Home

Mundo

Artículo

Facebook
Facebook - Foto: AP

mundo

Rusia multó a Facebook por negarse a eliminar contenido prohibido en el país

En total, las multas contra diferentes plataformas ya suman más de US$1,2 millones, según medios rusos.

Una vez más un tribunal de Rusia decidió condenar a la red social Facebook por negarse a eliminar un contenido considerado prohibido en el país dirigido por Vladimir Putin, con lo cual las multas ya suman más de 90 millones de rublos (US$1,2 millones).

De acuerdo con medios internacionales, la sanción, que es de 21 millones de rublos, es decir, US$288.000. “El tribunal consideró cinco protocolos administrativos contra Facebook en virtud del artículo 13.41 del Código de Infracciones Administrativas de la Federación de Rusia (”No eliminar información del propietario de un recurso de información en Internet si la legislación rusa prevé la obligación de eliminarlo”) e impuso multas por un monto de 21 millones de rublos“, dijo una fuente a la agencia rusa Tass.

Sin embargo, Facebook no fue la única red social que enfrentó este tipo de sanciones, ya que a Twitter y a Telegram también se les impuso unas multas similares.

Facebook
Facebook - Foto: AP

“El tribunal consideró dos protocolos administrativos contra Twitter en virtud del artículo 13.41 del Código de Infracciones Administrativas de la Federación de Rusia (”No eliminar información del propietario de un recurso de información en Internet si la legislación rusa prevé la obligación de eliminarlo“) e impuso multas por un monto de 5 millones de rublos”, dijo la misma fuente a la agencia de noticias.

Bajo el mismo argumento también se sancionó a la red social Telegram, que recibió una multa total de 9 millones de rublos. “El tribunal consideró dos protocolos administrativos contra Telegram en virtud del artículo 13.41 del Código de Infracciones Administrativas de la Federación de Rusia (el propietario de un recurso de información en Internet no eliminó la información si la obligación de eliminarla está prevista en la legislación rusa Federación) e impuso multas por un monto de 9 millones de rublos“.

Cabe recordar que en mayo de este año ya se había impuesto una sanción similar a Facebook, por parte de otro tribunal ruso.

Sanciones a Facebook y Google

A finales de ese mes se conoció la millonaria multa que un tribunal de Moscú impuso a Facebook y a Google por incumplir la orden de eliminar contenido prohibido por la legislación de ese país.

La sanción para Facebook asciende a 26 millones de rublos (US$353.000), mientras que la multa para Google llega a 6 millones de rublos (US$81.500).

La justicia de ese país decidió declarar culpables a las dos multinacionales estadounidenses, por violar varias normas administrativas relacionadas con mantener en internet información vetada en Rusia, como por ejemplo, “incitación a menores al suicidio, pornografía infantil, consumo de drogas o llamamientos a la participación en protestas no autorizadas”, según señalan varios medios internacionales.

El regulador ruso de telecomunicaciones, Roskomnadzor, hizo una advertencia a Google de ralentizar su servicio en el país si no elimina de la plataforma YouTube contenidos prohibidos por las autoridades.

Sin embargo, esta no es la primera vez que un tribunal ruso condena a plataformas de internet a pagar millonarias multas por este tipo de comportamientos. El pasado mes de abril, Roskomnadzor multó con más de 8,9 millones de rublos (más de US$116.000) a Twitter y ralentizó parcialmente la red social, por la misma razón.

La popular plataforma de videos china TikTok también recibió una multa en Rusia de 2,6 millones de rublos (US$35.300).

Desde entonces, el gobierno de Vladimir Putin alista una ley que obligaría a las grandes empresas tecnológicas a abrir una oficina plena en el país, a bloquear resultados de búsqueda en internet y a cumplir con ciertas normas para poder trabajar en ese territorio, en el que estas compañías han sido acusadas de vetar contenido de medios estatales.

De negarse a aplicar estas medidas, varios medios han explicado que las empresas enfrentarían diferentes sanciones, entre las más graves, estarían el bloqueo parcial o total de sus actividades en Rusia.