mundo

¿Se prenden las alarmas? Reino Unido registró un nuevo récord de contagios por la covid-19

La variante ómicron ha aumentando las hospitalizaciones en Inglaterra en un 38, 3 % la última semana.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este martes (28 de diciembre) que la rápida propagación de la variante ómicron podría aumentar las hospitalizaciones, a pesar de que los primeros estudios sugieren que provoca síntomas más leves. El aumento de casos de coronavirus ha ocasionado que China y Europa implementan nuevas restricciones.

“Un rápido aumento de ómicron, como el que observamos en varios países –aunque se combine con una enfermedad ligeramente menos grave– provocará un gran número de hospitalizaciones, sobre todo entre los no vacunados”, declaró a la AFP Catherine Smallwood, una de las principales responsables de la OMS en Europa.

La especialista en respuesta a la emergencia pidió que los datos preliminares sobre un menor riesgo de hospitalización se tomen “con cautela”; ya que en la actualidad los casos observados se refieren sobre todo a “poblaciones jóvenes y sanas en países con altas tasas de vacunación”.

Londres se ha convertido en el epicentro de la expansión de la variante ómicron en el Reino Unido; actualmente en la ciudad se encuentran hospitalizadas 3.024 personas, un 58,8 % más que el martes pasado y la cifra más elevada desde el pasado 19 de febrero. Los pacientes que se encuentra en unidades de cuidados intensivos son un 7,4 % más que la semana pasada.

A partir del lunes 17 de mayo, en Inglaterra está planeada una flexibilización de las medidas para contener el contagio de coronavirus. BBC - GETTY
Reino Unido registró 129.000 casos de coronavirus en las últimas 24 horas. BBC - GETTY - Foto: BBC - GETTY

El primer ministro británico, Boris Johnson, aseguró esta semana que no impondrá nuevas restricciones antes de las celebraciones de Nochevieja, aunque evaluará los datos hospitalarios en los próximos días para decidir si toma medidas a principios de enero.

En su discurso de Navidad, el primer ministro británico llamó a sus compatriotas a regalarse una dosis de la vacuna. Para Navidad, “siempre hay algo maravilloso que podéis regalar a vuestra familia y al país entero (...) vacunarse, sea la primera, la segunda o la dosis de refuerzo”, enfatizó.

Este martes; Francia, Grecia, Portugal y Reino Unido registraron nuevos récords de contagios en las últimas 24 horas, respectivamente más de 180.000, 21.000, 17.000 y 129.000 casos. Además, la variante ómicron es ahora dominante en Suiza y Holanda.

Finlandia anunció que a partir de este martes, los viajeros extranjeros no vacunados contra el coronavirus no podrán entrar al territorio aunque tengan un resultado negativo. En Suecia y Dinamarca, los países vecinos, las autoridades exigen que los viajeros no residentes den negativo a las pruebas, además de estar vacunados. Lo mismo pide Austria.

Las dosis de refuerzo parecen seguir siendo la mejor estrategia para combatir la pandemia
Las dosis de refuerzo parecen seguir siendo la mejor estrategia para combatir la pandemia - Foto: Getty Images / Sebastián Condrea

En Francia, el gobierno anunció el lunes que el “pasaporte sanitario” solo estará disponible para las personas totalmente vacunadas y ya no será válido con una prueba negativa reciente. El documento permite acceder a restaurantes, cines y otros establecimientos públicos.

Por otra parte, Alemania introducirá este martes nuevas restricciones como limitar las reuniones a diez personas en población vacunada y a dos para personas no vacunadas, el cierre de clubes nocturnos y la celebración de eventos deportivos a puerta cerrada.

Pese al aumento de casos no todas las personas aceptan las medidas. El fin de semana pasado en Bélgica, unas 5.000 personas protestaron en la capital contra la decisión del gobierno de cerrar salas de espectáculo, teatros y cines, según informaron las autoridades.

Tras las protestas, la justicia del país suspendió este martes la medida, salvo para los cines, ya que las autoridades demostraron que estos lugares eran un foco de contagio.

Unos 11.500 vuelos fueron suspendidos en el mundo desde el pasado viernes y decenas de miles sufrieron retrasos en uno de los periodos más frenéticos del año. Las aerolíneas señalaron la escasez de personal ante la ola de positivos por ómicron.

*Con información de la AFP