comida la noche del lunes 8 de noviembre, indicó el Ministerio.

Los habitantes del populoso distrito de Comas, además, estaban desesperados porque el zorro se alimentaba de patos, gallinas y cuyes que se crían en pequeñas granjas de la zona.

Un diario contabilizó que este fin de semana Run Run se había comido 15 cuyes y seis gallinas. Otro periódico entrevistó a una vecina que dijo haberse encariñado con el zorro y lo alimentó con pollo a la brasa, plato emblemático de la cocina peruana.

Mientras tanto, decenas de familias acudieron este martes 9 de noviembre al Parque de las Leyendas, el zoológico donde fue llevado, para ver a Run Run, según medios locales.

El mediático zorro creció en la casa de una familia de Comas, que lo crio creyendo que se trataba de un perro de raza siberiana, como se lo habían asegurado quienes le vendieron el animal.

La familia pagó 50 soles (casi 15 dólares) en un mercado clandestino de animales, donde fue timada por traficantes de especies silvestres.

“Dijeron que era un perro lobito, pero no sabíamos que era zorro. Come normal, como cualquier perro, pero cuando fue creciendo se fue notando que no era perro”, dijo la madre que compró el animal para su hija adolescente al canal América Televisión.

El Gobierno recordó que el zorro andino es un animal víctima de tráfico de fauna silvestre, actividad penada en Perú con entre tres y cinco años de cárcel.