Home

Mundo

Artículo

El “Viking Polaris” sufrió daños menores en el accidente y regresó la tarde del miércoles al puerto de Ushuaia
El “Viking Polaris” sufrió daños menores en el accidente y regresó la tarde del miércoles al puerto de Ushuaia - Foto: Twitter/@VikingCruises

mundo

Terror en el agua: ola gigante mató a una turista estadounidense que se transportaba en un crucero

La embarcación de la empresa “Viking Polaris”, que se dirigía hacia Cabo de Hornos en el archipiélago de Tierra del Fuego, informó también de 4 personas que resultaron heridas tras el accidente.

Un lamentable hecho ocurrió durante el viaje, en crucero, de una ciudadana estadounidense que murió a causa del impacto de la embarcación contra una ola gigante que también dejó a varios pasajeros heridos.

La tragedia sucedió en el trayecto que cubría el crucero antártico “Viking Polaris” que navegaba al sur del Cabo de Hornos, en el archipiélago de Tierra del Fuego, cuando una ola gigante rompió varios paneles de vidrio ocasionando la muerte de una viajera.

Otros cuatro turistas sufrieron lesiones pero sin que sus vidas estén en peligro. Fueron atendidos por el personal médico de a bordo, indicó la empresa.

El “Viking Polaris” sufrió daños menores en el accidente y regresó la tarde del miércoles al puerto de Ushuaia, donde se encuentra amarrado, constató la AFP.

La investigación quedó radicada en la secretaría penal número 2 del juzgado federal de la capital de la provincia de Tierra del Fuego, a cargo del juez Federico Calvete, mientras que la empresa continúa investigando los hechos y trabaja con los pasajeros y la tripulación para organizar sus viajes de regreso.

El “Viking Polaris”, que tiene otros cruceros planeados para esta temporada, fue botado en 2022 y es el más nuevo de la compañía noruega. Su capacidad es de 378 pasajeros y la tripulación de 256 personas, según el portal de la firma.

Dos semanas atrás otros dos turistas murieron mientras realizaban una travesía por Antártida en el crucero “World Explorer” cuando el bote semirrígido en el que hacían una excursión se dio vuelta cerca de la costa y cayeron al agua en un caso que aún está bajo investigación.

Los fallecidos fueron dos hombres de nacionalidad estadounidense de 76 y 80 años, según reportó la policía naval.

Otros casos de accidentes de cruceros en el último año

En septiembre del presente año, en Rávena (este de Italia), una tempestad rompió los amarres de un barco de crucero noruego, el “Viking Sea”, con 870 pasajeros y 200 tripulantes a bordo. Fueron necesarios cinco remolcadores y horas de maniobras para estabilizar el barco y devolverlo al muelle.

En otro caso, un hombre que desapareció durante un crucero de la compañía estadounidense Carnival, fue hallado al día siguiente, en las aguas del golfo de México. El hallazgo fue hecho por la guardia costera de Estados Unidos. De acuerdo con el testimonio de hermana, el hombre fue visto por última vez en el bar del barco, tras ausentarse para ir al baño.

Según el medio mexicano Telemundo, que reporta la noticia, el barco había zarpado la mañana del miércoles en vísperas de Día de Gracias o Thanksgiving. El barco se dirigía desde Nueva Orleans hacia las costas del Caribe.

Al ser interrogado, el hombre estaba consciente, sabía que se había caído por la borda, conocía su nombre y sus condiciones, pero presentaba signos de hipotermia, de shock y deshidratación, a pesar de que lograba comunicarse.

Probablemente el hombre se mantuvo en el agua por más de 15 horas. De acuerdo con el teniente Seth Gross, coordinador de búsqueda y rescate de la Guardia Costera, en su carrera de 17 años jamás había conocido a alguien que hubiera sobrevivido a un tiempo tan largo en el agua.

Con información de AFP*